¿Cómo pasar vacaciones de verano tu perro? Aquí te lo contamos

Durante la temporada de verano, muchos dueños de mascotas optan por llevar a todos los miembros de su familia de vacaciones, incluidos aquellos de cuatro patas. Después de todo, el mejor amigo del hombre también resulta ser un excelente compañero de viaje.

No obstante. antes de salir a la carretera o tomar los cielos, los veterinarios dan ciertos consejos para que la aventura se desarrolle sin inconvenientes. Vamos a conocerlos para que las vacaciones de verano con tu perro sean geniales.

Cómo elegir un destino

Procura que el destino que elijas sea amigable con las mascotas. Actualmente existen muchos hoteles y distintos tipos de alojamiento que aceptan sin problemas a los pequeños.

Entonces antes de viajar reserva en un hospedaje en donde tú y tu mascota seáis bienvenidos.

Antes de salir de viaje

perro viaja coche

Has que tu perro sea revisado por el veterinario. Investiga dónde están las veterinarias en el lugar de destino y cuáles son los números de emergencia.

Recuerda llevar su cartilla de vacunación y toda la información de tu perro.

Siempre es una buena idea pedir una habitación en el primer piso, cerca de una salida, para que puedas salir fácilmente a caminar con tu perro.

Si viajas en coche…

Si vas a viajar en coche es importante que antes de emprender el viaje planifiques algunas cosas.

Por ejemplo, si el viaje va a ser largo, tienes que tomar precauciones. Por eso es muy importante que sepas primeros auxilios. De esa forma puedes reaccionar a tiempo frente a un problema de atragantamiento, por ejemplo.

También es importante que lleves contigo algunos medicamentos. Sedar a un perro que va a viajar no es recomendable. Por lo tanto, si tu pequeño amigo aún no está acostumbrado a viajar, lo mejor es que le enseñes en qué consiste.

Para eso puedes aprovechar parte de tus vacaciones. Puedes empezar con paseos cortos. Quizás podáis ir a un parque juntos.

Siempre recuerda que él debe viajar en la parte de atrás y según el comportamiento que tenga, a veces, hasta es mejor que viaje en su trnasportín.

Todo depende del comportamiento de tu mascota. Por eso es importante que, antes de salir a la ruta, él sepa a qué atenerse.

Cuando viajes en auto, no olvides llevar varias botellas de agua. Tu pequeño amigo, en épocas de calor, puede sufrir mucho si no bebe agua fresca y hasta padecer un golpe de calor. Evita problemas y lleva líquido suficiente.

A medida que avances en kilómetros seguramente en algún momento necesitarás estirar las piernas, y tu perro también lo necesitará.

Cuando sea el momento, bajad del auto y caminad algunos pasos. De paso es una buena excusa para que vaya al baño.

Hay que tener cuidado y no olvidar llevar a tu perro con su collar y correa. De esa forma evitas accidentes.

¿Por qué? Imagínate que luego de horas y horas, te sueltan en el medio de un lugar desconocido. Seguramente, tu amigo intentará correr y puede irse muy lejos o cruzar la carretera sin reparos. Evita problemas y ponle su collar antes de bajar del automóvil.

¿Cinturón de seguridad? Sí, no lo olvides. Para ambos. En las tiendas de mascota se pueden conseguir según el tamaño del animal.  Además, tener una mascota sin restricciones en el coche puede ser peligroso y provocar un accidente.

Si vas a volar…

perro en coche

Viajar con animales en avión siempre tiene que ser una opción que hay que evaluar. Si es supernecesario, muy bien. Pero si no lo es, no está bien estresar al animal sin necesidad.

Una opción segura, quizás con menos riesgo, es cuando los pequeños viajan en cabina junto a sus dueños. Muchas compañías aéreas ofrecen esa opción.

Por lo general, el animal va dentro de su transportín y para que pueda viajar debe tener un certificado médico de su veterinario, cartilla de vacunas  y demás requisitos que pida la aerolíneas o el lugar de destino que vayan a visitar.

Finalmente, en caso de que tu pequeño amigo no entre en la cabina del avión, deberá viajar en bodega. Esa opción por lo general suele estresar mucho a los animales, más aún si no están acostumbrados.

Si te vas de vacaciones y es imposible que el pequeño viaje en cabina, mejor déjalo en casa o en una guardería de mascotas.

Categorías: Bienestar y cuidados Etiquetas:
Te puede gustar