Características de un Mau Egipcio

Virginia Duque Mirón · 25 septiembre, 2016

El Mau Egipcio, como ves en las fotos, no es un gato tan extraño como se podría haber pensado al escuchar el nombre. Es un felino que estamos acostumbrados a ver más de lo que crees. Sin embargo, goza de una historia llena de realeza y ostentación. Por ello hemos creído que merecía la pena dedicar un artículo a esta bella especie.

Dicen que la perspicacia es esencial para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, pues estas a veces son las más imperceptibles. Y este podría decirse que es el caso del Mau Egipcio, pues más allá de su “común” apariencia, se esconde un tesoro de secretos e historia fascinante. ¡Quédate con nosotros y descubre la belleza de este animal!

Historia y origen del Mau Egipcio

 

El Mau Egipcio es uno de los gatos más elegantes que existen, quizá sea por haber pertenecido a dinastías faraónicas durante siglos.

Los gatos eran venerados en el antiguo Egipto, pero no cualquiera podía tenerlos como animal doméstico. Aunque claro, ese “todos” no incluía ni mucho menos a los faraones. Estos adoptaron al Mau Egipcio como mascota de compañía y formó parte de las dinastías durante siglos.

Así que posiblemente el Mau Egipcio sea el gato con mayor antigüedad de la historia. Aunque no fue hasta el año 50 cuando una princesa lo presentó en Roma con el nombre que porta y fue reconocido como raza y especie oficial y legal.

Características del Mau Egipcio

El Mau Egipcio es característico por su color moteado oscuro sobre un fondo claro, normalmente de color blanco.

Sus ojos pueden ser de color verde o ámbar. A diferencia de otros gatos, el Mau Egipcio es más alargado y musculoso y tiene la peculiaridad de que sus patas traseras son más largas que las delanteras.

Como buen egipcio, una característica que lo define son sus ojos rasgados y orientados ligeramente hacia arriba. Todo un gato digno de faraones.

Carácter

Su carácter, como todos los gatos, es independiente, aunque quizá un poco más de lo normal. No obstante, se adapta maravillosamente a la convivencia. Cuando se acostumbre a estar en el hogar, demandará tu atención, pues le encanta que estén pendiente de él.

No es fácil que se acostumbre a estar con extraños y puede reaccionar de manera pasota e incluso agresiva. Por ello, es muy importante acostumbrarlo a estar con otras personas y conocer gente nueva.

Tiene un gran instinto cazador, por lo que se deberá tener especial cuidado si en la casa hay otros animales como hámsters, pájaros u otros pequeños.

Salud

En este aspecto, el Mau Egipcio es algo delicado, pues lleva bastante mal los cambios de temperatura. Así pues, es vital para su salud que dentro del hogar haya una temperatura estable y agradable.

Esto lo puede llevar a sufrir asma y otras enfermedades respiratorias. Debemos tener especial cuidado con anestesias y medicamentos que podrían empeorar la situación, aun cuando no la conozcamos.

También es primordial vigilar de cerca su alimentación, pues tienen tendencia a sufrir obesidad.

Cuidados

gato mau egipcio

Con respecto a los cuidados especiales, no son muchos los que el Mau Egipcio necesita, tan solo los mencionados arriba. Aunque sí debemos prestar especial atención a su pelo si queremos que lo tenga siempre fuerte y brillante.

Para ello, lo peinaremos y arreglaremos al menos 3 veces por semana, lo que favorecerá a que esté fuerte y brillante.

Esto es todo lo que te podemos contar sobre este gato digno de la realeza egipcia. Un animal que te dará mucho amor si decides llevarlo a casa. Solo ten en cuenta nuestros consejos y recomendaciones en sus cuidados para que tu mascota sea un minino feliz.

El Mau Egipcio sin duda será un buen compañero y una mascota sin igual, cuanto menos especial.