Bobtail, curiosa raza de perros

Quizá te sorprendiste al escuchar el nombre de esta raza, pero seguro que lo reconociste rápidamente al ver la foto. ¿Quién no ha visto alguna vez uno de estos entrañables y peludos amigos de color gris y blanco? Quizá no son muy comunes en nuestro país, por eso cabe preguntarnos: ¿de dónde provienen?

Orígen

Autor: Томасина
Autor: Томасина

El primer nombre que se le dio a esta raza fue “Old English Sheepdog”, que significa “Antiguo perro pastor inglés”, y después fue sustituido por Bobtail, que significa “Rabo corto”.

Su actual nombre, Bobtail, es fruto de una característica generalizada en estos perros, el rabo corto. El antiguo nombre nos posiciona sin duda alguna en su lugar de procedencia, Inglaterra.

El hecho de que no tenga rabo se atribuye al hecho de que se les empezó a cortar para que los depredadores del ganado no se lo arrancaran en una huída. El Bobtail fue utilizado como perro pastor y guardián del ganado, aunque no se tiene constancia de esto ni de esta raza antes del siglo XVIII.

Parece que el Bobtail fue fruto de una mezcla entre las razas Ovtcharka, Border Collie y Caniche, generando así una de las razas más nobles y achuchables que existen.

El primer Bobtail se presentó en 1873 en una exposición y siete años después, fue reconocido por el Kennel Club y se fundó el primer club de la raza. Conozcamos un poco más a este animal.

Características

El Bobtail es musculoso, sólido y con una expresión inteligente. Posee una gran vitalidad y si lo miramos desde arriba, su cuerpo tiene forma de pera. Se balancea de forma original y única cuando camina, haciendo de él un perro aunténtico.

Su cabeza es voluminosa y de forma cuadrada. Su hocico mide la mitad de la longitud total de la cabeza. Su nariz es grande y de color negro con unos orificios muy grandes.

Respecto a sus ojos, son de color oscuro o grises aunque se puede ver algún especímen con los ojos azules. Los ojos demasiado claros, sería un defecto en el Bobtail. Su cuerpo es corto y más bien rechoncho, por lo que no es un perro demasiado atlético.

Su pelo es lo único de este animal que será un poco complicado de cuidar. Es largo, ruboso y un tanto grueso y ondulado, por lo que si no lo peinas a menudo, se llenará de nudos que te verás obligado a cortar y que harán que tu animal pierda su belleza exótica.

Pero veamos ahora uno de los rasgos que más nos interesa: su carácter.

Carácter

Al igual que muchísimas otras razas de perros, el Bobtail es cariñoso y sociable. Pero si algo caracteriza al Bobtail, y en lo que estarán de acuerdo todos aquellos que hayan tenido uno, es su poder de adaptación. Ya hemos hablado en este blog en diferentes ocasiones que cualquier perro vive y muere para y por su amo, pero el Bobtail aún va mucho más allá.

Él se integra directamente en las actividades familiares y es capaz de dar a cada uno de los miembros de la familia lo que necesita. Algo que él mismo habrá deducido al haber observado a cada uno de los miembros que habitan su nuevo hogar. Así, de ese modo, será el mejor compañero de juego para los niños, pero a la vez será la mejor niñera cuando lo necesiten protegiéndolos con su vida. Será tu compañero de paseo o de ejercicio cuando lo requieras y tu fiel manta de pies cuando quieras relajarte.

Será un excelente perro familiar cuando se le requiera o el mejor guardián cuando se le ordene. Su gran objetivo en la vida es hacer felices a quienes le rodean, por lo que obedecerá órdenes sin fallar, estén los miembros de la casa o no presentes. Su fidelidad y obediencia será algo que le acompañará siempre, incluso cuando esté a solas.

Es un perro extremadamente observador, tanto es así, que no se conoce ningún animal de esta raza que haya necesitado adiestramiento adicional. Observa y absorbe. Si ve a alguien de la familia triste o enfadado, no parará hasta hacerle esbozar una sonrisa. Le “obligará” a jugar con él o a reírse con él; cualquier cosa menos ver caras largas.

¿No te parece realmente un animal peculiar? Sin duda, sería precioso tener un animal con cualidades tan “humanas” como compañía en nuestro hogar. Si estás pensando en tener un perro que no te pida mucho y te dé más de lo que le pides, no lo pienses más, escoge un Bobtail, ¡no te arrepentirás!

Imagen cortesía de Томасина.

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar