Beneficios de las mascotas en personas mayores

Sin duda, las mascotas como perros o gatos mejoran la salud mental y física de los ancianos. Las terapias con animales han avanzado mucho en ese terreno y se ha comprobado que a los adultos mayores les brindan numerosas ventajas. Preocuparse por su pequeño amigo, sacarlo a pasear, jugar con él o alimentarlo hace que las personas estén activas, no se sientan solos e interactúen socialmente.

Es por eso que tener una mascota te hace sentir bien y a los adultos mayores le pueden traer cientos de beneficios físicos, mentales y sociales ya que ayudan a disminuir su presión arterial, los niveles de colesterol y de triglicéridos, permiten el ejercicio, la socialización y reducen la soledad. Ya sea un perro o un gato,  para los ancianos son una excelente compañía.

Salud física

paseo

Según diversos estudios, las personas que son dueñas de perros tienden a ser más activas físicamente y menos obesas. Los adultos mayores de 65 años que no tienen limitaciones de salud necesitan por semana, al menos dos horas y media de actividad física. Sacando a pasear a un perro, a paso ligero, por 30 minutos o realizando caminatas de 15 minutos, se puede superar ese requisito.

Por otro lado, otras investigaciones sugieren que los dueños de mascotas tienen una presión arterial más baja y menor frecuencia cardíaca que otras personas.
Si los ancianos tienen un perro o un gato están obligados a estar en movimiento y a jugar con ellos. Estar en actividad mejora considerablemente el humor de las personas. Además, para aquellos ancianos que viven solos, les permite estar en contacto con otras personas y no encerrarse en una habitación a ver televisión.

Está comprobado que si tienes un perro corres menor riesgo de contraer un ataque al corazón y aumenta tu supervivencia a un año después de haberlo padecido. Los dueños de mascotas de edad avanzada, cuando caminaban con un perro, hacen ejercicio y se aseguran menos visitas al doctor.

Salud emocional

gato persona mayor

Como mencionamos está demostrado que tener animales y jugar con ellos ayuda a eliminar el estrés. Además la interacción con los animales ha demostrado ser un tratamiento eficaz de la medicina alternativa para darle batalla a la depresión. Tu mascota siempre estará allí para escucharte.

No estás solo. Cabe destacar que las mascotas pueden ser muy reconfortantes para aquellos adultos mayores que han perdido recientemente un cónyuge o ser querido.

Cuando tienes un perro o un gato seguramente estás al tanto de su bienestar, le hablas y hasta llega a dormir contigo. De hecho, existen investigaciones que demuestran que la tenencia de mascotas aumentó considerablemente en aquellas personas que se encuentran divorciados, viudos o separados.

Por otro lado, los animales domésticos, especialmente perros, suelen ayudar a que los adultos mayores socialicen con otras personas. Cuando paseas un perro te encuentras con otras personas, seguramente ellos quizás también están paseando a su perro y te pregunten acerca de la raza del tu mascota, edad o nombre y ¿cómo evitar a responder sobre nuestro pequeño amigo?

En los hogares de ancianos, la presencia de un perro se asocia con una menor necesidad de medicación, la mejora de la función física y de los signos vitales, incluso cuando los pacientes sufren de demencia. La lista de beneficios incluye disminución de la depresión, aumento de participación, bienestar, ingesta de nutrientes y mayor interacción social.

Algunas investigaciones

Cientos de estudios científicos han demostrado cómo los animales pueden alegrar la vida de los adultos mayores y ayudar a mejorar significativamente su salud.

Una línea de investigación sobre el envejecimiento demuestra cómo las terapias con mascotas generan hormonas que afectan el estado de ánimo.

La realización de investigaciones en este campo, sugiere que los cambios hormonales que ocurren naturalmente cuando los seres humanos y los perros interactúan, podrían ayudar a las personas a lidiar con la depresión y ciertos trastornos relacionados con el estrés. Los resultados preliminares muestran que acariciar unos minutos a una mascota provoca una liberación de ciertas hormonas- serotonina, prolactina y oxitocina- ayudan a sentirse bien.

Finalmente otros estudios investigan cómo los animales pueden mejorar la memoria de los adultos mayores ya que se ha demostrado que si aumenta el nivel de estrés de los ancianos se acelera la pérdida de memoria.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar