Qué animales pueden ser mascotas y cuáles no

Si bien los perros y los gatos se llevan la palma a la hora de elegir un animal de compañía, también suele ser una opción común los peces, los pájaros y algunos reptiles y roedores. Sin embargo, quizá por moda, hobby u ostentación, algunas personas prefieren especies catalogadas como exóticas. Y entonces surge la pregunta del millón, ¿qué animales pueden ser mascotas y cuáles no?

¿Todos los animales pueden ser mascotas?

perro o gato

Partamos de la base de que los animales domésticos -de granja o de compañía- son aquellos que se han adaptado a los ambientes caseros en los que habitan. En contrapartida, los animales salvajes necesitan que se reproduzcan las condiciones de su ambiente silvestre para poder sobrevivir en una casa.

Hecha esta aclaración, sabemos que el hombre desde siempre quiere jugar a ser dios y elige caprichosamente a sus mascotas, a veces con consecuencias impredecibles.

Y la legislación española aún no es clara ni específica a la hora de determinar qué animales pueden ser mascotas y cuáles no. Por eso, para evitar vacíos legales y contradicciones, muchas asociaciones de defensa de los animales vienen solicitando a las autoridades que confeccionen un listado positivo de las especies que se pueden tener en los hogares. En todo caso, es importante que la especie exótica no esté en peligro de extinción o no sea considera invasora o potencialmente peligrosa.

Quizá por moda, hobby u ostentación, algunas personas prefieren especies catalogadas como exóticas o salvajes como animales de compañía. Pero no todos pueden ser considerados como mascotas.

Esa costumbre tan humana de …

El afán humano por controlar cada ser y cada cosa, o quizá por querer ostentar y considerar que el dinero todo puede resolverlo, ha dado muestras a lo largo de la historia de famosos o poderosos de distintos ámbitos que alardean con mascotas poco habituales.

Para ilustrar el tema, un buen ejemplo es Salvador Dalí, cuyas genialidades a la hora de encarar el arte no tenían por qué repetirse en sus actitudes cotidianas, aunque algunos también las festejaban e incluso imitaban.

Fue así que a fines de los años 6o tuvo como mascota a un oso hormiguero. Una fotografía de Dalí saliendo de una estación del metro de París con este pobre animal obligado a tamaño despropósito, hizo que buena parte de la alta sociedad francesa lo imitara. Así fue como los vermilinguos se convirtieron en mascotas de muchas personas por puro esnobismo. Pero antes del oso hormiguero, el artista había tenido como mascota a Babu, un ocelote.

Hoy en día nos siguen llegando noticias de celebridades que eligen como animales de compañía a tigres, canguros, boas, leones, mofetas o distintas especies de monos.  Y algunos quieren imitarlos. O una película exitosa pone de moda alguna criatura exótica y muchos enseguida quieren tener una igual en sus casas sin medir las consecuencias de sus acciones.

Las mascotas exóticas también se abandonan

Pero cuando las modas pasan, los animales crecen o no resultan tan adorables ni manejables como se suponía que eran. Estos seres inocentes que tuvieron la desgracia de ser convertidos en mascotas, también suelen ser abandonados por propietarios irresponsables.

Algunos tienen como destino la muerte segura, porque no desarrollan sus habilidades de supervivencia estando en cautiverio o porque se encuentran lejos de su ambiente natural.

Pero los que logran adaptarse al nuevo hábitat y no tienen competencia, se propagan con facilidad y pueden convertirse en plaga, poniendo en peligro a especies autóctonas.

Es el caso, por ejemplo, de las tortugas de Florida, los mapaches o los cerdos vietnamitas. Estos últimos suelen verse cerca de los cascos urbanos e incluso llegan a cruzarse con los jabalíes.

Por qué algunos animales no pueden ser mascotas

tigre en su cama

A continuación te detallamos algunas de las razones por las que los animales salvajes no deberían ser elegidos como mascotas:

  • Criarlos en un entorno distinto al suyo es cruel.
  • Contribuyes a la caza furtiva y al contrabando de algunas especies en peligro de extinción.
  • Transmiten distintas enfermedades: rabia, salmonelosis, psitacosis, etc.
  • Pueden terminar atacando a algún miembro de la familia, sobre todo cuando llegan a la edad adulta.
  • Necesitan alimentos específicos que, por desconocimiento o dificultad para conseguirlos, no les puedes proporcionar. Y estas deficiencias nutricionales suelen traer graves consecuencias.
  • Los privas de la convivencia con sus congéneres, esencial para que aprendan a sobrevivir.
  • Estar alejados de su ambiente natural puede causarles depresión y enfermar o hasta morir sin causa aparente.

Además, habiendo tanto gato y tanto perro sobrepoblando protectoras o vagando por las calles y con muchas ganas de dar y de recibir cariño, ¿cuál es la necesidad de sacar a un animalito de su hábitat natural?