Animales muy extraños y divertidos

Francisco María García · 17 enero, 2016

La naturaleza, siempre sorprendente, ofrece especies de animales, e individuos fascinantes. Hay animales que, debido a su aspecto, a sus extraños comportamientos, o bien a causa de su lugar en los procesos evolutivos, se salen de lo común.

Algunas especies de animales, por su pigmentación, son negros del todo. En otros casos, se trata de animales en miniatura que parecen más propios del cine con sus diminutos tamaños. En ocasiones, podemos observar especies de las profundidades marinas muy extrañas. Hay un pez murciélago, llamado de “labios rojos”, que usa sus aletas pectorales para andar, literalmente, por el fondo del mar.

Tiburones, murciélagos, y más…

Un tiburón que habita los océanos es el descendiente de una familia que procede de los primeros habitantes de la tierra. Es el último representante que aún vive de los llamados “Mitsukurinidae”, que proceden de hace 125 millones de años. Este animal habita a partir de profundidades marinas de 100 metros.

El murciélago Yoda o también llamado “de las frutas”, procede de regiones de Nueva Guinea, del año 2009. El descubrimiento de esta especie es bastante reciente, razón por la cual, ni su nombre ni dicha especie están aún totalmente documentadas. Su peculiar nariz es llamativa, pero también imprescindible para poder alimentarse en el medio del que procede, de semillas de frutas dispersas.

Osos y monos muy especiales

El oso del sol es el más pequeño de su especie. Se encuentra en bosques de las zonas bajas del sur de Asia y es el protagonista de muchas leyendas locales, entre otras cosas, por la marca de sol que lleva en su pecho, que le aporta el nombre característico. Se alimenta de frutas que encuentra en su entorno. Lo más usual es plátanos y cocos.

En Myanmar hay un mono que da la impresión de no tener nariz. La realidad es que su apéndice nasal está muy levantado hacia arriba, y da la impresión de no existir. De esta forma, la lluvia penetra en sus orificios nasales, y es frecuente verlo estornudar. Es una especie nueva dentro del mundo científico, pero cuando llueve es fácil localizarlos escondiendo la cabeza entre sus piernas para que el agua no entre en su nariz.

Pequeños y extraños animales

musaraña elefante
Autor: ZeWrestler

El cangrejo yeti se encuentra en las profundidades de las aguas del Pacífico sur. Es una especie que fue localizada a 2228 metros, al sur de la Isla de Pascua. Es un crustáceo de enormes filamentos en sus extremidades, como si tuviera unas pinzas gigantescas. En teoría, le serviría para coger su alimento.

El llamado Puercoespín Arborícola, está dotado también de un gran apéndice nasal. Su cuerpo puede llegar a tener 55 cm. de largo, su cola entre 33 y 48 cm y en su peso llega a los 4 kg. En la parte dorsal hay gran número de espinas y púas fuertes y muy unidas, de varios coloridos. Las espinas que hay en la cabeza, patas y cola son cortas; las de la espalda son largas y muy gruesas.

Dispone de una cabeza redonda, con una nariz y labios grandes y gruesos, y unas orejas pequeñas. Los pies tienen integradas unas anchas almohadillas extendidas, con cuatro garras fuertes.

Hay un tipo de musarañas de tal tamaño, que son denominadas musarañas elefante. En su longitud, llegan a los 31 centímetros, con una cola que puede sobrepasar los 25. Aunque su peso normal no suele superar los 280 gramos, en algunas ocasiones pueden llegar a los 700 gramos. El pelo de la parte dorsal puede variar, según el hábitat donde viva, desde un gris amarillento hasta un llamativo rojo.

Otro buen ejemplo de animal extraño y divertido son los llamados petauros del azúcar. Es un animal nocturno con costumbres arborícolas. Se llaman así por su preferencia a cualquier alimento que esté azucarado. Se trata de una especie muy social que forma grupos de hasta 7 ejemplares, en su mayoría hembras. Si se encuentra en estado de cautividad, necesita también la compañía de animales de su especie.

Imagen cortesía de ZeWrestler.