5 trucos contra el mal aliento en los perros

Luis Francisco · 25 abril, 2016

El mal aliento es un problema desagradable que en más de una ocasión nos puede hacer pasar un rato inconveniente.  De hecho, está comprobado que uno de los momentos más vergonzosos que alguien puede pasar sucede cuando le dicen que tiene mal olor de boca.

Aunque algunos no lo sepan, los canes también pueden sufrir este gran inconveniente, hecho que los hacen ser muy parecidos a los humanos.

Cuando vivimos una situación de esta índole con nuestro can, es muy importante hacer todo lo posible por eliminarles el mal aliento. Sin embargo, esto no siempre resulta fácil. A propósito de esto, aquí te dejamos 5 trucos que te serán de mucha ayuda para resolver con facilidad este problema.

Aliméntalo adecuadamente

cambios de comida

La manera en la cual alimentas a tu pequeño amigo de cuatro patas suele ser determinante para que este tenga un buen o mal aliento. Es por esto que si el compañerito no come bien, tendrá un olor desagradable, mientras que si lo alimentas de manera adecuada, será todo lo contrario.

Por ejemplo, si tu perro come muchas carnes, lo más normal es que su aliento huela terrible. Esto se debe a que dichos alimentos suelen dejar residuos en sus dientes, los cuales son atacados posteriormente por bacterias.

Lo más recomendable es brindarle una dieta a base de alimentos secos como las croquetas de pienso de buena calidad, en vez de los clásicos  enlatados.  De esta forma tu perro estará bien alimentado y su aliento no tendrá mal olor.

Cómprale juguetes

Estos objetos no solamente le serán de mucha ayuda para divertirse y combatir el estrés, sino que también le permitirá tener un buen olor de hocico.

Y es que para sorpresa de propios y extraños, muchos juguetes para perros también funcionan como una especie de cepillo dental que limpia las placas y elimina los restos de comida que queden.

Si bien esto es algo que recomendamos para que tu can no tenga mal aliento, es importante que este empiece a usarlo desde cachorro.  De esta manera contará con una agradable higiene bucal y evitarás que desarrolle la mala costumbre de morder cosas.

Los juguetes que mejor funcionan para este fin son los que están fabricados con nylon o caucho natural. Esto se debe a que masajea las encías y limpia los dientes del compañerito gracias a su consistencia.

Aceite de coco para mejorar el mal aliento

Para nadie es un secreto que existen muchos aceites que son geniales para nuestra salud. Sin embargo, esto es algo que también sucede con el mejor amigo del hombre.

De todos los que puedes darle a tu can, uno de los mejores es el de coco. Este aceite es fantástico gracias a una serie de propiedades que le son increíblemente favorables.

De hecho, este aceite es sumamente efectivo como elemento nutricional y como estabilizador del metabolismo del pequeñín. Es por esto que su consumo por parte de tu mascota será fundamental para eliminar su mal aliento.

Una pequeña cucharada al día será una dosis más que suficiente para tu perro. No solamente mejorará su higiene bucal, también el brillo de su pelo.

Haz que mastique perejil

Aceptémoslo, en algún momento en el que hemos tenido mal aliento, siempre ha existido alguien que nos ha recomendado masticar perejil para combatir este inconveniente.

El detalle curioso no es solo que es uno de los remedios naturales más efectivos contra este problema. También es útil con los perros.

¿No lo sabías? Sucede que esta planta cuenta con propiedades que la hacen eficiente contra los problemas digestivos. Esto provoca que quien la mastique no sufra del temido mal olor de boca.

Si deseas hacer esto con tu perro, lo recomendable es darle dos veces a la semana una pequeña hoja para la mastique. Nunca se la ofrezcas muchas veces seguidas, podría ocasionarle daños.

Sírvele agua fresca

perros beben agua

Considerando que el mal aliento lo ocasionan las bacterias, uno de los lugares en los que pueden aparecer con mayor frecuencia es en su taza de agua.

Para evitar esto, solo debes asegurarte de servirle siempre agua fresca. De esta forma las bacterias no aparecerán en dicho espacio. Así no tendrás que preocuparte por el aliento de tu can.

Si sigues cada uno de estos trucos, podrás mantener la higiene bucal de tu pequeño amigo.