5 causas que pueden estresar a tu perro

Virginia Duque Mirón · 15 septiembre, 2015

Hay situaciones del día a día, que quizá podemos dar por sentadas o incluso por inexistentes, que pueden estresar a tu perro. Es posible que tu perro necesite cosas que ni siquiera tú hayas pensado que debas darle y que, por tanto, no les estés prestando atención, y esto pueda estresar a tu perro.

El estrés en los perros

Quizá te estés preguntando: Pero, ¿los perros se estresan? ¡Por supuesto! Al igual que los humanos, los perros tienen emociones y necesidades. Cuando estas se alteran, es fácil que un perro se pueda estresar.

De hecho, ellos manifiestan señales que pueden hacernos saber si hay alguna situación que los haya llegado a estresar.

Estas señales pueden ser lamerse demasiado rápido y demasiadas veces la nariz, olisquear toda la casa con una ansiedad desmedida, no tener ánimo de nada y otras muchas más.

Un veterinario te puede orientar y ayudar si ves algunas de estas señales, aunque, no obstante, nosotros te vamos a ayudar a que evites que tu perro se llegue a estresar.

Causas del estrés

1. Falta de ejercicio físico

tuberculosis en los perros

Es cierto que los perros necesitan salir a hacer sus cositas fuera de casa. Pero también es cierto que debemos llevarlos atados, por lo que el animal no puede soltar la adrenalina contenida por haber estado todo el día en casa.

Todos los perros necesitan jugar, correr y cansarse, por lo que no es suficiente con salir atado a dar una vuelta a la manzana tres veces al día.

¿Qué hacer? Si vives en un piso pequeño es poco probable que tu perro pueda hacer algún tipo de ejercicio.

Así, si quieres evitar una de las principales causas que pueden estresar a tu perro, deberás buscar un parque, la playa, un parking, una calle cortada y sin tráfico, algún lugar donde puedas soltarlo sin peligro y que el animal pueda correr a sus anchas.

A veces hay lugares que no son peligrosos ni para tu perro ni para ti en la madrugada.

2. Aburrimiento

¿Te aburre la rutina? ¿Ir a pasear por los mismos lugares, el camino al trabajo, ver la misma gente…? ¡A tu perro también! El aburrimiento lo puede estresar enormemente.

Se cansará si vuestros paseos siempre son por el mismo lugar, a las mismas horas, de la misma duración, viendo los mismos perros y la misma gente. Intenta cambiar los lugares y la duración de vuestros paseos.

3. Soledad

Se ha dicho que los perros no tienen noción del tiempo y que, por tanto, no les importa si te vas ocho horas o si te vas cinco minutos. Bueno, no hay nada de eso comprobado, pero lo que sí lo está es que la soledad puede estresar a tu perro y él puede ser consciente de cuánto tiempo pasa solo.

Para que tu perro no se llegue a estresar, intenta no dejarlo solo más de cinco o seis horas al día.

Puedes llevarlo a una guardería canina, tal vez con un familiar o, al menos, intentar pasar todo el tiempo que puedas con él en tu tiempo libre, como fines de semana, tal vez llevándolo de escapada.

4. No poder entrar en casa

perro se pierde

Sabemos que si tienes una gran terraza la querrás aprovechar para que tu perro pase rato ahí pero, si le prohibes la entrada a la casa, el animal se sentirá excluido y se podrá estresar.

¿Por qué decimos esto? Muy simple, el perro está creado para vivir en manada, es un animal de compañía, que necesita amar y sentirse amado. Si no se siente parte de una manada se podrá estresar e incluso tener malas conductas.

No te estamos diciendo que tenga que dormir en tu cama, pero quizá podrías marcar horarios en los que podrías permitirle estar dentro de la casa y verse arropado y parte de una familia.

5. Estrés en casa

Si hay niños en la casa, es probable que quieran estar a todas horas con el perro. Esto lo puede estresar, por lo que te aconsejamos que enseñes a los niños cuándo y cómo pueden estar con el perro y qué pueden o no hacer con él.

Hay muchas causas por las que un perro se puede estresar, pero si eres observador y estás dispuesto a hacer sacrificios pequeños por tu animal, conseguirás un perro feliz y libre de estrés.