¿Me puede enfermar mi perro?

Aunque lo cuides con esmero, lo lleves periódicamente al veterinario y cumplas con las pautas de vacunación y desparasitación, de pronto te preguntas: ¿me puede enfermar mi perro?

Si bien, la mayoría de las dolencias que padecen los canes no son transmisibles a los humanos, algunas sí pueden contagiarse. Por tal motivo, es importante que conozcas cuáles son estas afecciones y, sobre todo, como prevenirlas.

¿De qué manera me puede enfermar mi perro?

Autor: Wagner Cezar

Autor: Wagner Cezar

Las zoonosis pueden definirse como aquellas enfermedades que aquejan a los animales y que -bajo determinadas condiciones- se transmiten al ser humano y viceversa.  Se adquieren:

  • Por contagio directo con el animal enfermo
  • Por medio de fluidos corporales, como la orina o la saliva
  • A través de algún intermediario: mosquitos u otros insectos

Según el agente que las produce, las afecciones que los perros pueden transmitirnos se agrupan en:

  • Parasitarias
  • Virales
  • Fúngicas
  • Bacterianas

Aunque gran parte de las enfermedades que padecen los perros no se transmiten a los personas, algunas se pueden contagiar. Por eso, es importante que consultes al veterinarios para que tanto tu mascota como tú no resultéis perjudicados por alguna de estas dolencias.

Cómo afectan a los humanos los parásitos de los perros

Los parásitos de los peludos son una de las principales vías de contagio de enfermedades hacia los humanos, sobre todo a través de la ingestión de huevos y larvas presentes en las heces.

Por tal motivo, los niños son los más expuestos, a causa de que su sistema inmunológico es más débil. Además, estos suelen llevarse las manos a la boca sin lavárselas.

A través de estos parásitos podemos contraer, por ejemplo:

Enfermedades virales y fúngicas que nos pueden transmitir los peludos

La rabia es una infección viral aguda que afecta al sistema nervioso y que carece de cura una vez que empiezan a desarrollarse los síntomas. Si bien por medio de la vacunación se erradicó de muchos lugares, hay regiones donde todavía causa la muerte de gran cantidad de personas.

Mucho más leve, pero bastante molesta, resulta la dermatofitosis o tiña, provocada por diferentes especies de hongos. Se trata de una infección superficial de la piel, de los pelos y de las uñas que se contrae al acariciar a los perros infectados o al entrar en contacto, por ejemplo, con tierra o arena donde estuvo un animal afectado. Debe tratarse con medicación antifúngica.

Contagio de bacterias presentes en los canes

Entre las zoonosis provocadas por bacterias podemos destacar las siguientes:

  • Leptospirosis. Se adquiere por contacto directo con la orina de animales infectados. El perro se contagia de Leptospirosis a través de animales afectados y luego transmite la enfermedad a las personas.
  • Salmonelosis. Es causada por la salmonela. La salmonelosis está considerada una de las infecciones bacteriales más comunes que los canes transmiten a los humanos.
  • Fiebre botonosa. La causante es la garrapata marrón del perro.
  • Pasteurelosis. La pasteurelosis se contagia a través de las mordeduras, ya que la bacteria vive en la boca de los canes.
  • Campilobacteriosis. Causa diarrea sangrante, fiebre y vómitos.
  • Enfermedad de Lyme. La transmisión se produce cuando una garrapata que mordió a una mascota infectada muerde también a una persona.

Tenencia responsable de mascotas para cuidar la salud de humanos y animales

perro y persona

Cuando decides adoptar o adquirir una mascota es indispensable que, entre tus responsabilidades, esté la consulta permanente con el veterinario. El profesional sabrá indicarte los pasos a seguir para que tu peludo se mantenga sano y, además, no te enferme ni a ti ni a tu familia.

Por tal motivo, desparasitar y vacunar en tiempo y forma a tu amigo de cuatro patas es un tema que no puedes dejar pasar. Además, debes comprometerte a darle a tu mascota un ambiente limpio y confortable.

Si de todas maneras tu mascota se ve mal, acude de inmediato a la consulta veterinaria. También, debes cuidar tu salud. No olvides que algunas enfermedades que puede contagiarte tu perro pueden llegar a ser potencialmente peligrosas para ti.

Sin embargo, recuerda siempre que los beneficios de tener un animal de compañía –de manera responsable- supera con creces los inconvenientes de salud que podría llegar a provocarte.