5 razas de perros con más posibilidad de sufrir un cáncer

El cáncer se cobra miles de millones de vidas humanas cada año. A pesar de los avances tecnológicos y científicos, muchos tipos de cáncer no tienen cura. Desgraciadamente, esto no solo sucede a los humanos, sino que nuestros leales amigos los perros también pueden sufrirlo. Es importante saber cómo podemos detectar el cáncer en perros, y si aún no tienes uno, deberías saber qué razas son más propensas a tenerlo.

Tipos de cáncer en perros más comunes

alimentar pastor aleman 3

Aunque cualquier tipo de cáncer puede aparecer en un perro, se conoce que hay al menos seis tipos que son más comunes. ¿Por qué? No lo sabemos. Al igual que el cáncer en personas, esto sigue siendo una incógnita también en los perros. Unos sobreviven y otros no, unos son más agresivos y otros no tanto. La única explicación que tenemos es que el cáncer crece de una célula maligna que en unos humanos (o perros) se desarrolla y en otros no.

Lo seis tipos de cáncer en perros más comunes son:

  • Cáncer de piel
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de huesos
  • Tumores malignos en cabeza y cuello
  • Cáncer testicular
  • Linfoma (afecta al sistema inmunitario)

Queremos repetir que estos son los tipos de cáncer en perros más comunes, pero hay otros tipos que un perro podría sufrir. No obstante, cualquier tipo de enfermedad presenta unos síntomas, y un cáncer no es la excepción en este caso. Por ello, debes estar alerta a cualquier cambio que tu animal presente, pues podrías estar ante un caso de cáncer en perros, aunque ójala que no.

Cómo detectar el cáncer en perros

Algunos síntomas pueden parecernos comunes, e incluso ni siquiera les daríamos importancia. No obvies ningún cambio, por pequeño que te parezca en tu animal, podrías salvarle la vida. A continuación te presentamos varios síntomas que el cáncer en perros puede presentar:

  • Pérdida de apetito. Quizá podríamos pensar que puede ser un síntoma de una enfermedad común como un resfriado o un dolor de cabeza, pero si la pérdida de apetito persiste por más de dos o tres dás, lleva a tu perro al veterinario. Aun si no es cáncer, la pérdida de apetito en perros no tiene buenas consecuencias.
  • Pérdida de peso. Un animal que come normalmente y que no tiene vómitos o diarreas no tiene que perder peso sin más. Llévalo al veterinario.
  • Hemorragias. Un signo claro de que algo no anda bien. No importa si es macho o hembra.
  • Inflamaciones en cualquier parte del cuerpo. Puede ser algo relacionado con los músculos, pero siempre es mejor llevarlo al veterinario y salir de dudas.
  • Olor putrefacto en alguna zona.
  • Dificultad para tragar, orinar o defecar.

Estate atento a todas estas señales y si ves alguna que persiste, no lo dejes correr ni dejes que pase el tiempo. Debes llevar cuanto antes a tu perro al veterinario y sigue sus indicaciones.

Si aún no tienes un perro y estás pensando en adquirir uno, debes saber que hay unas razas más propensas que otras a sufrir cáncer. A continuación, te lo contamos.

Razas con mayor riesgo de cáncer en perros

doberman

A pesar de que siempre pensamos que un perro de raza pura es mejor que uno cruzado, los de raza tienen más riesgo de sufrir cáncer, siendo los de mayor tamaño aún más expuestos. Estas son las cinco razas que han sufrido en mayor número cáncer:

  • Bóxer
  • Golden Retriever
  • Rotweiller
  • Doberman
  • Pastor alemán

Esto no significa que todos los perros de estas razas vayan a sufrir cáncer, ni mucho menos. Tan solo que de todos los casos que se conocen de cáncer en perros, la mayoría son de estas razas. No obstante, hay cifras que nos pueden “esperanzar”.

De cada 3 perros, uno contrae cáncer, mientras que solo la mitad muere por esta enfermedad. Sabemos que es una tasa alta, y nos gustaría que algún día ningún perro, y por supuesto ninguna persona muriera de esta enfermedad. Pero, mientras llega ese día, debemos estar atentos a los signos que puedan mostrar que algo en el organismo de nuestro perro va mal.

La rapidez en atender una anomalía puede salvar la vida de tu perro. No des por sentado que lo que le pasa es causa de una enfermedad común leve. Acude a tu veterinario siempre que lo consideres oportuno.

Imagen cortesía de Kevin.