4 perros que siguieron los pasos de Hachiko

Contamos las historias de aquellos canes que dieron una lección de lealtad y sacrificio por sus dueños, incluso tras la muerte de estos

Hachiko siempre permanecerá en nuestros corazones. Dejó un ejemplo de lealtad impoluta, de amor abnegado, de sacrificio sin fin. Su historia fue tan emotiva que incluso se hizo una película basada en ella y en la vida de este perro tan especial. Queremos hablarte sobre otros perros que siguieron los pasos de Hachiko. Veamos sus historias.

Recordemos a Hachiko

Hachiko era un perro feliz que vivía con su familia humana y al que todos querían, pero él mostraba especial predilección por su dueño, el hombre de la casa. Desde que era un cachorro sintió su cariño, sus mimos, sus abrazos y el tiempo que le dedicaba a sus juegos o simplemente a pasear con él.

Todos los días lo acompañaba hasta la estación de tren, donde su amo tomaba el transporte que lo llevaba al trabajo. Durante años Hachiko hacía el mismo trayecto: de casa a la estación acompañado, de la estación a casa solo y viceversa.

Pero un día sucedió lo que Hachiko nunca hubiera deseado: mientras esperaba a su dueño en la estación a que volviera del trabajo, este nunca apareció. Un infarto acabó con su vida, y el animal no entendió por qué su dueño no salía por la puerta de la estación como sucedía siempre.

Qué hacer con un perro abandonado

Hachiko decidió ir a la estación todos los días con la finalidad de encontrarlo. Estaba allí día y noche, y aunque su familia quiso llevarlo a casa, él se negó. Durante 10 años estuvo en el mismo lugar, parado, esperando. Los vecinos y demás transeúntes le daban de beber y comer e incluso algo con lo que taparse. Un ejemplo de fidelidad absoluta.

Su historia impactó tanto a los habitantes del lugar que decidieron hacerle una estatua al animal cuando este murió, frente a la misma estación en la que pasó su vida, la Estación de Shibuya en Tokyo.

Algunos perros que siguieron los pasos de Hachiko

Algunos tienen nombre propio, otros nombres no los conocemos, pero todos tienen algo en común: un sentido de la lealtad y el amor mucho más alto que muchas personas. Estos son algunos de los perros que siguieron los pasos de Hachiko.

Perros esperando a sus dueños

  • Jacinto. Este perrito que vive en Puebla, México, fue una de las víctimas de un enorme seísmo, junto a su familia humana. Desgraciadamente, su dueño murió durante el desastre y el animal se negó a salir de los escombros si él no aparecía. Aun cuando todos los escombros se recogieron y se edificó de nuevo, el animal permanece todos los días en el lugar, deseoso de volver a ver a su dueño. Para que luego digan que estamos preparados para la muerte…
  • Husky. Un husky se sentó en la sala de espera de un hospital a esperar a su dueño en un hospital de Monterrey en México. Durante días estuvo en la sala, solo, sin comida, ni agua. Aunque su dueño fue trasladado a otro hospital, parece que nadie informó al animal y se quedó a la espera de que su dueño se recuperara y fuera a buscarlo.
  • Otra perrita estuvo durante 14 días en la puerta de un hospital esperando a su dueño que falleció. La perrita murió allí mismo, el lugar en el que vio a su amado amigo por última vez.
  • Capitán. Este perrito estuvo durante 10 años viviendo sobre la tumba de su dueño. A pesar de que llegó a cumplir allí los 16 años, y que estaba enfermo, nunca se retiró del lugar, esperanzado en volver a ver a su mejor amigo. Algo que nunca sucedió…

Nos conmueve conocer historias de perros que siguieron los pasos de Hachiko, los cuales nos dejan un ejemplo increíble del amor abnegado y la lealtad que las personas deberíamos esforzarnos por demostrar.

Te puede gustar