El wolfhound irlandés, el coloso de los perros

Laura Huelin · 24 diciembre, 2017
Se trata de una raza de perro gigante –la más alta del mundo– y es tranquilo y amigable, lo que le convierte en una estupenda mascota, si bien hay que prestar especial atención a los cuidados porque por su tamaño las articulaciones tienden a sufrir

El wolfhound irlandés o lobero irlandés es la raza de perro más alta que existe. Tras rozar la extición se reforzaron sus genes con los del gran danés, y aunque no lo aparenta, es más alto todavía que este último. Con un carácter bonachón, te presentamos al coloso de los perros.

Historia

Esta raza es tan antigua que se pierden sus orígenes. Se sabe que surgió en Irlanda y que los celtas los empleaban en la caza y en la protección del ganado frente a los lobos. La mención más antigua que tenemos de la existencia de esta raza la hace Julio César al alabar la nobleza y belleza de estos perros.

Estos perros son originarios de Irlanda, pero con los romanos se extendieron por toda Europa. Sin embargo, hacia 1800 estuvieron en peligro de extinción, como tantas otras razas de canes. Entonces se decidió recuperarla: se fortalecieron sus características propias al cruzarlo con gran daneses o el lebrel escocés, y así se recuperó la raza.

El wolfhound irlandés es una raza de perro muy especial: está clasificada por la FCI como un lebrel,  un pariente cercano a los galgos y los podencos, a pesar de que su aspecto raras veces recuerda a un perro de este tipo. Además, es un lebrel que le hace frente a los lobos y protege el ganado, cosa nada común en este tipo de razas.

Características

Nos encontramos ante la raza de perro más alta. Un adulto alcanza entre 70 y 80 centímetros de altura hasta la cruz, sin diferencias significativas de tamaño entre hembras y machos; es un perro de tamaño gigante, que puede llegar a cerca de 55 kilos de peso.

Wolfhound irlandés o lobero irlandés

La forma de su cabeza recuerda a un galgo: tiene un morro alargado y afilado. El stop, o lo que es lo mismo, la diferencia entre el cráneo y la nariz es muy suave y tiene los ojos pequeños y oscuros. También tiene las orejas típicas de lebrel: pequeñas, triangulares y caídas a los lados de la cabeza.

Sin embargo, tiene el pelo largo y duro. Asimismo, es más largo en las extremidades y más grueso en lo que respecta a la cola. En cuanto a las tonalidades que presenta, puede ser de varios colores diferentes: gris, atigrado, negro, blanco, etc.

El wolfhound irlandés tiene el pecho profundo y el vientre estrecho; la forma de su cuerpo le hace parecer más pequeño que otras razas de perros gigantes, pero es solo una percepción debido a sus proporciones.

Comportamiento

A esta raza le llaman el ‘gigante bonachón’, ya que es una de las razas más dóciles y tranquilas que existen. El wolfhound irlandés es amable, equilibrado y extremadamente cariñoso con su familia. Tiene un carácter ideal para tratar con niños, aunque por su gran tamaño puede resultar brusco o descuidado con ellos.

Se ha usado como perro de protección de terrenos, gracias a su imponente tamaño, aunque en realidad es demasiado amigable como para este trabajo. Así, su capacidad de trabajo está restringida al campo: la caza y el cuidado del ganado.

Wolfhound irlandés o lobero irlandés: compotamiento

Adicionalmente, tiene grandes instintos cazadores, por lo que los juegos de perseguir objetos como pelotas o palos están muy desaconsejados para esta raza de perros. Hay, en cambio, muchos otros juegos de olisqueo y rastreo que disfrutará enormemente.

Cuidados

Un perro con un tamaño tan grande es propenso a diferentes tipos de enfermedades o problemas de salud, además de las propias de su raza. Cabe señalar que la prevención de estas enfermedades debe estar supervisada y aconsejada por un veterinario.

Esta raza de perros, como muchas de las razas medianas, grandes y gigantes, es propensa a tener displasia de cadera. Ademas, es especialmente susceptible de sufrir torsión de estómago, un problema de salud grave con un porcentaje de mortalidad muy alto.

Como enfermedades propias de esta raza, hay mayor aparición de cáncer de huesos en el wolfhound irlandés que en otros perros; así como cardiopatías y problemas oculares como la distrofia de la retina.

Todos los perros deben hacer revisiones periódicas con su veterinario y debe tenerse especial cuidado en seguirlas en un perro de un tamaño tan grande. En este sentido, es necesario seguir con el calendario de vacunas y desaparasitación que se recomiende.

El wolfhound irlandés es un perro tranquilo, pero de gran tamaño. No es necesario obligarle a ejercitarse con juegos de perseguir o correr, pero sí es preciso proporcionarle largos paseos de calidad para que pueda desgastar su energía.

Finalmente, el wolfhound irlandés o ‘gigante bonachón’ es la raza de perro más alta que existe. Además de su tamaño, destaca por su carácter cariñoso y amigable.