Wan Yan, millonario que queda en quiebra por rescatar miles de perros

Virginia Duque 5 diciembre, 2015

A cualquier amante de los animales le encantaría que los perros callejeros dejaran de existir, que todos tuvieran un hogar cálido, acogedor y lleno de amor que los colmara de felicidad. Pero claro, para eso, como para todo en esta vida desgraciadamente, se necesitaría mucho, mucho dinero. Además del dinero, buenos corazones que amaran más las pequeñas cosas que lo material.

Este tipo de actitud solidaria brilla por su ausencia, pero aún hay muchos amantes de los animales que estarían dispuestos a cualquier cosa por ellos. La prueba está en nuestro blog, que existe gracias a todos vosotros, que amáis, cuidáis y respetáis a los animales.

Otra muestra, es la historia que te vamos a contar en este artículo. Wan Yan es un millonario de 29 años que dejó de serlo por su amor a los animales, ¿te contamos su historia?

Wan Yan y su perrito

Autor: Juanedc
Autor: Juanedc

Wan Yan amaba a los animales, pero no sabía cuán grande era ese amor. Llevaba varios años con su perrito, cuando un día, sin saber cómo, desapareció. Podemos imaginar su desesperación y angustia. Este joven millonario de 29 años empezó a recorrer toda la localidad china en la que vivía dispuesto a encontrar a su amigo.

Empezó recorriendo las calles, poniendo carteles con una foto de su animal, preguntando a vecinos y amigos y yendo a todas las perreras conocidas. La exhaustiva búsqueda no tuvo resultados positivos, pues el perrito de Yan nunca apareció. Sin embargo, Wan Yan tuvo mucho tiempo durante esa búsqueda para observar y meditar en algo.

Notó cuántos perros callejeros había por toda la ciudad pasando frío, hambre y otras penalidades. Sintió como si su corazón diera un vuelco haciéndole sentir una tristeza que lo embargó. No podía dejar de pensar que su amado perrito podría estar en una situación igual a la de ellos. Por eso tomó una decisión.

Wan Yan y su decisión

Pensando en que él tenía los medios para ayudar a esos perros, no pudo quedarse con los brazos cruzados y se puso manos a la obra.

Wan Yan invirtió todo su dinero en comprar una perrera y hacer de ella un centro de rescate animal sin ánimo de lucro. La acondicionó con todas las comodidades, empezó a rescatar perros, a darles la atención veterinaria que requerían y proporcionarles un lugar digno y comida de alta calidad.

Wan Yan llegó a albergar 1000 perros callejeros, los cuales ya tienen dueño y un hogar. En la actualidad, hay más de 200 que necesitan alguien que los adopte.

Wan Yan comenzó esta iniciativa en 2012, poniendo en ella todo su empeño y su dinero. Hoy, 3 años después, ya no tiene más medios económicos para mantener a estos perros, por lo que esta solicitando ayuda. Ni siquiera pide dinero, sino donaciones en especies que le permitan seguir dándole a estos animales los cuidados que requieren.

¿Arrepentido?

Depués de leer esta conmovedora historia en que un joven de 29 años parecía tener todo y se quedó sin nada por cuidar a unos perros callejeros, muchos podrían preguntarse si Wan Yan está arrepentido de haberse quedado sin un centavo por su decisión. El mismo Yan nos contesta:

Mi riqueza está en esos más de mil perros que encontraron un hogar y que me lo agradecerán siempre. Eso llena de gozo mi vida y mi corazón.

-Wan Yan-

Sin duda, un hombre de puros sentimientos que realmente sabe valorar lo que merece la pena. A pesar de la avaricia, el consumismo y el materialismo que este mundo desprende como si fuera un aire que respiramos, aún hay personas con gran corazón que entienden una gran verdad: el dinero tan solo es un medio para conseguir cosas.

Qué es la verdadera felicidad

perros salchicha

Algunos dicen que el dinero no da la felicidad, y eso es cierto, ya que la felicidad es un sentimiento, y los sentimientos son algo inmaterial, por lo que nada material podría jamás crearlo. La verdadera felicidad está en dar y compartir con aquellos que amamos.

La buena persona de corazón cuida de su animal doméstico, los inicuos son crueles con los suyos.

-Proverbio Bíblico-

Deseamos que haya muchas más personas que quieran probar esa felicidad compartiendo con nuestros amados animales para darles una vida mejor. También, queremos felicitar a Wan Yan por este bonito acto con los animales más desfavorecidos. ¡Mucho ánimo!

Imágenes cortesía de Vicki Warwick y Juanedc.

Te puede gustar