Vete de vacaciones con tu mascota

Virginia Duque Mirón · 4 enero, 2016

Las vacaciones son lo más esperado por todos cada año. Pero siempre hay un pequeño ápice de tristeza que nos invade cuando llega esta época y consiste en pensar qué hacer con nuestra mascota. Otros años la hemos dejado con unos familiares o en un hotel para perros de confianza, pero esta vez hemos decidido llevárnoslo con nosotros. Bien, pues hay varias cosas que debes saber para llevar a cabo tus planes.

Hay aspectos a tomar en cuenta antes de viajar y también durante el viaje para que las vacaciones con tu mascota se conviertan en una época inolvidable para todos.

Vacaciones con tu mascota: antes del viaje

viajar al extranjero con tu perro

Lo primero y más importante que debes averiguar es si en el lugar donde te vas a hospedar aceptan animales. Hoy día hay muchos hostales, hoteles y apartamentos de alquiler donde te permitirán pasar tus vacaciones con tu mascota.

Otro de los factores a tener en cuenta es la documentación de tu animal. Deberás tener su cartilla de vacunación en regla. Si vas a viajar al extranjero necesitarás hacerle un pasaporte canino y conocer los requisitos del país al que vas a viajar con respecto a la entrada y salida de animales.

También, deberás consultar con la aerolínea o el transporte que vayas a usar sus términos de aceptación de animales. Hay compañías aéreas que te permitirán llevar a tu cachorro contigo mientras que otras no. Asegúrate de conseguir un cajón del tamaño apropiado para que las vacaciones con tu mascota no se conviertan en un suplicio para tu perro.

Si cuando viajas con tu mascota en coche se marea, es muy probable que también le suceda en un avión, barco o tren, por lo que deberás pedir a tu veterinario que te de unas pastillas para el mareo apropiadas para tu perro.

El equipaje

Tu mascota tendrá derecho a su equipaje y además es esencial que cuentes con varias cosas que necesitará allá donde vayas de vacaciones con tu mascota.

Esta es una lista de lo más necesario:

  • Champú y colonia para perros
  • Spray antipulgas (quizá haya más de las que crees en el lugar al que vas)
  • Recipiente para agua. Este deberá ser cómodo para dar de beber a tu perro durante el viaje en caso de que su tamaño le permita viajar a tu lado.
  • Comida. Aunque es mejor que el viaje lo haga en ayunas, si este es demasiado largo deberá comer algo. Lleva pienso, es lo más práctico y limpio.
  • Su pasaporte y tarjeta de vacunación
  • Bolsas para recoger excrementos
  • Papel absorbente (por si se hace un pipí accidental)

De viaje con tu mascota

Coche

Si vas en coche lleva a tu perro en la cajeta para evitar que pueda causar un accidente por querer estar encima de ti. Para cada 2 ó 3 horas para que ambos estiréis las piernas. Si vas a ir a tomar un café o comer a un restaurante ni se te ocurra dejar al perro en la cajeta encerrado y con sol. Átalo con su correa a algún lugar en el que haya una sombra y déjale su recipiente con agua y comida cerca.

Avión

Si tu perro pesa menos de 6 kilos podrá ir contigo en cabina. Si su peso y el de la cajeta no llega a los 6 kilos, podrá llevar un equipaje de mano hasta alcanzar ese peso.

Si el animal pesa más de 6 kilos deberá ir en bodega, normalmente sedado. Tendrás que adquirir una jaula suficientemente grande para que el animalito pueda darse la vuelta en ella. Debe ser una jaula homologada por lo que te recomendamos que la adquieras en un establecimiento de confianza.

Deberás presentarte con el animal y la jaula 3 horas antes en la línea de facturación. El animal estará en ayunas durante el viaje así que recuerda darle de beber antes de embarcar. Casi con total seguridad deberás presentar la documentación del animal.

Tren

gato en bolsa

Hasta hace poco no se creó la normativa en la que se permite que vayas de vacaciones con tu mascota en tren, pero bajo ciertas restricciones. Si vas en coche cama compartido podrás llevarlo siempre que la persona con la que compartes esté de acuerdo. Eso sí, deberá ir en una cesta o una cajeta.

Como equipaje, es la otra opción, aunque no podrás tenerlo contigo, deberá ir en el carguero de equipajes.

Lo cierto es que irte de vacaciones con tu mascota puede ser una experiencia única en donde los sentimientos de incertidumbre al pensar si tu mascota está bien atendida mientras tú no estás, desaparecerán.