Una vida saludable para tu gato

Antonia Tapia · 8 abril, 2015

Si tienes un gato, seguramente en reiteradas ocasiones te has preguntado cómo puedes hacer para mejorar su calidad de vida. Con los avances en medicina y nutrición, los mininos viven más tiempo que nunca. En ese sentido, no es raro hoy en día ver una mascota que llega a sus 20 años sin mayores dificultades. A continuación, compartimos algunos tips para que tu pequeño amigo tenga una vida saludable.

Esperanza de vida

Es difícil hablar de la esperanza media de vida de un gato sin discutir primero las diferencias entre un felino que vive en una casa o departamento y aquél que pasa mucho tiempo al aire libre sin supervisión. Para estas mascotas, el tiempo de vida puede ser mucho más corto, ya que están expuestos a una serie riesgos que incluyen enfermedades infecciosas, exposición a productos tóxicos, accidentes, entre otros. Por eso, presta atención a los hábitos de tu pequeño amigo y supervisa sus comportamientos de manera que puedas evitar problemas.

Dieta balanceada

gatos comiendo

Proporcionar una dieta equilibrada y completa es una de las cosas más importantes que puedes hacer para que tu gato se encuentre sano y puedas asegurarle una vida saludable y prolongada. La dieta también debe ser apropiada para la edad y estilo de vida de tu felino. Por ejemplo, un gatito debe consumir una dieta que apoya el crecimiento, mientras que uno adulto puede requerir menos calorías o incluso tener problemas de salud que precisan ciertas restricciones. Las necesidades nutricionales de cada gato son diferentes. Además, es importante evitar la sobrealimentación.

Por otro lado, fomentar el consumo de agua es muy importante para la salud de tu mascota. Procura que siempre tenga su cuenco de metal o vidrio con agua limpia y fresca.

Ejercicio regular

Mantener un gato delgado y en forma es otro factor que contribuye a darle una vida larga y saludable. Los felinos con sobrepeso son propensos a una serie de enfermedades, incluyendo diabetes, problemas de corazón, enfermedad de la piel, y muchas más. Todos los días anima a tu gato a hacer ejercicio a través de juegos interactivos. También puedes fomentar la actividad a través del uso de alimentos a modo de premio o golosina.

Esterilización/castración

La esterilización y castración aumenta la vida útil de los gatos. Además se reduce la tendencia a desarrollar problemas de comportamiento molesto o incluso intolerables, como el marcado o pulverización. También evita la sobrepoblación de animales.

Enriquecer el entorno de tu gato

El enriquecimiento ambiental es una necesidad para todos los gatos, especialmente los que habitan en el interior, ya que es más seguro que vivir fuera, pero puede contribuir al aburrimiento de tu mascota. Para que esto no ocurra y no descargue energía en muebles o cortinas, procura que tu felino tenga juguetes y otros objetos que estimulen su mente.

Evita que en el interior de casa, tu mascota tenga al alcance productos o plantas tóxicas que pueden dañar su salud.

Con higiene es mejor

sida en gatos

La higiene bucal se pasa por alto con frecuencia, sobre todo para los gatos. Sin embargo, es muy importante cuidar sus dientes y boca. La mayoría de los felinos mayores de tres años ya tienen algún grado de enfermedad dental que puede ser dolorosa.

El cuidado bucal correcto implica aspectos en el hogar, así como atención veterinaria regular. Es probable que su veterinario tenga que anestesiar a tu mascota a fin de hacer un examen oral completo. Sin anestesia, es imposible que pueda encontrar esos problemas. Además, el especialista, puede ayudarte a establecer una rutina de cuidado en el hogar que puede incluir cepillado de dientes, toallitas orales, enjuagues bucales y otras opciones.

Visitas periódicas al veterinario

Todos los gatos requieren visitas regulares a su veterinario. Los felinos son maestros del disfraz cuando se trata de la enfermedad. Incluso el dueño más observador puede no ser capaz de detectar los primeros signos de algún padecimiento. Sin embargo, su veterinario está capacitado para buscar esas señales. Además, tiene la ventaja de realizar análisis de sangre, orina y otras pruebas.

Por otro lado, controla su peso, vacunas y calendario de desparasitación. Revisa si tiene pulgas y finalmente si quieres una vida saludable para tu gato, programa chequeos veterinarios anuales.