Un perro que salvó a su familia del ataque de un oso es abandonado por la misma

Mariela Ibarra Piedrahita · 9 junio, 2015

A mediados de agosto de 2014 empezó a circular en redes sociales una noticia publicada en la página del Centro de Control y Cuidado Animal de la ciudad de Nueva York, en la que se contaba la historia de cómo un perro que salvó a su familia del ataque de un oso fue abandonado por la misma.

La historia evidencia de una manera tan clara y contundente el nivel de ingratitud al que son capaces de llegar los seres humanos que ha tenido eco en muchos medios y se ha compartido a través de diferentes redes por personas que no alcanzan a comprender lo ocurrido.

Se trata de Duke, un pastor alemán de cuatro años de edad, que fue entregado al Centro de Control Animal, pues sus familiares alegaban que presentaban alergias a la mascota. Fueron ellos quienes les refirieron a los encargados del centro la historia en la que Duke los había salvado de un oso que tenía tres veces su tamaño durante un viaje familiar, demostrando así que es un perro muy protector de su familia, por lo que consideran que alguien más podría darle un hogar.

Sin embargo, lo realmente triste de esta historia es que, a pesar de lo mencionado por la familia, que entre otras cosas dijeron que era un perro dulce, cariñoso y sabía responder a varias órdenes, ninguno de ellos volteó siquiera la mirada para darle un último adiós a Duke una vez lo entregaron a los encargados del centro.

maltrato animales 2

Algo que llegó a empeorar la situación para Duke, que ya era bastante difícil tratándose de un perro adulto de talla grande, fue el haber sido fichado como con “problemas de comportamiento” al haberle gruñido a algunos miembros del personal del centro. Esto quería decir que se limitaban considerablemente sus opciones de adopción, pues quedó catalogado como un “New Hope” (Nueva esperanza, en inglés), lo que significa que solo puede adoptarlo una familia que tenga experiencia demostrable tratando casos de perros con agresividad.

Sin embargo, la familia de Duke dijo que el perro era muy cariñoso y que solo solía mostrarse un poco desconfiado con aquellas personas que no conocía, pero que no tiene historial de agresión a personas u otros animales. A pesar de esto, debido a lo difícil que sería encontrar un nuevo hogar para este hermoso perro, fue puesto en la lista de adopción urgente, lo que quería decir que podría ser sacrificado en cualquier momento.

Conocer la historia del can, además de ver la foto en la que se lo puede apreciar muy asustado y el pago que le dio su familia por su lealtad causaron una indignación total en las redes sociales, lo que fue un hecho bastante afortunado para Duke, pues una entidad de apoyo que conoció su historia fue en su rescate.

perro abandonado

Ahora Duke se encuentra en la fundación Petharbor a la espera de una nueva familia, que esperamos sea definitiva. Si bien no se han reportado nuevas noticias sobre su condición actual, sí se le puede garantizar a este leal amigo una espera tranquila, sin el riesgo de la eutanasia.

Una investigación posterior realizada sobre la familia de este can ha dado indicios de que la verdadera razón por la que dieron en adopción a Duke pudo deberse a problemas con el casero. Es de este tipo de historias por las cuales las personas deberían darse cuenta de que tener una mascota no debe ser una decisión que se tome a la ligera. Existen muchos factores como el espacio, los vecinos  y el costo que hacen que, sin importar el buen comportamiento o lo mucho se que desee la mascota, terminen siendo abandonados, entregados a terceros de manera irresponsable o en la perrera.

Afortunadamente la historia para Duke tomó un giro positivo gracias a que cientos de personas compartieron lo que le ocurrió. Esperemos pues que el can consiga el hogar que se merece.