Un estudio revela que tener mascotas hace a los dueños más felices y sanos

Alba Muñiz · 7 julio, 2015

Si tienes una mascota, o varias, seguramente eres una persona feliz. Pero ahora esta felicidad parece estar certificada por estudios científicos que, además, revelan que la convivencia con animales domésticos hace que sus dueños sean más sanos.

La investigación fue realizada por la Universidad Miami de Ohio (Estados Unidos) y señala también que los propietarios de mascotas poseen una autoestima mayor, son más aptos físicamente y tienden a ser menos solitarios y temerosos y más extrovertidos.

¿Por qué tener mascotas hace a los dueños más felices y sanos?

niño perro

Los investigadores concluyeron que los animales de compañía producen beneficios psicológicos y físicos en sus dueños y son una fuente importante de apoyo social. Y que, más allá de la ya demostrada ayuda que aportan a personas con distintos inconvenientes de salud, también se manifiestan consecuencias positivas en la gente que está sana.

En el listado de cosas buenas que nos brindan nuestras queridas mascotas, además de todo su amor, se encuentran:

  • Mayor felicidad
  • Menos estrés
  • Motivación para realizar ejercicio físico
  • Disminución de la presión arterial
  • Colesterol estable
  • Reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares
  • Más posibilidades de sobrevivir después de sufrir un ataque cardíaco

El dato crudo de la realidad dice que, quienes poseen mascotas acuden un 15 por ciento menos a consultas médicas que aquellos que no las tienen.

Por otra parte, una encuesta llevada a cabo por la Universidad de Australia Occidental indicó que más del 70% de las personas que poseen mascotas señalaron que nunca o muy rara vez se sienten solos.

Además, la posibilidad de lograr un nivel recomendable de actividad física es más alta entre las personas que tienen perros y que pasean y juegan con ellos a diario.

No obstante, pasear un perro no solo contribuye a que realices ejercicio físico, sino que también incrementa tu vida social. Seguramente hará que te relaciones con otros dueños de mascotas o con vecinos del barrio que iniciarán una conversación contigo tomando a tu can como excusa.

Y otro dato nada menor. Si eres fumador, compulsivo o no, quizá tu mascota te ayude a decidirte a abandonar el cigarrillo. Muchos lo han logrado. Es que tu conciencia tiene que poder más que el vicio. Piensa en el mal que el humo le puede provocar a tu querido amigo y encontrarás una razón más que suficiente para dejar de fumar.

Beneficios para todos

vacaciones perro

Interactuar con gatos, perros o con el animal de compañía que hayas elegido, trae aparejado beneficios para todas las edades.

Se ha comprobado que los niños que crecen con mascotas tienden a ser más responsables, disciplinados, compasivos, cooperantes y generosos.

En pequeños con trastornos emocionales, los animales hacen más fácil el aprendizaje de las matemáticas, incrementan la autoestima y contribuyen a que entiendan mejor conceptos como vida y muerte.

Si se trata de adultos mayores, las mascotas no solo elevarán su autoestima al proporcionarles una ocupación y una responsabilidad cotidiana que, a su vez, será correspondida con afecto. También potenciarán la vitalidad y reducirán los sentimientos de tristeza, la ansiedad y la depresión.

Por tales motivos, cada vez es más utilizada, en muchos lugares, la denominada terapia asistida por animales de compañía. Se trata nada más ni nada menos que de la participación de las mascotas en intervenciones terapéuticas, ya que el animal puede ser un puente de comunicación entre el profesional y el paciente.

Su efecto beneficioso se pudo constatar en personas con:

  • Autismo
  • Enfermedades del corazón, terminales o mentales
  • Parálisis cerebral
  • Trastornos de comportamiento

También los animales han sido de mucha ayuda en el caso de víctimas de violaciones.

Así que tenlo bien presente. Tu mascota no solo hará de ti y de tu familia seres más sanos y felices. También los mantendrá más unidos como grupo. No olvides agradecérselo con caricias, palabras de afecto y alguna que otra recompensa apetitosa.

Y, si todavía formas parte del grupo que no tiene animales en su hogar, pero esta nota te ha impulsado a adoptar un perro o un gato, recuerda que, además de una fuente de beneficios, tienes ante ti una gran responsabilidad.

Se trata de seres vivos que deben ser tratados con respeto y amor. No son objetos que se usan y se tiran cuando te aburres de ellos. Si entiendes esto, seguramente te convertirás en una persona que compartirá feliz su vida con su querida mascota.