Tu perro recuerda todo lo que haces. ¡Cuidado!

Virginia Duque Mirón · 7 febrero, 2017

Quienes vivimos con un perro sabemos más que de sobra que entienden no solo muchas de las situaciones, también muchas de nuestras palabras. Son inteligentes y muy propensos al aprendizaje. Es más, parece que no hay nada que se les escape. Por eso seguro que no te sorprende que te digamos que tu perro recuerda todo lo que haces.

Los perros y su mirada

perro cabeza inclinada

¿Quién no se ha sentido incómodo en alguna ocasión porque su perro lo mira fijamente mientras lo sigue de un lado a otro? Nos mira cómo nos levantamos de la cama, cómo nos vestimos, cómo hacemos el café y nos lo tomamos… Estas son solo algunas de las circunstancias.

¿Por qué lo hacen? O lo más intrigante, ¿qué hacen con esa información? Aunque la pregunta puede parecer ridícula, hay nuevos estudios que demuestran algo muy interesante. No obstante, la observación en los perros siempre ha sido una cualidad innata. Les gusta explorar lo que encuentran a su alrededor y disfrutan observando detenidamente a aquellos con los que vive o los amigos de estos.

Dicen que la mayor memoria de los perros es la olfativa, y eso nadie pude discutirlo, pero no significa que sea la única. De hecho, hoy te confesamos un secreto recién descubierto: tu perro recuerda todo lo que haces.

Tu perro recuerda todo lo que haces, ¡lo dice un estudio!

Antes nos preguntábamos qué hace nuestro perro con toda la información que absorbe al observarnos, bien sea a nosotros o a otros miembros de la familia. Hemos creído que lo hacen porque están aburridos, o como un modo de pasar el tiempo, sin darle la importancia que posiblemente tenga.

Pues bien, en la Universidad de Budapest, tres investigadores llevaron a cabo un estudio en el que aseguran que “los perros no solo recuerdan lo que ellos hacen, sino lo que sus dueños y demás miembros de la familia hacen también, aun cuando estas acciones no son de la más mínima importancia para ellos”.

Este estudio está investigando lo que se conoce como memoria episódica, conocida solo en humanos, y es la que nos ayuda a recordar aun cosas que no creemos importantes.

¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

rompecabezas-para-perros

Se entrenaron a diferentes razas de perros, 17 canes en total, algunos de ellos mestizos. El entrenamiento se llevó a cabo con un programa llamado “Haz lo que yo hago”, del cual la autora, Fugazza, escribió un libro con el mismo nombre pero en inglés, “Do as I do”.

El sistema consiste en hacer coincidir la conducta humana con la de los perros. Enseñar a los canes a repetir nuestras propias actuaciones a la voz de “¡Hazlo!”. Por ejemplo, el dueño salta y dice “¡Hazlo!” y el peludo también salta.

Lo curioso del experimento es que los animales son capaces de imitar la conducta de sus dueños incluso 24 horas después. Es decir, su memoria episódica es capaz de alargarse hasta 24 horas.

Dando la orden “¡Hazlo!” 24 horas después de la primera imitación, el perro aún recuerda qué debe hacer. ¡Es asombroso! 

Aunque esto no es todo, ya que eso sería tan solo aprender una nueva orden como “ven”, por ejemplo. El estudio fue más allá, y quiso sorprender a las mascotas. Las enseñaron a tumbarse, e independientemente del gesto que su dueño hiciera, ellos debían tumbarse. Sin embrago, cuando se cercioraron de que todos los perros se tumbaban, los sorprendían a la voz de “¡Hazlo!”.

Al ser capaces de imitar de manera inesperada y pasadas varias horas, quiere decir que su memoria episódica funciona como la nuestra, por lo cual son capaces de recordar tareas cotidianas aun cuando no tienen ninguna importancia. Pero, ¡ojo! Tu perro no solo recuerda lo que hace él, recuerda lo que haces tú.