Tres detenidos por dejar morir de hambre y sed a cuatro animales

Virginia Duque Mirón 9 febrero, 2016

Aunque nos alegra escuchar de personas que luchan por los animales y por su supervivencia, nos siguen entristeciendo las historias sobre desalmados que tienen un trato cruel con ellos y que en ocasiones les ocasionan la muerte. Hoy, aunque lamentamos hacerlo, tenemos que contarte esta triste epopeya de mascotas que han sido dejadas para morir de hambre y sed.

Tenemos que hacerlo por poco que nos guste porque necesitamos que se divulgue para que así podamos crear conciencia y evitar que estos episodios se repitan. Aunque el final no ha sido el mejor para algunos de los animales, fue justo para los desalmados culpables que terminaron detenidos. Te contamos la historia de tres detenidos por dejar morir de hambre y sed a cuatro animales.

La historia de tres detenidos por dejar morir de hambre y sed a los animales

Maltrato animal

La historia sucedió en Alcalá de Guadaira en Sevilla. Movidos por los centenares de denuncias en las redes sociales sobre los susodichos, los cuales estaban ubicados en una finca en la zona de Cerro Clavijo, los agentes de policía llegaron hasta el lugar.

Cuando arribaron a la finca se encontraron con una escena cruel e impactante. Habían al menos diez perros que estaban al borde de la muerte por deshidratación y desnutrición, fruto de no tener ni alimento ni agua. Uno de ellos ya estaba muerto cuando los agentes llegaron y otro murió a los pocos minutos.

En otro lado de la finca encontraron tapado con una tolda a un caballo fallecido. Había otro en muy mal estado que fue trasladado para ser operado e intentar salvarle la vida, pero eso no pudo ser, murió después de la intervención.

No contentos con eso, dos burros estaban moribundos, con signos de falta de agua y comida. Lo cierto es que la escena debió ser dantesca y triste. Es una pena que todavía hoy se produzcan estas situaciones tan penosas.

¿Cómo supo la policía de la noticia?

Los vecinos de los detenidos estaban al tanto de lo que sucedía en esa finca. Estaban tristes y cansados de ver día tras día que los animales adelgazaban y se desnutrían y deshidrataban y hasta los escuchaban llorar. Así que como no se querían ver implicados y recibir reproches o incluso amenazas de los acusados, decidieron publicar fotos y explicaciones de estas prácticas y del lugar en las redes sociales.

Estas no tardaron en llegar a la policía, quienes rápidamente pidieron una orden de registro e incautación. Aunque en España las imágenes de redes sociales y de cámaras de vigilancia no se consideran una prueba judicial, en este caso y como excepción se dio vía libre a los agentes para que hicieran lo que consideraran oportuno.

maltrato animales 2

La policía no dudó ni un minuto lo que tenían que hacer y detuvieron a los dos propietario de la finca y a uno de sus socios y fueron pasados a disposición judicial tras conocer las imágenes y ver en primera persona lo que allí sucedía.

Este veredicto fue basado en los informes de un veterinario de la localidad que fue requerido por los agentes. Este pudo ver el estado lamentable de los animales, las pobres criaturas ya muertas y cómo una docenas más de ellos estaban atados a un coche remolque sin alimento ni comida

El maltrato animal saltaba a la vista y el veterinario no tuvo ninguna duda de afirmar y firmar eso en el informe policial.

Se necesita valor para denunciar un caso de maltrato, y sabemos que el miedo a represalias y amenazas está presente en estos casos, pero los vecinos de Alcalá hicieron lo correcto y gracias a ellos han habido algunos de estos animalitos que han podido salvarse.

Te animamos a que si ves una situación parecida, aunque sea en una escala más pequeña, denuncies. No te quedes callado. Tu valor y tu palabra pueden ayudar a salvar a algunos. Si todos hacemos esto, podremos acabar con el maltrato animal. Es una misión social en la que todos debemos estar involucrados y atentos. Que ninguna mascota más pueda morir de hambre y sed.

Te puede gustar