Tortuga aligator: hábitat y características

La tortuga aligator es una especie que tiene una determinación de sexo mediada por la temperatura del ambiente. Además, es uno de los quelonios más grandes y letales que existen en todo el mundo. ¿Quieres conocerlo?
Tortuga aligator: hábitat y características
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 22 junio, 2021.

Última actualización: 22 junio, 2021

Cuando escuchamos la palabra “tortuga”, nos viene a la mente la imagen de un bonito reptil con caparazón, sin embargo, existe una especie que parece más un pequeño dinosaurio. La tortuga aligator (Macrochelys temminckii) presenta características físicas que recuerdan bastante a las de un caimán o cocodrilo, debido a que tiene varios picos y elevaciones a lo largo de su cuerpo.

Por si su apariencia no fuera suficiente, esta reptil cuenta con una poderosa mordida que puede provocar un estropicio en los tejidos de cualquier vertebrado. Es bastante grande y robusta, por lo que es capaz de llegar a hacer mucho daño si llegas a molestarla. Sigue leyendo y conoce más sobre esta fascinante y peligrosa especie.

Características de la tortuga aligator

La tortuga aligator puede llegar a sobrepasar los 80 kilogramos de peso y es capaz de vivir hasta 70 años en cautividad. Se caracteriza por tener un cuerpo cubierto por escamas y placas óseas, que tienen constricciones en forma de pico. Por otro lado, su caparazón presenta 3 hileras de picos a lo largo de su cuerpo, lo que le da un aspecto espinoso y arcaico al animal.

La longitud de su cuerpo puede alcanzar unos 75 centímetros y su cola resalta por ser gruesa y larga. El caparazón de la especie llega a medir alrededor de 30 centímetros, así que algunas partes de su cuerpo quedan desprovistas de protección. De todas formas, este quelonio está armado con filosas garras y una fuerte mandíbula con pico, así que su coraza no es su única defensa.

Los colores de la tortuga son obscuros y van de gris-marrón hasta los verdes-olivo. Debido a que habita las corriente de los ríos, su cuerpo suele estar revestido por algas.

Una tortuga aligator con la boca abierta.

¿Cómo vive?

La forma de vida de este reptil se centra en mantener su posición dentro de las corrientes de agua, ya que de aquí obtiene la mayor parte de su alimento. Su forma física le permite tener ventaja, debido a que se confunde fácilmente con el fondo de los ríos. A pesar de esto, se mueve bastante a lo largo de los cuerpos de agua y designa sitios de descanso para poder resguardarse.

Por otro lado, no es una especie migratoria, así que su hábitat es bastante reducido. A pesar de pasar la mayor parte de su vida en el agua, cuando se reproduce pone sus huevos en la tierra. Debido sus características, se le considera un depredador del nivel trófico más alto, lo que significa que tiene muy pocos enemigos cuando es adulto.

¿Cómo se alimenta?

Esta especie es carnívora durante los primeros estadios de vida. Sin embargo, conforme se desarrolla amplia su abanico nutricional y alcanza un estatus de omnivoría. Su dieta está compuesta de diversos peces, aves, insectos, anfibios, mamíferos, crustáceos e, incluso, otras tortugas.

Además, estos quelonios no tienen preferencia por el tipo de carne, ya que en cautiverio pueden comer cualquier compuesto cárnico, incluso carroña.

La boca de este animal ha desarrollado una característica especial para poder atraer y cazar a los peces. La punta de la lengua de este organismo es similar a la apariencia de un gusano —forma vermiforme—, con el objetivo de engañar a los peces y lograr que se acerquen. Durante el “teatro”, se mantiene inmóvil en el fondo del agua con el hocico abierto, y cuando llega su presa, asesta una mordida rápida, certera y letal.

Este reptil caza preferentemente por las noches, casi como una especie nocturna. Sin embargo, también muestra actividad durante el día, por lo que algunos lo clasifican como una especie oportunista.

Reproducción

La tortuga aligator es una especie ovípara, que no alcanza su madurez sexual hasta los 11 o 17 años de edad. Además, los machos suelen ser más grandes que las hembras. Los nidos de este organismo cuentan con aproximadamente 35 huevos por puesta, pero tienen una alta probabilidad de ser depredados. Esta es una de las razones por las que sus poblaciones se han visto disminuidas.

En 2013, el Departamento de Biología y Museo de Historia Natural de la Universidad de Lousiana hizo un experimento para conocer la depredación que sufren los nidos. Este equipo se encontró con que el 100 % de los refugios fueron destruidos y los huevos se convirtieron en alimento de otros animales. Dichos resultados no son nada raros, pues dependiendo de la época, máximo el 20 % de las crías alcanzan a nacer.

Por si fuera poco, de estas crías que alcanzan a salir del huevo, solo el 19,5 % logran llegar a la edad juvenil. Debido a esto, se ha propuesto la protección de los nidos como un medio para evitar la disminución de las poblaciones y la posible extinción de la especie.

El sexo de estas tortugas viene determinado por la temperatura a la que se incuban los huevos. Además, su desarrollo en aguas calientes sobre unos 30 °C hace que crezcan más rápido.

Distribución de la tortuga aligator

La tortuga aligator es una especie acuática nativa de ríos en Estados Unidos. Se restringe a los cuerpos de agua que desembocan en el Golfo de México, por lo que su distribución abarca desde Florida hasta el este de Texas, pasando por Arkansas, Georgia, Lousiana y Oklahoma.

Es considerada la especie de agua dulce más grande de la zona, aunque ha tenido que soportar décadas de depredación por humanos. La población de este reptil ha decrecido hasta niveles que empiezan a ser alarmantes, debido a la demanda que tiene su carne y a los platillos típicos de algunas regiones, como la sopa de tortuga.

¿Se puede tener una tortuga aligator como mascota?

Aunque puede parecer una mascota exótica ideal para acuarios gigantes, no se recomienda tener una tortuga aligator en casa. Características como su tamaño y su peso juegan un papel muy importante a la hora de pensar en los requerimientos para que este animal tenga una vida plena. Por esta razón, se recomienda optar por alguna otra especie de tortuga como mascota.

La extensión de su hábitat debe tener tanto cuerpos de agua como de tierra. Aunado a esto, el ambiente debe contar con vegetación, peces, rocas y un flujo de agua constante. Es por ello que solo centros especializados en protección, parques naturales o zoológicos son capaces de cargar la responsabilidad de mantener y criar ejemplares de tortugas aligator a largo plazo.

Además, en cuanto a su conservación, esta especie se encuentra clasificada como vulnerable. Esta situación se debe a su historia de sobreexplotación —por parte de los humanos— y a los problemas con su hábitat y su reproducción. Afortunadamente, ya existen diversos esfuerzos por protegerla de la extinción, así que aún no todo está perdido.

En ciertas regiones está directamente prohibido tener a esta especie en casa sin permisos, debido al tamaño que alcanza y a la potencia de su mordida.

Una tortuga aligator en un acuario.

A pesar de sus mandíbulas letales, esta especie no destaca por su agresividad. De todas formas, debe tenerse mucho cuidado si se llega a tener un encuentro con un ejemplar, ya que su mandíbula es capaz de romper huesos. Siempre y cuando no la agredas o intentes manipularla, estarás a salvo. Algo que debemos mantener siempre en mente es el respeto a la naturaleza y a sus integrantes.

Te podría interesar...
Los cuidados de una tortuga de agua
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los cuidados de una tortuga de agua

Entre las diferentes clases de mascotas que se pueden tener en casa, está la tortuga de agua... ¿Qué cuidados necesita este curioso reptil?



  • Sheil, C. A. (2005). Skeletal development of Macrochelys temminckii (Reptilia: Testudines: Chelydridae). Journal of Morphology263(1), 71-106.
  • Riedle, J. D., Shipman, P. A., Fox, S. F., & Leslie Jr, D. M. (2006). Microhabitat use, home range, and movements of the alligator snapping turtle, Macrochelys temminckii, in Oklahoma. The Southwestern Naturalist, 35-40.
  • Baker, S., Kessler, E., Darville-Bowleg, L., & Merchant, M. (2019). Different mechanisms of serum complement activation in the plasma of common (Chelydra serpentina) and alligator (Macrochelys temminckii) snapping turtles. PloS one14(6), e0217626.
  • Chaffin, K., Norton, T. M., Gilardi, K., Poppenga, R., Jensen, J. B., Moler, P., ... & Mazet, J. (2008). Health assessment of free-ranging alligator snapping turtles (Macrochelys temminckii) in Georgia and Florida. Journal of wildlife diseases44(3), 670-686.
  • Jensen, J. B., & Birkhead, W. S. (2003). Distribution and status of the alligator snapping turtle (Macrochelys temminckii) in Georgia. Southeastern Naturalist2(1), 25-34.
  • Elsey, R. M. (2006). Food habits of Macrochelys temminckii (alligator snapping turtle) from Arkansas and Louisiana. Southeastern Naturalist5(3), 443-452.
  • Alhaboubi, A. R., Pollard, D. A., & Holman, P. J. (2017). Molecular and morphological characterization of a haemogregarine in the alligator snapping turtle, Macrochelys temminckii (Testudines: Chelydridae). Parasitology research116(1), 207-215.
  • Lescher, T. C., Briggler, J. T., & Tang-Martínez, Z. (2013). Relative abundance, population structure, and conservation of alligator snapping turtles (Macrochelys temminckii) in Missouri between 1993–1994 and 2009. Chelonian Conservation and Biology12(1), 163-168.
  • Holcomb, S. R., & Carr, J. L. (2013). Mammalian Depredation of Artificial Alligator Snapping Turtle (Macrochelys temminckii) Nests in North Louisiana. Southeastern Naturalist, 12(3), 478–491. doi:10.1656/058.012.0303
  • Trauth, S., Farris, J., & Rauschenberger, R. H. (2004). Incubation of alligator snapping turtle (Macrochelys temminckii) eggs in natural and agricultural soils. Applied Herpetology1(3-4), 299-309.