3 tips para la dieta durante el embarazo de un perro

19 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
La dieta de nuestra mascota siempre debe estar bajo vigilancia, pero existen situaciones como el embarazo de un perro donde se debe prestar especial atención

La llegada de nuevos miembros que extienden nuestra familia de mascotas es siempre una buena noticia. Pero si queremos asegurarnos de que el embarazo de un perro llega a buen puerto, uno de los pilares que hay asegurar es una correcta alimentación. Desde Mis Animales vamos a darte algunas sencillas pautas y consejos.

¿Cómo es el embarazo de un perro?

El período de gestación de una perra dura alrededor de dos meses, es decir, unos 63 días. Durante ese tiempo, tanto su cuerpo como sus necesidades físicas y nutricionales irán variando casi cada semana. Si tras acudir al veterinario el embarazo se confirma, una de las primeras cosas que notarás en tu mascota es que su actividad diaria baja mucho, y es que pasará la mayor parte del día tumbada o descansando.

Otro de los síntomas que indican que el embarazo sigue su curso es que irá perdiendo apetito paulatinamente. Esto, aparte de ser completamente normal, obedece a una ley básica: a medida que los cachorros crecen, el estómago de la madre se va comprimiendo para crear más espacio.

Husky amamantando crías

Esto, como hemos dicho, puede provocar que coma menos cantidad y que empiecen a aparecer las primeras náuseas. Pero es importante recalcar que tanto la perra como los cachorros van a necesitar un aporte nutricional extra, por lo que una de las primeras medidas que hay que tomar es aumentar la ingesta diaria.

Aumentar la ingesta durante el embarazo

El aporte extra de energía va a ser vital durante el embarazo de un perro. Pero esa dosis extra debe administrarse con cuidado, ya que durante las primeras semanas las náuseas van a estar muy presentes y la perra, probablemente, no tenga mucho apetito.

Aproximadamente a partir de la quinta semana, podremos ir aumentando la dosis de manera controlada. Por ejemplo, cada semana podemos añadir un 5 % extra a su ración diaria. Esto ayudará a que todos los cachorros reciban su dosis de nutrientes por igual. No debes preocuparte si notas que tu mascota empieza a coger cada vez más peso; es algo normal dado su estado.

Destete de los cachorros

Introducir comida para cachorros en la dieta

Puede sonar raro, pero la comida para cachorros es un complemento ideal para un perro adulto en gestación. Este pienso está especialmente pensado para ser un refuerzo energético y proteico, y posee una mayor proporción de nutrientes esenciales.

Puedes empezar a introducir el pienso para cachorros a partir de la tercera semana. Lo mejor es que lo hagas de forma progresiva, hasta que llegue un momento en el que suponga el total de su dieta diaria. Es interesante, también, mantener esta alimentación hasta que los cachorros hayan pasado el destete, ya que de esta manera nos aseguramos que todos reciben los nutrientes necesarios para crecer fuertes.

Otros tips útiles durante el embarazo de un perro

Que tu mascota disponga de agua es esencial. Durante el tiempo que esté gestando, la perra va a tender a beber mucha agua, por lo que lo mejor es que pongamos varios boles de agua limpia en las zonas de la casa donde el animal pase más tiempo. En las últimas fases del embarazo a tu perra le costará más moverse, por lo que agradecerá tener agua siempre a su disposición.

Finalmente, la relación entre nutrición y ejercicio siempre está presente. Es por esto que el ejercicio rutinario y moderado es beneficioso para la madre. Eso sí, debes evitar las actividades de alta intensidad y procurar acortar los paseos a medida que la gestación avanza.

  • Verstegen-Onclin, K., & Verstegen, J. (2008). Endocrinology of pregnancy in the dog: a review. Theriogenology70(3), 291-299.