4 tipos de chihuahua (y sus características)

El chihuahua es una de las razas más antiguas de América, por lo que incluso se ha llegado a ver representado en juguetes y vasijas que datan del siglo IX.

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 19 enero, 2022

El chihuahua es una de las razas de perro más pequeñas que existen. Es originaria de México y se caracteriza por su carácter nervioso, valeroso e intrépido. No es un can sencillo de educar, pero su tamaño ha ocasionado que sea una de las mascotas más preferidas por las personas.

Los procesos de cría y producción de los perros han fomentado que se generen varios tipos de perros chihuahua. Cada uno de ellos cuenta con características particulares, pero que mantienen el aspecto tierno y distintivo de la raza. Sigue leyendo este espacio y conoce a todas las variantes que existen de este curioso can.

Características del chihuahua

El chihuahua es un perro que no suele crecer demasiado, aunque su altura varía mucho incluso dentro de las competencias caninas de renombre. De hecho, la institución que establece los estándares de las razas, llamada Kennel Club, no propone restricciones en el tamaño sino en el peso.

Estos canes exhiben un cráneo redondeado con orejas pequeñas y erectas, además de un cuerpo más largo que ancho y una cola erguida. Poseen unos ojos grandes y expresivos que resaltan su rostro, mientras que su hocico puede ser alargado o reducido. Tienen un tamaño aproximado entre los 15 y 38 centímetros de altura, siempre con pesos menores a 3 kilogramos.

Este perro tiende a mostrar una personalidad muy nerviosa y poco confiada, por lo que se comporta bastante agresivo en ciertas situaciones. Es cariñoso con sus tutores y los protege a toda costa, pero esta situación también le puede llevar a presentar problemas de ansiedad por separación. Con el fin de tener un chihuahua sano, es necesario entrenarlo para que aprenda a confiar (sociabilizar) y evite tantos episodios nerviosos.

Variedades del chihuahua

La única variedad de esta raza reconocida por las organizaciones cinológicas como el Kennel Club es la denominada “cabeza de manzana”. Esto incluye tanto a los ejemplares con pelo largo como a los de pelo corto. Sin embargo, existen otros tipos de perros chihuahua que portan pequeñas diferencias en sus características, las cuales los hacen lucir increíbles.

1. Cabeza de manzana

Se les llama cabeza de manzana a los chihuahuas que tienen una cabeza pequeña y bastante circular. Su frente es amplia y resalta mucho, además de que su hocico es reducido y ayuda a acentuar la forma redondeada de su cráneo. Dicho aspecto asemeja mucho su composición cefálica a la curvatura de una manzana, razón por la cual recibe su nombre.

2. Cabeza de venado

La variante denominada cabeza de venado se caracteriza por presentar un hocico más alargado y menos redondeado que su contraparte. Asimismo, las orejas erguidas son el rasgo que más resalta en estos chihuahuas, de modo que su rostro se asemeja un poco al de un venado. Suele ser el tipo más popular como mascota, aunque los organismos cinológicos internacionales no lo reconocen como “raza pura”.

3, Chihuahua sin pelo

Los chihuahuas sin pelo son producidos como una alternativa eficiente para las personas con alergias. Aunque su nombre mencione que no exhiben pelo, la realidad es que a veces presentan una fina capa de vello. Las cruzas selectivas que se necesitaron para crearlos han ocasionado que presenten algunos problemas dentales.

Estos canes representan una variante bastante rara y no muy conocida en la actualidad.

4. Miniatura o tacita de té

Este tipo de chihuahua mide como máximo 22 centímetros de altura y tiene un peso menor de 2 kilogramos. A pesar de que estos canes son vistos como una variedad de la raza, se les denomina miniatura a los perros que exhiben tamaños muy reducidos. De hecho, cualquiera de las variedades anteriores puede tener ejemplares con este tamaño.

Algunos medios argumentan que la cría selectiva de ejemplares miniatura es poco ética, ya que suelen tener bastantes más problemas de salud que las variantes normales.

Variaciones en el pelo del chihuahua

Como se mencionaba más arriba, los chihuahuas pueden presentar dos tipos de pelaje: largo o corto. Todas las variantes (a excepción del chihuahua sin pelo) son capaces de exhibir cualquiera de las dos conformaciones. A continuación se describen las características de cada una:

  • Pelo largo: con este tipo de pelaje el perro luce un manto largo, abultado, fino y sedoso que recubre todo su cuerpo. Es más evidente en el cuello y en la base de las orejas, por lo que es posible confundirlo con un pomerania.
  • Pelo corto: este es el pelaje más habitual en el chihuahua. Se caracteriza por estar muy pegado a su cuerpo, lo que hace que resalte el aspecto esbelto de la raza.

Cuidados esenciales

Los chihuahuas requieren dedicación y esmero en sus cuidados. Representan a una de las razas más susceptibles a desarrollar trastornos de conducta, por lo que el entrenamiento debe ser una de las partes fundamentales en su vida diaria. Además, necesitan la atención de sus tutores y no soportan bien el abandono. Así pues, evita dejarlos solos o encerrados por mucho tiempo.

Según la variedad que elijas, podrías tener que llevar a cabo ciertos cuidados especiales con su pelaje. Esto significa establecer horarios para cepillarlo mínimo 2 o 3 veces por semana. Si optaste por adoptar un ejemplar de las variedades sin pelo, recuerda que son canes un poco más susceptibles al frío y deberás mantener bien hidratada su piel.

Todos los tipos de chihuahua son excelentes mascotas aptas para vivir en espacios pequeños como apartamentos. Sin embargo, también precisan cuidados esenciales para evitar que su salud se vea comprometida. Ten por seguro que, con un buen régimen de entrenamiento y las atenciones necesarias, este perro se convertirá en el mejor compañero que puedas tener.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Enfermedades más comunes en perros chihuahua

Los perros chihuahua son una excelente opción como mascota, aunque suelen ser susceptibles de padecer a algunas enfermedades comunes.