Si tienes gatos mayores presta atención a esto

Los gatos mayores pueden ser un verdadero desafío, en especial, porque las enfermedades en ellos no se evidencian fácilmente. De modo que presta atención a las siguientes alteraciones en su salud.

Los cambios en el apetito

Los gatos tienden a absorber sus alimentos con menor eficacia a medida que envejecen, por lo que un aumento en el apetito sin ningún tipo de aumento de peso puede ser bastante normal. Sin embargo, ya sea un marcado aumento o una disminución en la ingesta de alimentos, ambos pueden ser una señal de advertencia.

Los problemas que pueden causar pérdida de peso también pueden hacer que el apetito aumente a medida que el cuerpo del gato trata de compensar, pero existe una amplia gama de problemas que pueden causar que un gato se aleje de su comida.

Esto debería ser obvio en los hogares donde sólo hay un gato, pero en hogares con varios gatos es vital observar a los individuos a la hora de comer, ya que es la mejor manera de supervisar la ingesta correcta de alimentos.

perros comiendo

Algunas de las enfermedades relacionadas con los cambios en la ingesta de alimentos son el hipertiroidismo, los problemas renales, enfermedades orales, entre otros. Ten en mente que los parásitos son muy poco frecuentes en gatos mayores, a menos que lleve una dieta pobre o se alimente fuera de casa.

Pérdida o aumento de peso

Si tu gato ha desarrollado algún cambio en su rutina alimenticia, esto se evidenciará en su peso. Por ejemplo, es recomendable cambiar sus alimentos por unos más blandos, esto hará que sea más fácil la absorción de nutrientes y la digestión, si has tenido esta precaución, a parte de la pérdida de tono muscular, es muy difícil que tu gato pierda peso.

Generalmente, los cambios de peso en los gatos mayores se deben a que estos hacen menos actividad física, por lo que se deben alimentar de acuerdo a sus necesidades energéticas.

Si tu gato está perdiendo o ganando peso y no sabes por qué, lo ideal es que recurras a un veterinario, pues esto puede deberse a un problema hormonal u otra clase de enfermedad.

Sin embargo, identificar los cambios en el peso de un gato puede ser muy difícil, por lo que es recomendable monitorear su peso semanalmente a partir de los 8 años.

Masas o protuberancias

Las posibilidades de adquirir cualquiera de los tipos de cáncer en los gatos aumenta con la edad, aunque no todos los tumores son cancerosos,  incluso los que son, a menudo pueden ser tratados con éxito. Debes adquirir el hábito de revisar a tu gato regularmente para detectar cualquier tipo de inflamaciones anormales, y si notas alguna, podrás optener un diagóstico rápidamente.

El mal aliento

gato maullando

La acumulación de sarro en los dientes de un gato de edad avanzada es inevitable, pero la enfermedad dental es una causa común del mal aliento.

A veces puede ser debido a un problema bucal más grave, como un tumor en la cavidad oral, o puede ser un síntoma de un problema de salud generalizado, como enfermedad renal o hepática.

Los controles de salud regulares deben incluir una verificación de la salud dental, pero debes buscar atención veterinaria inmediata si tu gato desarrolla mal aliento de manera imprevista.

Cambios en el comportamiento

Los cuidadores a menudo llevan a su gato al veterinario sólo porque algo no les parece acorde con el comportamiento normal de su mascota, y muy a menudo en el examen se encuentra un problema.

Un ejemplo se da en el caso de la movilidad, puesto que los gatos con artritis a menudo no muestran cojera evidente, pero se vuelven menos activos y dejan de hacer cosas que solían hacer, como saltar en los muebles.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar