Te presentamos al gato balines

Gato en el jardin

Hoy día, existen cientos de razas que nos encanta admirar, cuidar y mimar, algunas más especiales que otras. Una de las más especiales es sin duda el gato balinés, un gato de belleza inigualable y muy peculiar.

¿Quieres conocerlo? Te presentamos a este felino en detalle a continuación.

Los gatos siempre han sido parte importante en nuestra vida. Al principio de la historia se les veía como dioses y con la evolución del ser humano llegamos a adoptarlos como mascotas.

Todo acerca del gato balinés

Si estás pensando adoptar una mascota o incluso tener una más en casa, es posible que el gato balinés sea el perfecto para ti. Para saberlo, vamos a conocerlo a fondo.

Origen de la raza

Se considera que su origen se encuentra en Estados Unidos como fruto del cruce entre siameses y gatos de pelo largo. Se cree que lo que se buscaba con el cruce de estas razas, era tener un felino de complexiones atléticas similares al siamés pero con un pelo parecido al de un gato de angora.

Aunque los primeros surgieron en el año 1940, no fueron reconocidos sino hasta el año 1960. 

A pesar de su nombre, que podría hacer pensar que proviene de Bali, como hemos dicho, es de Estados Unidos. No obstante, los primero cuidadores le dieron el nombre de balinés para darle un toque oriental que lo hiciera parecer más exótico.

Características físicas

Su forma es atlética, muestra de que tiene una buena y fuerte musculatura aunque sus extremidades son delgadas.

Estas son otras características según lo aceptado por la Federación Internacional Felina:

  • Cabeza.
    De tamaño mediano y bien proporciona con el cuerpo. Su forma es triangular con perfiles muy marcados, estrechos en la boca y que se van ensanchando hacia la cabeza.
  • Orejas.
    Son grandes en proporción a su cabeza y siempre puntiagudas siendo más anchas en la base. Parecerán abrirse hacia fuera pues siguen la línea de triangular de su cabeza.
  • Cuello.
    Poco hay que decir de él, más que es largo, esbelto y aporta un toque de elegancia a su cuerpo.
  • Patas.
    Son finas aunque muy largas, pero están bien proporcionadas con el cuerpo. Sus pies ovalados y pequeños.
  • Cuerpo.
    Alargado y delgado pero fuerte a la vez. Una mezcla de fortaleza, delicadeza y elegancia que solo el gato balinés puede tener. Para ser aceptado por la federación, sus hombros nunca serán más anchos que sus caderas.
  • Pelaje.
    Su pelaje es largo y sedoso, como el de un gato persa o de angora. Más largo en el cuello, los hombros y la cola que en el resto del cuerpo.
  • Cola.
    Larga y afinándose hacia la punta. Muy peluda.
  • Ojos.
    Sus ojos siempre serán de un color azul intenso y puro. Cualquier otro color no es admitido.
  • Colores.
    Pueden haber diversos colores pero siempre debe ser parejo en todo el cuerpo, sin manchas y formando un claro contraste de tonos muy parecidos entre el color del cuerpo y las manchas de la cara y las patas.

El carácter de este felino

Es un gato de carácter muy sociable y amigable, por lo que le encantará estar con otros animales. Es ideal para estar con niños y es muy leal a su dueño, del cual reclamará constantemente su atención con travesuras o pidiendo que lo cojan.

El gato posee belleza sin vanidad, fuerza sin insolencia, coraje sin ferocidad, todas las virtudes del hombre sin sus vicios

Tiene una voz muy suave y una personalidad que lo hace parecer de la nobleza. Muy dócil y obediente y nunca hará nada que no le hayas permitido antes.

Dos gatos

El cuidado que necesita

El único cuidado especial que podemos recalcar es el de su pelaje que necesitará ser cepillado a diario para eliminar pelo muerto y para mantenerlo brillante y sedoso.

Como todos los gatos, dale todo el cariño, el amor y la atención que puedas, siempre lo agradecerá y la convivencia entre ambos será una delicia.

No olvides mantener un control veterinario para asegurarte de que tienes un felino físicamente sano. Igualmente, la comida que le des, debe ser rica en vitaminas y por supuesto, balanceada. Controla bien las cantidades aunque nunca está de más darle –de vez en cuando– uno que otro aperitivo gatuno adicional.

¿Ya has decidido si el gato balinés es ideal para ti o para algún conocido?