El Tapping, una técnica curiosa para nuestras mascotas

Francisco María García · 4 febrero, 2016

Igualmente que nos ocurre a las personas, en el mundo animal hay momentos en los que ellos también pueden sentirse estresados, con ansiedad, nerviosos ante ruidos, y todo tipo de situaciones. Para evitar estas situaciones y mejorar su estado de ánimo, hay una técnica que contribuye a su bienestar físico y emocional, el Tapping.

Esta técnica llamada Tapping es una herramienta de liberación emocional. La idea central es que, en algún momento de su vida, las mascotas pueden tener un trauma psicológico a consecuencia de algún problema, como una enfermedad o una experiencia negativa, y esto acarrea un bloqueo que impide tener el desarrollo de una vida saludable.

De los humanos a los animales

gato blanco

Aunque en principio fueron desarrolladas para las personas, el Tapping (traducción literal, “percutiendo con los dedos”, es una técnica que se aplica sobre puntos importantes de los meridianos energéticos del cuerpo de la mascota, de una forma suave, enviando pequeñas vibraciones o suaves pulsaciones.

La mascota puede tener algún miedo, debido a problemas de su estado físico, o bien alguna patología que pueda no apreciarse porque pertenezca al mundo de la mente. A consecuencia de esto el comportamiento de nuestra mascota se verá alterado. Muchas veces hemos visto a nuestro amigo triste, apagado, sin ganas, incluso con gemidos de queja, y no conocemos los motivos. Puede estar asustado, con rabia, temeroso, con ansiedad, y esto produce un estado de negatividad y tensión nerviosa, y lo veremos muy susceptible e incluso irascible.

El Tapping es una técnica de liberación emocional para activar distintas partes del cuerpo. Consiste en realizar toques sutiles, suaves, con nuestros dedos para liberar emociones negativas. Es una herramienta parecida a la acupuntura pero sin agujas. Se usa en humanos, pero también se puede aplicar para perros, gatos, y todo tipo de mascotas.

Forma de aplicar tapping

Para usar esta técnica a nuestras mascotas debemos crear un clima de confianza, tranquilidad, y sin tensiones, es a través de símbolos, objetos, palabras que el animal reconozca y asocie. Se puede hacer por medio del juego y conseguiremos ir liberando a nuestro amigo de recuerdos negativos. Si una palabra en concreto le trae pensamientos malos, podemos borrar este efecto si se la repetimos y a la vez jugamos, de modo que nuestra mascota borre este recuerdo y lo suplante por una vivencia más positiva.

El Proxy-Tapping

Hay animales que son más agresivos y no admiten que les toquemos. En este caso, para hacer Tapping lo aplicaremos a distancia o utilizando a su cuidador, diciéndole por teléfono lo que tiene que hacer. Nos estamos refiriendo al PROXY-TAPPING, que es un Tapping por sustitución. Esto quiere decir que haremos toquecitos en nuestro cuerpo pero visualizando a nuestra mascota.

Más información sobre el Tapping

perro asustado

Si hacemos Tapping sobre nosotros mismos y a la vez mentalmente estamos pensando en la enfermedad o problema de nuestra mascota, podremos ayudarle sin tocar al animal, o sin que él esté presente, muchos inconvenientes de su carácter, salud, comportamiento.

El Tapping es una técnica sencilla, pero se precisa estar informado para poder llevarla a cabo, y además practicar antes de utilizarla. Para interiorizarlo no es necesario que esté presente nuestra mascota, tendremos que aprender a usar los puntos energéticos que se llaman meridianos del cuerpo, y que tendremos que desbloquear con golpecitos.

En el aprendizaje de esta técnica es útil conocer los antecedentes de la mascota, su historia, su vida anterior. Si es un perro adoptado los problemas que puede haber tenido, miedos, enfermedades, etc. Si es nuestra propia mascota y la hemos tenido desde que era un cachorro, también debemos recordar los momentos difíciles que haya podido vivir nuestro amigo para hacer esta técnica de liberación emocional.

Incluso los momentos felices que hemos compartido con muestro perro nos ayudarán en esta labor, porque el animal recuerda muchas frases que le proporcionan muy buenos recuerdos y saber decírselas a tiempo contribuyen a un buen desarrollo emocional.

Podemos utilizar la técnica del Tapping con frecuencia, siempre que lo consideremos oportuno o veamos a nuestra mascota sumida en estado de ansiedad, pero es importante que asimilemos bien su uso para poder conseguir una relación afectiva entre la persona y el animal, que mejorará su bienestar general y su salud, no solo física sino también afectiva.