¿Por qué hay tantas razas de perros en el planeta?

Francisco María García · 23 junio, 2017

Poodle, pastor alemán, Golden retriever, boxer, chihuahua, gran danés, pekinés, chow chow, huskey siberiano, bobtail, etc. Lo mejor de todo es que la lista de razas de perros es más extensa de lo que podemos imaginar

La realidad es que hay muchísimas variantes caninas y corresponde preguntarnos el porqué de esta disposición genética. Los biólogos creen tener una respuesta lógica a esta complicada duda.

Para ello, es necesario remontarnos a 31.000 años antes de Cristo.

El lobo: origen del perro

Todo ocurrió aproximadamente 33.000 años atrás. Según la hipótesis del biólogo genetista Peter Savolainen, es muy probable que en aquel entonces la población de lobos se dividiera en dos grandes grupos.

Y quizás, con el paso del tiempo, uno de los dos grupos comenzó a acercarse amistosamente a los asentamientos humanos con la intención de comerse algunos de los restos de comida que ellos tiraban. ¡Los canes dieron el primer paso!

Savolainen cree que la conducta amigable del perro termino por convertirse en una búsqueda de la supervivencia. A partir de aquí debió comenzar un proceso de adaptación mutua que culminó con la domesticación canina por parte del hombre.

¿Pero cómo influyó esto en la generación de este conglomerado tan variado de razas de perros?  Los biólogos creen que el proceso de domesticación fue un factor clave.

El papel humano en las razas de perros

Según biólogos especializados, fue el hombre quien incidió en la creación de las diferentes razas. Quizás esto se debió a las diversas habilidades y adiestramientos que los seres humanos enseñaron a los canes que los acompañaban.

Con el paso de las generaciones, el organismo de los canes respondió a estos estímulos y habilidades aprendidas generando nuevos rasgos morfológicos. Se sospecha que a mayor adiestramiento, mayor fue el cambio de su apariencia.

En la actualidad se sabe que las variaciones son realmente mínimas. Pero aun así, hacen posible la gran diversidad biológica que apreciamos en la actualidad. Los perros tienen pocas diferencias entre sí aunque parezca lo contrario.

¿Cuántos tipos de perros hay en el mundo?

Es difícil corroborar a ciencia cierta este dato. Al igual que ocurre con otras especies, siempre puede aparecer una nueva variedad que deje boquiabiertos a los investigadores.

Hasta el momento, se han registrado oficialmente unas 350 razas distintas de canes. Esto, según datos de Federación Cinológica Internacional, organismo encargado de realizar estudios y actualizaciones sobre esta clasificación.

Sin embargo, dicha organización cree que existen al menos 800 tipos de caninos que no han sido registrados formalmente por distintas causas. Cada cierto tiempo se agregan algunas razas a la lista.

La realidad es que la ciencia considera que el perro es el mamífero con mayor número de razas en todo el planeta Tierra. Todos estos tipos de canes son clasificados y divididos en grupos según su peso y morfología.

Los perros de diseño

Otra razón por la cual existen otras subdivisiones biológicas de canes no insertadas en las listas oficiales, es la gran abundancia de los llamados perros de diseño. Básicamente, se trata de caninos modificados genéticamente en laboratorios científicos.

Se han creado mezclas que serían imposible de obtener bajo el proceso de reproducción natural. En el presente tenemos el cockapoo, el puggle, el ponski,  y el Labradoodle. Estos, por solo mencionar algunos.

Todo comenzó entre África y Asia

Los investigadores piensan que este animal se originó allí donde se diversificaron una mayor cantidad de razas de perros diferentes. Hablamos del territorio correspondiente a los continentes de Afria y Asia.

Desde esta ubicación se difuminaron hacia el territorio europeo. El continente con menos variedades de caninos es América, y es por eso que se sospecha que esta hermosa especie es oriunda del otro lado del globo terráqueo.

Más allá de esto, el perro más antiguo del planeta fue encontrado en Bélgica.

Parecido a un Husky Siberiano

Según hallazgos arqueológicos realizados a finales de la década anterior, el perro del paleolítico era muy similar a un Husky Siberiano. Claro que este era mucho más grande que cualquiera de los canes que vemos en la actualidad. Solo un gran danés podría competir con su estatura.

Aún queda mucho por descubrir del pasado del mejor amigo del hombre. La buena noticia es que, con cada generación venidera, esta especie animal parece adaptarse mejor a la convivencia con los humanos.

Amistosos, leales y protectores. Así son ellos sin importar su tamaño, raza o color.  Lo son en el presente. Pero sabemos que también lo fueron desde siempre.