Shaky y su labor en la Cruz Roja Colombiana

En este artículo queremos rendirle homenaje a una perrita labradora, quien dio todo por la comunidad y hoy ya no está entre nosotros. Junto a su dueña Martha Cabeza ha sido una de las más valientes en la Cruz Roja Colombiana. Donde quiera que estés Shaky, agradecemos tu labor. Conoce su historia a continuación.

Shaky, una súper heroína de Colombia

Sin duda se la echará mucho de menos en la Seccional Santander de la Cruz Roja Colombiana. Tras padecer problemas respiratorios, Shaky falleció a los 14 años de edad. Toda la comunidad de esta ciudad y especialmente su dueña están de duelo y queremos acompañarles en este momento.

La historia de esta perrita de raza labradora como ayudante comenzó en el año 2004, cuando inició su entrenamiento gracias a un convenio entre el Ejército de Colombia y la Cruz Roja. Durante un año recibió las enseñanzas correspondientes para ingresar en el servicio.

Sin embargo, la capacitación de Shaky no terminó allí, ya que continuó “sus estudios” un tiempo más. En el año 2008 viajó a las ciudades de Bogotá y Tabio para poder acudir a cursos todavía más avanzados y especiales.

Junto a su dueña, Martha, quien vivía con la perra según las normativas de la institución, Shaky era un activo muy valioso. El vínculo que pudo forjar con esta señora fue inquebrantable. Pasaban todo el tiempo unidas y eran dos ‘parceras’ (como le decían sus amigos) más que fuertes.

Entre otros trabajos importantes de Shaky y Martha podemos destacar el apoyo prestado durante la ola invernal que en 2005 azotó Girón, Sabana de Torres y San Vicente de Chucuri. La avalancha arrasó con casas enteras y muchas personas quedaron atrapadas bajo los escombros. La perrita y otros dos compañeros caninos (Kila y Rex) pudieron rescatar a varias de ellas con vida.

Shaki la heroína

Fuente: 4patas.com.co

Por su labor en esa catástrofe recibió una placa por parte del Ayuntamiento de Santander. En especial fue en agradecimiento por haber salvado a 5 personas en San Vicente de Chucuri. Sus actividades como apoyo canino terminaron en el año 2011, pero continuó su trabajo como voluntaria.

Según indica Martha, le encantaba usar su uniforme y salir a la calle. Si la mujer la dejaba en casa por algún motivo quedaba muy triste. La última actividad en público de Shaky fue en noviembre de 2016, cuando se llevó a cabo una Feria del Hogar.

El pasado 14 de enero la perrita festejó sus 14 años. Ya tenía varios “achaques” típicos de la vejez: andaba despacio, tenía artrosis y displasia de cadera y sufría de cataratas. Sin embargo, su principal problema eran los problemas respiratorios, que requerían nebulizaciones a diario.

Por desgracia, el cuadro no mejoró y Martha debió tomar la decisión más difícil de su vida: decirle adiós a Shaky, su mejor amiga, una trabajadora ejemplar, cariñosa y siempre dispuesta a ayudar. En el entierro, donde la despidieron como una heroína, todos los presentes lloraron desconsolados. En el recuerdo de estas personas queda su valentía, su esfuerzo, su dedicación y su amor sin miramientos.

Los perros de la Cruz Roja Colombiana ayudan a los niños enfermos

Los peludos son seres maravillosos y eso nadie lo puede negar. En la Cruz Roja Colombiana los perros ayudan a los niños que han sido víctimas de una tragedia o sufren de una enfermedad gracias a un programa llamado “Rescatando sonrisas”.

La terapia se lleva a cabo con aquellos pequeños que han perdido a un ser querido en un desastre natural. Gracias a los animales pueden expresar mejor sus sentimientos y sus angustias. Los animales suelen ser jóvenes (hasta 4 años) y han sido entrenados para esta tarea.

La actividad se basa en una serie de juegos y mimos que ayudan a los niños a abrir su corazón y decir lo que sienten.

Fuente de las imágenes: 4patas.com.co

Guardar