Scincopus fasciatus: cuidados y características

Scincopus fasciatus es una especie de escinco de tamaño grande, carácter muy pacífico y belleza sin igual. Los tutores de este reptil descubrirán en él el lado más gentil de los animales exóticos.
Scincopus fasciatus: cuidados y características

Escrito por Samuel Sanchez

Última actualización: 08 febrero, 2022

Scincopus fasciatus es el nombre científico que recibe el reptil que hoy te presentamos, también conocido como escinco de bandas de Níger o Peter´s banded skink —en su traducción al inglés—. Se trata de una especie muy poco conocida que, sin duda, no suele plantearse nunca como posible mascota exótica.

Más allá de lo que pueda parecer por su aspecto grande y rollizo, este reptil es de los más pacíficos que te puedes encontrar en la naturaleza. Se trata de un animal que acepta perfectamente la manipulación por parte del tutor y, en muchos casos, interaccionará positivamente con él. Si ya te ha llamado la atención este pequeño animal, continúa leyendo.

Consideraciones iniciales

En estas primeras líneas nos dirigimos de forma directa a cualquier posible comprador, pues hay que tener muchísimo cuidado con la compra de animales exóticos. Es obligación del tutor asegurarse de que su animal proviene de un criadero, pues aquellas mascotas criadas en cautividad vienen acompañadas de un documento que lo confirma.

Las leyes varían por países pero, en general, cualquier animal no incluido en el convenio CITES —que protege a los animales salvajes de la venta— es susceptible a ser extraído de su medio natural para el comercio. Por ello, desde aquí desaconsejamos completamente la compra de cualquier animal WC —wild caught—, es decir, capturado en su medio natural.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la especie Scincopus fasciatus está catalogada como Data Defficient (DD). Esto significa que no se tiene suficiente información sobre sus poblaciones salvajes para averiguar su estado de conservación, por lo que comprar un ejemplar salvaje está aún más desaconsejado.

Si no hay demanda no hay oferta. Por ello, ningún animal exótico doméstico debe provenir de captura.

Comercio ilegal de especies.
Evitar el comercio ilegal de especies es una obligación de todos.

Cuidados de Scincopus fasciatus

Tras esta lúgubre —pero importante— consideración previa, es hora de sumergirnos en los cuidados y necesidades de este fascinante animal. En primer lugar, es necesario detallar que este reptil alcanza unos 25 centímetros de longitud, por lo que su terrario deberá ser de dimensiones considerables.

En general, una instalación de cristal de 70 centímetros de largo por 30 centímetros de ancho y otros 30 de largo puede ser suficiente para un ejemplar. Si se quiere tener una pareja, lo recomendable es duplicar estas dimensiones —exceptuando la altura, que puede quedarse en 30 centímetros—.

Un ecosistema desértico

El habitáculo debe simular un ecosistema completamente desértico, pues este animal es originario del Norte de África. Para ello, lo más básico es colocar una capa de arena como sustrato de unos 10 centímetros de grosor. Los Scincopus fasciatus son exclusivamente fosores, por lo que pasarán gran parte del día enterrados bajo la arena.

También es esencial que la arena sea específica para reptiles, es decir, que esté compuesta por carbonato de calcio. Este elemento es digerible, así que el animal puede ingerirlo accidentalmente sin que esto suponga una impactación intestinal.

Por lo demás, la instalación deberá contar con rocas y ramas, tal y como estaría compuesto un verdadero paisaje en el desierto. Por último, colocar un pequeño cuenco de agua es esencial, con el fin de que el animal pueda beber cuando quiera.

Requerimientos ambientales

Estamos ante una especie acostumbrada a temperaturas muy altas. Por ello, se deberá colocar una manta térmica bajo el sustrato —que supone un punto de calor— y una lámpara productora de calor para la temperatura general del terrario.

  • El terrario debe contar con un punto caliente a unos 46 grados centígrados.
  • El resto de la instalación debe rondar una temperatura de 30 grados durante el día.
  • Este valor puede bajar a los 25-26 grados por la noche.

En lo que a humedad se refiere, no hay que preocuparse. Con un pequeño recipiente con agua será más que suficiente para que el animal pueda beber y se produzca una evaporación ambiental natural.

Alimentación

Aquí llega la parte más divertida, pues estos reptiles son omnívoros y aceptan muchos tipos de comida. Su dieta base deberá de estar compuesta a base de pequeños invertebrados —grillos, cucarachas y gusanos— embadurnados en calcio. Aún así, este animal tiene una dieta sorprendentemente variada. Te mostramos algunos ejemplos:

  • Huevo cocido.
  • Verduras crudas.
  • Guisantes.
  • Zanahorias.
  • Lechuga.
  • Arándanos.
Un ejemplar de Scincopus fasciatus.

Una mascota exótica llena de personalidad

Este reptil es amable, nada nervioso ni agresivo, abierto a la manipulación y muy activo a partir de la tarde. Se trata de uno de los animales exóticos más interactivos que se pueden encontrar, pues suele comer de la mano del tutor sin ningún problema.

A pesar de todas estas virtudes, este escinco es difícil de encontrar en muchos criaderos especializados, pues aún no ha adquirido la fama de otros reptiles —como el gecko leopardo— en el ámbito de la terrarofilia. Aún así, se trata de una mascota excelente que puede acompañar a su tutor por más de 20 años.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.