Sambar: el más grande de los ciervos orientales

El sambar es un excelente nadador, lo que le permite escapar de situaciones peligrosas por medio de un cuerpo de agua. Por desgracia, esto lo expone a otros depredadores.
Sambar: el más grande de los ciervos orientales
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 26 Abril, 2021.

Última actualización: 26 Abril, 2021

No, por extraño que suene, el término «sambar» no es un tipo de baile o danza típica: estamos hablando de una especie de ciervo. El sambar (Rusa unicolor) se encuentra dentro del grupo de los ciervos orientales más grandes que existen.

Aunque era originario de Asía, este ciervo también se ha establecido en pequeñas poblaciones en Nueva Zelanda, Estados Unidos y Australia. Gracias a su tamaño, es buscado por sus astas y su carne y se considera como un magnifico trofeo para los cazadores. Si quieres conocer más sobre este mamífero, sigue leyendo.

Un ciervo grande

Con un cuerpo normalmente marrón, este mamífero tiene un pelaje grueso y denso. En su vientre, suele presentar un tono más obscuro, sobre el que resaltan algunas zonas blancas en diferentes partes del cuerpo. Sus astas pueden alcanzar los 110 centímetros.

Su tamaño puede variar bastante, debido a que se conocen 7 subespecies. En general, pueden llegar a medir entre 1,62 y 2,7 metros de longitud, desde el morro a la cola. En cuanto a su altura, fácilmente pueden llegar a los 1,6 metros. Su peso ronda los 250 kilogramos en promedio, aunque el sambar más pesado que se ha cazado alcanzó los 546 kilos.

Esta especie es bastante longeva, ya que puede llegar a vivir hasta 20 años de manera natural y 25 en cautiverio.

Un sambar se da un baño.

El sambar es un animal viajero

Su distribución natural abarca los bosques y montes alrededor de Asia. Principalmente, estos mamíferos habitan las montañas del Himalaya, ya que son el lugar perfecto para encontrar a esta especie. Aunque no suele ser un animal muy selectivo con su hábitat, los requisitos mínimos para que sobreviva es que exista una fuente de agua cercana.

Debido a esto, prefiere los bosques húmedos, donde también comparte espacio con otro tipo de ciervos. Además, puede ser capaz de adaptarse a tierras de cultivo y plantaciones, por lo que parece tener cierta flexibilidad en cuanto a su hábitat. Gracias a esto es que ha podido llegar a otras regiones del mundo y establecer poblaciones en zonas completamente nuevas.

El ejemplo perfecto de esto es Australia, donde por medio de introducción accidental, se llegaron a establecer pequeñas poblaciones de sambar. Debido a su adaptabilidad, se considera una especie potencialmente invasora en algunas regiones.

Un ciervo vegetariano y nocturno

Los ciervos son principalmente herbívoros, por lo que comen diversos tipos de plantas, brotes, frutos y cortezas. Entre los alimentos más raros que pueden consumir se encuentran las piedras de sal, las cuales suelen lamer. Sin embargo, únicamente hacen esto si el recurso del agua es suficientemente abundante en su ambiente.

El sambar se puede considerar una especie con hábitos crepusculares, lo que significa que es más activa de noche. Los machos pueden ser predominantemente solitarios, aunque en algunas ocasiones llegan a formar grupos pequeños. La época de reproducción suele ser el mayor motivo para que el macho forme grupo con varias hembras.

Por otro lado, las hembras son más sociables, ya que suelen viajar con sus crías y otras hembras. Su medio de comunicación se basa en posturas corporales, olores y ruidos. De esta forma, esta especie logra evadir peligros al detectar a un depredador y avisarse entre sí para huir.

Luchando por amor

Para conseguir pareja, los machos sueltan un olor especial que les permite atraerlas. Sin embargo, esto también provoca que los machos luchen entre si para lograr conquistarlas. Debido a que son una especie polígama, el macho puede emparejarse con más de una hembra.

Aunque su época de apareamiento suele durar 4 meses aproximadamente (Septiembre-Enero), este mamífero es capaz de reproducirse en cualquier mes del año.

El embarazo de las hembras puede durar entre 8 y 9 meses y da como resultado una único cervato (cría). Durante este tiempo, los ciervos son extremadamente territoriales, por lo que suelen delimitar su zona por medio del olor. Estos animales usan una mezcla de orina y lodo para frotar los arboles para marcar su terreno.

Una vez nacen las crías, si son machos, entre su primer y segundo año de vida desarrollaran las astas. Al segundo año de nacidos, serán completamente independientes de sus padres e incluso alcanzarán su madurez sexual. Así, las nuevas crías están preparadas para repetir el ciclo de vida otra vez.

Los peligros de la especie

Ya que el sambar es un animal tan grande, es bastante buscado por su carne, sus astas y para usarse en medicina tradicional. Debido a esto, esta especie se encuentra actualmente bastante explotada, por lo que esta clasificada como vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Adicionalmente, los depredadores naturales también esta acabando con las poblaciones de este ciervo. Animales como el tigre de bengala, perros salvajes, cocodrilos y leopardos tienen al sambar como platillo en su menú. Tan solo en la dieta del tigre de bengala, este ciervo representa cerca del 60 % de sus presas.

Un sambar mirando a cámara.

Debido a esto, se han intentado realizar programas de reproducción en cautiverio, lo cual ha evitado su extinción. Sin embargo, si su venta, consumo y caza no disminuyen, muy probablemente no sean suficientes estos planes para salvar a esta especie tan fantástica. Es necesario aunar fuerzas para que el sambar no desaparezca.

Te podría interesar...
Aún existen ciervos prehistóricos: el muntíaco
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Aún existen ciervos prehistóricos: el muntíaco

Aunque los grandes ciervos prehistóricos han sucumbido a la extinción, existen aún... ¡cérvidos de aspecto peculiar que nos recuerdan a épocas pasadas!



  • Leslie Jr, D. M. (2011). Rusa unicolor (Artiodactyla: Cervidae). Mammalian Species43(871), 1-30.
  • Ramesh, T., Sankar, K., Qureshi, Q., & Kalle, R. (2012). Group size, sex and age composition of chital (Axis axis) and sambar (Rusa unicolor) in a deciduous habitat of Western Ghats. Mammalian Biology77(1), 53-59.
  • Simcharoen, A., Savini, T., Gale, G. A., Roche, E., Chimchome, V., & Smith, J. L. (2014). Ecological factors that influence sambar (Rusa unicolor) distribution and abundance in western Thailand: implications for tiger conservation. Raffles bulletin of Zoology62.
  • Martins, R. F., Schmidt, A., Lenz, D., Wilting, A., & Fickel, J. (2018). Human‐mediated introduction of introgressed deer across Wallace's line: Historical biogeography of Rusa unicolor and R. timorensis. Ecology and evolution8(3), 1465-1479.
  • Watter, K., Thomas, E., White, N., Finch, N., & Murray, P. J. (2020). Reproductive seasonality and rate of increase of wild sambar deer (Rusa unicolor) in a new environment, Victoria, Australia. Animal Reproduction Science223, 106630.