Enfermedades y tratamientos

Existen muchas patologías que pueden afectar a nuestras mascotas. Algunas son de carácter hereditario, otras por transmisión entre animales o por contagio de microorganismos que habitan en el aire o el agua. En esta sección encontrarás los mejores tratamientos médicos y caseros para sus enfermedades.

La centellografía en medicina veterinaria

La centellografía es una técnica de diagnóstico de medicina nuclear que utiliza isótopos radiactivos para reconocer y acompañar diversas patologías. Este término también designa la especialidad encargada de estudiar y aplicar dicha metodología. Te contamos más a continuación:

El uso de corticoides en perros

La administración de fármacos corticoides en perros es recomendada para diversas patologías crónicas y ciertas deficiencias metabólicas. Sin embargo, su eficiencia curativa es objeto de muchas controversias por culpa de sus efectos secundarios en el organismo. A continuación, veremos más…

Cáncer de próstata en perros senior

En perros de avanzada edad, un diagnóstico temprano es fundamental para enfrentar el cáncer de próstata. La esterilización es la mejor prevención porque las hormonas masculinas inducen la mayoría de las enfermedades de la próstata, de ahí que la castración…

La insuficiencia cardíaca en perros

Los diagnósticos de insuficiencia cardíaca en perros son crecientes, lo que afecta principalmente a pacientes adultos de mediana o avanzada edad.  La patología no tiene cura, pero el diagnóstico temprano posibilita un tratamiento eficaz, garantizando la sobrevivencia digna y favorable…

La leptospirosis en perros

La leptospirosis en perros, también conocida como tifus canino, es una enfermedad infecciosa que ocasiona trastornos graves en el organismo. Por presentar gran riesgo de contagio entre especies y elevada tasa de letalidad, es considerada cuestión de Salud Pública.

La epilepsia en perros

La epilepsia en perros es un trastorno físico que acomete el cerebro y puede ocasionar crisis de movimientos no coordinados. No es una enfermedad letal, pero saber reaccionar frente a una crisis epiléptica puede salvar la vida de tu mascota.