Salud mental y enfermedad en perros: ¿cómo tratarlas?

3 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Los perros no solo pueden sufrir estrés, también ansiedad y depresión. En cuanto detectamos esto, es indispensable poner en práctica una buena estrategia para ayudarlo.

El área de salud mental y enfermedad en perros existe. Los canes, al igual que cualquier otro animal con un encéfalo altamente desarrollado y con un conjunto de neurotransmisores encargados de las emociones, pueden sufrir problemas mentales.

Estas patologías que involucran la psicología del perro son muy variadas y, al igual que pasa en humanos, no todos los perros evolucionan del mismo modo. Asimismo, existen canes que se ven más afectados por la marcha de su tutor, que llevan peor estar encerrados o que sufren miedos y fobias patológicas.

A continuación, veremos algunos ejemplos de salud mental y enfermedad en perros, junto a sus posibles tratamientos. Estos siempre deben de llevarse a cabo bajo la supervisión de un veterinario.

Ansiedad por separación en perros

La salud mental de las mascotas forma parte del bienestar.

Una de las principales conductas aberrantes que comentan los tutores en las clínicas veterinarias es la ansiedad por separación que sufren sus perros. Estos, cuando el tutor sale de casa y se quedan solos, llevan a cabo una serie de comportamientos que pueden desembocar en denuncias de los vecinos o el abandono del perro por parte del tutor:

  • Comer cosas no comestibles.
  • Ladridos descontrolados.
  • Destrucción del mobiliario de la casa.
  • Micción y defecación en cualquier lugar del domicilio.

Este comportamiento desespera a los tutores que, en la mayoría de los casos no saben cómo actuar o bien, realizan acciones que empeoran el estado del animal.

Durante los episodios de ansiedad, el perro se encuentra en un estado de estrés muy alto, es incapaz de gestionar la frustración y puede sentir miedo.

Según estudios recientes, los animales gestionan mejor la emociones si sienten que tienen el control. Por ejemplo, ante estos casos los tutores intentan ocultarle al perro que se van y, además, cuando vuelven y el can ha hecho algo que no debía, no lo saludan. Todo esto, empeora el cuadro de ansiedad del perro.

Para tratar la ansiedad por separación en perros, primero debemos mejorar la capacidad de autocontrol de la mascota. Esto se consigue a través del trabajo de olfato, es decir, pruebas donde el perro deba utilizar su nariz para encontrar un premio.

Por otro lado, debemos entrenar al perro para que se acostumbre a nuestras salidas. En pequeñas pruebas de menos de cinco minutos, nos iremos de casa dejando a la vista del perro un pañuelo amarillo. Volveremos, lo saludaremos tranquilamente y retiraremos el pañuelo. Esto debemos hacerlo todos los días durante bastante tiempo. Cuando vayamos a irnos más tiempo, dejaremos un pañuelo de otro color.

Lo más importante es saludar al perro siempre a nuestra vuelta. Si él se encuentra muy ansioso y, ni siquiera lo miramos, aumentaremos más su ansiedad y frustración.

Por otro lado, cuando nos vayamos más tiempo, por ejemplo a trabajar, podemos dejar lista un juego de olfato para que esté entretenido un rato y se agote mentalmente.

Estereotipias y comportamiento deletéreo en canes

Las estereotipias son un conjunto de comportamientos repetitivos, secuenciados y sin ninguna finalidad aparente. Estas conductas no se observan nunca en la naturaleza. Aparecen a raíz de la domesticación y, sobre todo, del confinamiento.

Por otro lado, tenemos el comportamiento deletéreo, que son, también, conductas obsesivas, sin embargo, en ellas el animal se automutila y el riesgo de daño físico es mayor.

Estos tipos de comportamiento solo se dan cuando el perro se encuentra encerrado durante un tiempo. Es típico en las perreras y en los criaderos de perros. Cuando se observan estereotipias se puede determinar que el bienestar animal se encuentra comprometido y que los animales no se encuentran bien.

La única forma de tratar estas conductas es a través del enriquecimiento ambiental. El enriquecimiento ambiental consiste en hacer que el lugar donde vive el animal se parezca a su hábitat natural. Además, se pueden utilizar juguetes que disminuyan los niveles de aburrimiento. Así como el uso del alimento como enriquecimiento ambiental.

Perro asustado debajo del sofá.

Salud mental y enfermedad en perros: las fobias

Las fobias son trastornos de ansiedad muy fuertes que también se dan en perros. Consiste en el miedo irracional a situaciones sociales y no sociales que provocan un fuerte miedo en los perros.

Los canes que suelen presentar este tipo de miedos irracionales suelen ser aquellos que no han tenido un desarrollo social correcto durante su época más sensible tras el destete. Además, lo presentan también, canes que viven confinados gran parte de su vida, como los animales para cría o los perros de caza.

El tratamiento para las fobias puede hacerse de forma combinada con fármacos. No obstante, es necesario consultar a un educador canino que pueda guiarnos hacia una terapia de desensibilización de los miedos.

  • Bloom, T., & Friedman, H. (2013). Classifying dogs’(Canis familiaris) facial expressions from photographs. Behavioural processes, 96, 1-10.
  • Llopis, M. Á. S. ¿Qué son las estereotipias?.
  • McMillan, F. D., Duffy, D. L., & Serpell, J. A. (2011). Mental health of dogs formerly used as ‘breeding stock’in commercial breeding establishments. Applied Animal Behaviour Science, 135(1-2), 86-94.
  • OSTROSKI, G., ALVAREZ, F., RISSO, A., PELLEGRINO, F., MARCHIONNI, M., PRÍO, V., & CORRADA, Y. ACTIVIDAD FÍSICA PARA EL CONTROL DE ESTEREOTIPIAS EN CANINOS.