¿Sabías que el perro mejora notablemente la salud de sus dueños?

Francisco María García · 16 julio, 2016

Los propietarios de perros tenemos un corazón más fuerte y un sistema más resistente gracias a nuestras mascotas. Además, está demostrado que afrontamos con un mejor humor las diferentes situaciones de estrés que se nos producen y tenemos la salud óptima.

Nuestro amigo no solo nos ofrece compañía, mucho cariño y amor. También cuida la salud de nuestro corazón y aumenta la esperanza de vida de aquellas personas que han sufrido un ataque cardiaco.

Convivir con un can también protege la salud del resto de la familia. Para los más pequeños de la casa sobre todo. Un bebé que convive en casa con un perro tendrá un sistema inmunológico más fuerte y, a su vez, ayuda a reducir el estrés.

Una mejor calidad de vida

perro y familia

Todos hemos oído que el perro es considerado el mejor amigo del hombre. Recibe este nombre por su fidelidad y por el gran cariño que suele mostrar a sus dueños. Según investigaciones, los canes son capaces de detectar cuando una persona está triste o tiene depresión, ayudándolo a sentirse mejor.

Los perros elevan principalmente el ánimo, aunque también provocan que sus dueños lleven a cabo actividades muy beneficiosas para su salud, como es el caso de pasear, jugar con ellos, un día en el campo o la naturaleza, etc.

Convivir con un perro fortalece el corazón

Son muchos los beneficios obtenidos de la convivencia con un perro y no siempre somos conscientes de ello. Tener un can en casa puede ayudarnos a proteger mejor nuestro corazón, favoreciendo una vida menos sedentaria y reduciendo el estrés que está asociado a los ritmos de vida diarios.

Según datos en Europa, en uno de cada cuatro hogares se convive con un can. Por ello se estima que unos 70 millones de perros residen con familias europeas y se benefician de estas ventajas

Los paseos al aire libre con nuestra mascota no solo son hábitos saludables y necesarios para el animal. El ejercicio físico regular también ayuda a los dueños, ya que el can les anima a realizar caminatas diarias, una actividad muy beneficiosa para cuidar de su cuerpo y sobre todo el corazón.

Algunos estudios realizados han señalado que la esperanza de vida es mayor en caso de los propietarios de perros con problemas cardíacos. Hay además una relación directa entre propietarios obesos y canes obesos. Es decir, que cuando el propietario es obeso, su mascota tiene hasta cinco veces más probabilidades de sufrir también sobrepeso.

Efectos psicológicos importantes

Los efectos positivos para el organismo que puede proporcionar el perro no se limitan, por tanto, al cuidado del corazón y del sistema respiratorio. El cariño que proporciona un animal ayuda a que desarrollemos actitudes muchos más sociables, relacionándonos mejor con el entorno que nos rodea.

Por ello, disfrutar más del día a día, jugar e interrelacionarnos con nuestro entorno gracias a nuestro amigo de cuatro patas ayuda a reducir del estrés que se asocia a los vertiginosos ritmos de vida cotidianos de muchos ciudadanos. Los propietarios de perros experimentan menos ansiedad y se recuperan antes de las situaciones estresantes vividas en su día a día laboral.

Otro tipo de estudios ha demostrado que empleados que trabajan cerca de sus mascotas sienten menos estrés que quienes deben separarse de sus animales durante el horario laboral.

En este sentido, para beneficiarnos de los efectos saludables que implica compartir la vida con un perro, es necesario quererle como se merece y tratarle con el adecuado amor y cariño.

Una de las grandes máximas en la relación con su animal es la que nos indica que dar es recibir. Los juegos, las caricias y las caminatas en su compañía ayudarán a fortalecer la relación y a disfrutar de ella, en consecuencia, con una mayor intensidad.

Resumen de los beneficios de nuestra mascota para la salud

perro de paseo

  • El perro ayuda a mantener en forma el corazón: la esperanza de vida de los propietarios de canes con dolencias cardiacas es mayor, según estudios realizados
  • Para los bebés, una mascota en casas fortalecerá su sistema inmunológico y reducirá sus problemas cardiacos.
  • Los paseos al aire libre y los juegos que hacemos con nuestro perro mejoran la vitalidad de los propietarios y ayudan a prevenir y paliar los efectos del sobrepeso.
  • El trabajo cerca del perro genera menos niveles de ansiedad en el dueño.