Restaurantes donde pueden comer solo perros

Francisco María García · 15 agosto, 2016

A la hora de salir con nuestro amigo canino, son diferentes las opciones, y muy variados los lugares donde acudir. Para no dejar siempre en casa a nuestro más fiel compañero, hay algunos restaurantes para comer donde se admiten perros y otras mascotas.

Hasta hace muy poco, únicamente los propietarios podían entrar en los restaurantes con perros guía. Sin embargo, actualmente tenemos muchos locales que permiten la entrada a los canes.

¿Dónde encontrar a restaurantes que admiten perros?

Existen diferentes páginas Webs donde es posible buscar por provincia los restaurantes que admiten perros. En ellas es posible encontrar los lugares donde ir a comer o cenar con nuestro amigo.

restaurante para perros

Algunos consejos importantes antes de acudir a un local pasan por llamar por teléfono a alguno en concreto o bien pasear por las calles y comprobar si los bares tienen un sello identificativo que señala que los perros son bienvenidos.

En este sentido, tenemos que saber que en Cataluña es donde hay más restaurantes a los que acudir con nuestra mascota. Para las vacaciones, es mayor cada vez el número de hoteles y establecimientos donde hospedarse en los que se admite la entrada de una mascota, e incluso tienen instalaciones preparadas para ellas.

Restaurantes para perros

Ahora ha nacido el primer restaurante en España con una carta exclusiva para perros. Está en el Camping Castell Mar  de Castelló d’Empúries en Girona. En el restaurante del camping  pueden compartir el espacio los canes y sus dueños, es decir personas y peludos en igualdad de condiciones. Además, para estos últimos se ha creado un menú exclusivo lleno de ricos platos.

Un restaurante muy especial en Alemania

Si tienes un perro o un gato y visitas con él Berlín, no dudes en conocer el primer restaurante especialista en comida para perros y gatos. En este establecimiento se diseñan cada día menús especiales para una buena nutrición de nuestros canes y felinos. “Treats in Pets Deli” ha sido inaugurado en Navidad y se encuentra en el exclusivo distrito de Gruenewald. Los precios son bastante económicos, ya que oscilan desde los 3 a 6 euros.

De esta forma, los propietarios de los animales pueden disfrutar de un café mientras sus mascotas degustan un plato de comida preparado especialmente para ellos. También se puede llevar el menú en una bolsa o recipientes de plástico.

El propietario de este restaurante para mascotas es David Spanier. El joven de 31 años que abrió el establecimiento, cuenta que tuvo la idea de crear el restaurante especial para perros y gatos tras de enterarse que el can de su amigo no podía digerir los alimentos para mascotas del supermercado.

Según sus propias palabras: “La comida basura es mala para los animales. Es como si yo comiera comida rápida todos los días. Puede que me guste pero es algo muy malo para la salud. La carne es de tal calidad que puede ser consumida por los seres humanos”.

Este ejemplo puede ir extendiéndose, y los dueños de perros y gatos contaremos, en un futuro, con interesantes establecimientos de comida solo para mascotas. Es una forma diferente de hacer actividades con nuestros amigos animales, que se diviertan ellos y también nosotros, por muy poco dinero.

¿Qué ocurre en la capital de España?

Autor: Daisyree Bakker
Autor: Daisyree Bakker

En la Web del Ayuntamiento de Madrid puede descargarse la Ordenanza que regula la Tenencia y Protección de Animales.

En Madrid, de forma genérica, la ley no prohíbe la entrada de animales en bares, todo depende de lo que decida el dueño del establecimiento. Sin embargo, aunque se permite la entrada y permanencia, es obligatorio que los animales estén sujetos con una cadena o correa y también con un bozal. Colaborar en las instrucciones del establecimiento hará más fácil que se extienda la permisibilidad a otros lugares.

En todos los casos es recomendable y beneficioso para todos los que tenemos perro en la ciudad el respeto, en todos los casos y en todos los lugares. En este sentido es obligatorio preguntar al entrar en un establecimiento si hay algún problema por estar ahí con nuestra mascota.

Puede ocurrir, por ejemplo, que haya alguna persona allí en ese momento que tenga alergia o miedo a los perros. En esos casos lo mejor es salir y buscar otro establecimiento.

Otra cuestión importante es no hacer quedadas en un restaurante. Se ha dado el caso de muchos establecimientos en Madrid de los que dejan entrar perros en plan informal, que no han querido figurar en Internet entre los lugares que admiten perros, para que no entren muchas personas con xN al mismo tiempo, pues ello supone un problema para el resto de clientes.