Rescatan a 31 perros que vivían en un bosque con un hombre

Alba Muñiz · 26 enero, 2016

31 perros que vivían en un bosque, junto a un hombre sin hogar, fueron rescatados por miembros de una asociación protectora de animales. El hecho ocurrió en el sureño estado norteamericano de Tennessee. Os contamos detalles de esta historia.

Cómo fue el rescate de los 31 perros que vivían en un bosque de Tennessee

Los 31 perros habían formado una manada que permanecía junto al indigente en la zona de Natchez Trace State Park. El hombre estaba viviendo “al aire libre” desde hacía 16 años. Pero, a causa de complicaciones en su salud, finalmente decidió aceptar la ayuda de algunos habitantes de la zona y dejar el bosque con la expresa condición de que sus canes no quedaran desamparados.

refugio de perros

Fue así que se convocó a Animal Rescue Corps (ARC) para que rescatara a los animales, se ocupara de atenderlos debidamente y les buscaran un hogar.

Los perros, que estaban a la intemperie, fueron trasladados, en un primer momento a un refugio de emergencia en Lebanon, una ciudad del condado de Wilson, también en Tennessee.

Un hombre y 31 perros que vivían en un bosque de Tennessee fueron rescatados del abandono. El indigente solo accedió a dejar el lugar al asegurarse de que los canes recibirían la atención adecuada.

Cómo fueron atendidos los canes

Una vez en el refugio, los animales –de variadas razas y tamaños- fueron revisados de forma exhaustiva. Se los vacunó y se los desparasitó, ya que todos tenían parásitos internos y externos.

Además, en ciertos casos, debieron recibir una atención médica específica. Por ejemplo:

  • 3 canes padecían lesiones graves en las patas
  • Otros tenían piezas dentales rotas
  • Algunos presentaban distintos tipos de laceraciones

El hombre sin hogar que les dio un lugar en su corazón a los perros abandonados

El homeless, si bien venía siendo asistido de distintas formas por algunos miembros de la comunidad, se resistía a dejar el bosque. Solo al sentirse muy enfermo accedió a abandonar el lugar, no sin antes asegurarse de que todos los perros serían también llevados a un sitio donde los cuidaran debidamente.

Fue así que ARC se comprometió a hacerse cargo de los canes hasta que todos sean ubicados en distintas organizaciones y refugios, a la espera de ser adoptados por personas que desearan darles el amor y el cuidado que estos seres se merecen.

Scotlund Haisley, presidente de ARC, destacó el gesto del hombre que no quiso dejar a los perros abandonados a su suerte y manifestó su alegría de poder ayudar para que esto ocurriera.

Cómo trabaja ARC

El Cuerpo de Rescate Animal es una asociación protectora sin fines de lucro conformada por profesionales con más de 40 años de experiencia y que se dedica principalmente a:

  • Rescatar –a gran escala- animales maltratados y víctimas de desastres naturales
  • Crear conciencia pública sobre el sufrimiento animal
  • Ofrecer capacitación para refugios, voluntarios y profesionales

Si bien, la sede de ARC se encuentra en Washington, su acción se despliega en todo el territorio de los Estados Unidos de Norteamérica. Se ocupan tanto de los animales salvajes como de los domésticos, apuntando principalmente a aquellos humanos inescrupulosos que se benefician con el abuso de estos seres inocentes.

Autor: Vicki Warwick
Autor: Vicki Warwick

Sus principales objetivos son:

  • Las “fábricas de cachorros”
  • Organizadores de peleas
  • Aquellos que utilizan animales para el entretenimiento
  • Laboratorios
  • Contrabandistas de especies exóticas
  • Animales utilizados para la agricultura

Una historia con final feliz

Integrantes de ARC señalaron que, en el caso de la historia que nos atañe, no había ninguna duda de que el hombre se preocupaba por los perros e hizo lo mejor que pudo por ellos, a pesar de que no los pudiera cuidar de la manera más adecuada.

Pero en un mundo donde se multiplica el abandono y el maltrato animal, su actitud es más que destacable, pese a las limitaciones evidentes.

Esta vez la historia tuvo un final feliz. Tanto él hombre como los perros, que estaban desamparados en un bosque, pudieron cambiar su suerte y acceder a una mejor vida.