9 razones para adoptar un gato

¿Gato o perro? Quizá te hayas visto en esta tesitura en alguna ocasión. A lo mejor te gustan más los canes pero sabes que un felino se adaptaría mejor a tu vida o viceversa. Sea que te hayas decidido o no, vamos a darte varias razones para adoptar un gato que alegre tu vida.

Eso sí, hay varias cosas con respecto a los gatos que debes tener muy claras. No son un perro, por lo que su personalidad será muy distinta y no puedes pedirles que te esperen junto a la puerta moviendo la cola o que vengan siempre que los llames.

Razones para adoptar un gato: ¿por qué un felino?

regalos solidarios para gatos abandonados

Aunque son diferentes de los perros, no significa que no vayan a ser un excelente animal de compañía. De hecho, hay algunos aspectos en los que son más sencillos que los canes y que pueden facilitarnos un poco la vida.

He aquí una lista de varias razones por las que adoptar un gato es una brillante idea:

Son cazadores

Si en tu casa en ocasiones hay bichitos o se cuela algún ratoncito, no te preocupes, tener un gato será excelente. Y es que los mininos son innatos cazadores, persiguen cualquier cosa que se mueva. Es más, aun si no los persiguen, los roedores se sienten intimidados con su mera presencia, por lo que saldrán huyendo en cuanto simplemente vean a tu nuevo amiguito.

Son ordenados

A diferencia de los perros, los gatos son ordenados y les gustan las rutinas. Harán lo mismo cada día a la misma hora y no les atacará la ansiedad que lleva a los canes por aburrimiento a destrozarte la casa. Eso no pasará con un felino.

Son limpios

Una de las razones por las que adoptar un gato es porque son limpios y no necesitarán ir a la peluquería como sucede con los perros. Ellos se lavan solitos y siempre mantienen aseado su espacio. ¡Una gran ventaja!

No hay que sacarlos

Un gato no necesita salir a pasear como un perro, por lo que es una ventaja para aquellos que trabajan muchas horas y no están demasiado tiempo en casa. Eso sí, que no necesiten salir no significa que no deban hacer ejercicio, por lo que no olvides jugar con tu felino para que ejercite sus músculos.

Saben dónde hacer sus cositas

Mientras que a los perros se necesita tiempo y esfuerzo para enseñarles dónde deben hacer sus necesidades, con un gato será tan sencillo como poner una sola vez un papelito impregnado con su orín en un arenero. Desde ese momento, él ya sabrá que ese es su sitio.

Adaptables a los espacios

Un gato es flexible y podrá estar en cualquier lugar, en alto o a ras del suelo, no importa. No se irá tropezando con nada y podrá llegar a los rincones más inhóspitos. No necesitará un espacio grande para sentirse cómodo ni tampoco para correr.

Pueden quedarse solos

En una salida de fin de semana no tendrás que preocuparte por dónde dejar a tu gato, pues ellos pueden quedarse solos teniendo comida y agua. Aunque lo mejor es que un familiar o amigo lo visite, no le pasará nada si se queda solo un par de días.

Son silenciosos

Desgraciadamente, hay muchos vecinos que se quejan por todo y cuando se tiene un perro, esto suele ser un problema. Un gato, sin embargo, es silencioso, por lo que no hará despertar los malos humos vecinales. Tampoco te molestarán con ruidos de noche, aunque es posible que te levanten con un masaje nocturno o matutino.

Son cariñosos

gato niño

Entre las razones para adoptar un gato, y a pesar de su ganada fama de independientes, hay que saber que son muy cariñosos y siempre irán a buscarte cuando necesite mimos, que será muy a menudo. Eso sí, no esperes que él haga lo mismo contigo, de ahí su fama de independientes.

¿Aún estás pensando si adoptar un felino? Como ves tras estas razones para adoptar un gato, todo son ventajas. Además, en su especie hay diferentes colores, tamaños y con distinto pelo, lo cual hace mucho más fácil la elección. No lo pienses más y adopta un felino, estamos seguros de que no te arrepentirás.

 

Categorías: Gatos Etiquetas:
Te puede gustar