En Quito, Ecuador, se exige una legislación que penalice el maltrato animal

Alba Muñiz · 7 mayo, 2016

El maltrato animal es una realidad a nivel mundial y es posible afirmar que se arrastra desde que el hombre habita este planetaPero con el avance tecnológico en las comunicaciones se está convirtiendo en un tema que, afortunadamente, tiene cada vez más visibilidad y, aunque como dice el tango, la lucha es cruel y es mucha, se han producido algunos avances para intentar revertir este verdadero flagelo.

Avances y retrocesos en la lucha cotidiana por los derechos de los animales

Fuente: www.stopalmaltratoanimal.com
Fuente: www.stopalmaltratoanimal.com

Si bien a diario nos llegan informaciones sobre los distintos tipos de maltratos a los que son sometidos los animales, también conocemos con frecuencia noticias sobre las distintas iniciativas que se promueven para luchar por la defensa de estos seres inocentes.

Latinoamérica se está convirtiendo en una región fructífera al respecto. Aunque muchas de las propuestas sobre maltrato animal trascienden porque lamentablemente ocurrieron hechos particularmente terribles, lo cierto es que con avances y retrocesos, el tema ha logrado instalarse en distintos lugares del mundo.

En Ecuador, por ejemplo, se realizó un Plantón Nacional de luto por los animales, a raíz del caso de la perra Dulce que, todo parece indicar, fue víctima de un caso de zoofilia.

Un caso de zoofilia motivó una protesta en Quito y otras ciudades de Ecuador, donde se reclamó por la puesta en vigencia de leyes que penalicen el maltrato animal.

La triste historia de Dulce

Dulce había sido rescatada en el barrio La Ecuatoriana, ubicado en el sur de Quito, por miembros de la fundación Protección Animal Ecuador (PAE).

Cuando la examinaron los veterinarios, pudieron constatar que los tejidos vaginales y rectales de la perra estaban totalmente destrozados. Pero además, la peludita –de tamaño pequeño, avanzada edad y raza mestiza- se encontraba famélica y sus huesitos se notaban apenas se la tocaba.

Los profesionales médicos decidieron entonces practicarle una eutanasia para evitarles mayores sufrimientos, ya que intentar la reconstrucción de los tejidos, en su estado, solo le hubiera ocasionado mayores dolores.

En Ecuador se busca avanzar en la legislación sobre el maltrato animal

Si bien el tema del maltrato está incluido en el Código Orgánico Integral Penal, los activistas ecuatorianos reclaman que se avance con la sanción de la Ley Orgánica de Bienestar Animal (LOBA).

En este proyecto se busca legislar más allá de las mascotas para incluir los derechos de todos los animales. Por ejemplo, se intenta regular:

  • El uso de animales en espectáculos públicos.
  • El comercio de mascotas y su exhibición para la venta.
  • La disección de animales vivos con fines de investigación.
  • La protección de la fauna silvestre que habita en las ciudades.

La iniciativa promueve, además, impulsar la adopción de mascotas previamente esterilizadas.

Qué dice la legislación vigente

El nuevo Código Orgánico Integral Penal vigente se ocupa del maltrato a los animales de compañía en dos de sus artículos.

El número 249 castiga con penas de entre 50 y 100 horas de servicio comunitario a aquellas personas que, por acción u omisión, dañen, provoquen lesiones o deterioren la integridad física de una mascota. Y, en caso del que el animal muera, se establece que el causante sea encarcelado entre 3 y 7 días.

En el artículo 250, por su parte, se legisla sobre las peleas de perros. Con penas de entre 1 semana y 10 días de prisión se castiga a aquellos que:

  • Hagan participar o entrenen canes para riñas.
  • Organicen, promocionen o programen este tipo de actividades ilegales.

Si los perros resultan mutilados, lesionados o mueren, las penas se extienden entre 2 semanas y 1 mes.

Educar para cambiar

niños con perro y gato

Además, en varias ciudades ecuatorianas, incluida la capital, están vigentes ordenanzas municipales que castigan el maltrato animal. Su aplicación es a rajatabla en algunos lugares, mientras que en otros son poco más que letra muerta. Es más, en algunos, directamente no existe ningún tipo de regulación.

También hay una reglamentación a nivel nacional sobre tenencia de perros que, tal como se desprende desde su nombre, no consideró al resto de las mascotas.

Pero más allá de las normativas que puedan perfeccionarse, se impone un cambio fundamental de paradigma que implique educar desde niños a los humanos en el respeto por los animales en particular y la naturaleza en general.