¿Qué es la equinoterapia?

20 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
El contacto con los caballos y las rutinas diarias que estos requieren pueden ayudar a muchas personas a superar sus traumas.

La terapia asistida con animales domésticos lleva empleándose mucho más tiempo de lo que podríamos llegar a pensar. Desde el siglo II, era habitual la cercanía de los animales de granja a las personas con algún tipo de problema psicológico o enfermos psiquiátricos. Dentro de esta grupo de animales, los caballos tienen una gran importancia, de ahí que naciera la equinoterapia.

La terapia asistida por caballos tiene muchas aplicaciones diferentes, pues muchos tipos de personas con una gran diversidad de dolencias pueden beneficiarse de la cercanía de estos animales.

Todas las actividades dentro de la terapia equina están reguladas por la Asociación Profesional de Equitación Terapéutica Internacional (PATH International) y llevadas a cabo por profesionales de la medicina. Si quieres saber más sobre el mundo de la equinoterapia, continúa leyendo.

¿En qué consiste la terapia asistida con caballos?

La equinoterapia tiene un objetivo muy específico: rehabilitar a personas limitadas por diversos traumas y dolencias físicas o psicológicas, siempre bajo la supervisión de un profesional médico.

Este tipo de terapia con caballos no se realiza en ningún tipo de club hípico o por entrenadores equinos. Suele ofrecerse en centros de tratamientos de adicciones, instalaciones psiquiátricas o instituciones afines, es decir, lugares donde se abordan enfermedades.

Del mismo modo, será un médico, psicoterapeuta o fisioterapeuta el que llevará el control y desarrollo del paciente durante todo el tiempo que dura la terapia. Además, es importante saber que en muy raras ocasiones la equinoterapia implica montar a caballo.

Un caballo con los ojos cerrados.

¿Quién puede beneficiarse de la equinoterapia?

La equinoterapia es válida para una gran parte de la población, desde niños a personas ancianas con problemas muy variados. Las razones más comunes por las que los terapeutas animan a sus pacientes a realizar algún tipo de terapia asistida con caballos son las siguientes.

Tratamiento de la ansiedad

Muchas personas sufren ansiedad en el mundo. Pensamientos recurrentes sobre hechos pasados y la preocupación o el miedo por el futuro son algunos síntomas de la ansiedad más vistos en terapia.

Para las personas que sufren este problema, estar con un caballo —un animal atento y muy sensible al comportamiento y las emociones— les ayuda a mediar mejor con el abordaje de los posibles peligros planteados en su mente.

Estas personas pueden sentirse identificadas con el caballo que, prácticamente, siente temor por casi todo lo que lo rodea, siempre y cuando no sea algo totalmente conocido. Los équidos, por su condición de presa, están muy atentos a su entorno y listos para reaccionar ante la menor sensación de peligro.

Trastorno de estrés postraumático y la equinoterapia

El trastorno de estrés postraumático está marcado por momentos de excitabilidad y reactividad, recuerdos repetitivos e intrusivos de la situación traumática, pesadillas y conductas de evitación. Aunque muchas personas sufren momentos traumáticos en la vida, no todo el mundo es capaz de lidiar con ellos.

Este tipo de terapias está más dirigida a niños y adolescentes que han sufrido algún tipo de abuso —físico o psicológico—. Algunos estudios realizados en pacientes con este tipo de traumas sugieren que, tras la equinoterapia, la persona presenta síntomas de estrés postraumático reducidos, respuestas emocionales menos severas al trauma y síntomas de depresión más leves.

Tratamiento de las adicciones

En el mundo mueren miles de personas como consecuencia del consumo de drogas. Por ello, la necesidad de crear terapias alternativas que ayuden a las personas a salir de la adicción está, hoy en día, en su punto más alto.

Cuando una persona se vuelve adicta, suele romper consigo misma y pierde cualquier tipo de motivación, confianza y autoestima. Del mismo modo, acaba con sus relaciones interpersonales, como son la familia o la pareja.

La equinoterapia puede ayudar a estas personas, ya que facilita la creación de un nuevo vínculo con un animal. Además, esto desarrolla un sentido de confianza a través de las interacciones con el caballo, así como una sensación de seguridad.

Equinoterapia para ayudar en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad

La equinoterapia puede resultar muy atractiva para aquellas personas que sufren TDAH, pues es una experiencia activa, dinámica y práctica. Las investigaciones han demostrado que los pacientes con este trastorno experimentan los siguientes beneficios después de la sesión:

  • Aumento de la autoestima.
  • Respeto por uno mismo.
  • Mejor manejo de rutinas.
  • Amistades menos estresantes.
  • Reducción en la agresividad.

Terapia con caballos para personas con trastorno del espectro autista

Del mismo modo que la terapia asistida con perros o la cuniterapia ayudan a las personas con algún trastorno del espectro autista, también lo hace la equinoterapia. El contacto con los animales y el vínculo que puede crearse con un ser que no exige nada —más que respeto— puede ser muy beneficioso para las personas autistas.

Los caballos dan la posibilidad a estas personas de crear un vínculo sano y fuerte con otro individuo, aunque no sea humano. Asimismo, ayudan al desarrollo de las habilidades cognitivas y del lenguaje. Por último, pueden ofrecer beneficios sensoriales si la terapia contempla el ejercicio físico que supone montar a caballo.

Qué tener en cuenta antes de recibir terapia asistida por equinos

Antes de asistir a equinoterapia, esta debe haber sido recetada o propuesta por un profesional de la salud, mucho mejor si es el médico que habitualmente trata al paciente.

Por otro lado, es importante saber que la equinoterapia tiene un coste elevado, ya que no suele entrar dentro de ningún tipo de seguro de salud privado o público. Asimismo, la persona no debe tener fobia diagnosticada a los caballos, aunque es normal que se sienta algo de miedo al principio.

Si decides asistir a equinoterapia o algún familiar decide hacerlo, se debe buscar un centro que esté certificado y avalado por la Asociación Profesional de Equitación Terapéutica Internacional. Solo esta organización asegura la validez de los tratamientos.

La mano de una persona sobre la piel de un caballo.

La equinoterapia ayuda a tratar muchas dolencias psicológicas como el abuso de sustancias, los traumas u otras enfermedades psíquicas. No obstante, siempre debe ser realizada por un especialista autorizado. La profesionalidad de las personas que se dedican a la terapia asistida con caballos es lo que la hace segura y válida.

  • Benda, W., McGibbon, N. H., & Grant, K. L. (2003). Improvements in muscle symmetry in children with cerebral palsy after equine-assisted therapy (hippotherapy). The Journal of Alternative & Complementary Medicine, 9(6), 817-825.
  • Bivens, A., Leinart, D., Klontz, B., & Klontz, T. (2007). The effectiveness of equine-assisted experiential therapy: Results of an open clinical trial. Society & Animals, 15(3), 257-267.
  • Borgi, M., Loliva, D., Cerino, S., Chiarotti, F., Venerosi, A., Bramini, M., ... & Bisacco, F. (2016). Effectiveness of a standardized equine-assisted therapy program for children with autism spectrum disorder. Journal of autism and developmental disorders, 46(1), 1-9.
  • Earles, J. L., Vernon, L. L., & Yetz, J. P. (2015). Equine‐assisted therapy for anxiety and posttraumatic stress symptoms. Journal of traumatic stress, 28(2), 149-152.
  • MacLean, B. (2011). Equine-assisted therapy. Journal of Rehabilitation Research & Development, 48(7), ix-ix.