¿Qué comen los osos?

Aunque el tamaño de los osos pueda interpretarse como una amenaza directa para el hombre, la verdad es que comen muchos alimentos y los humanos están fuera del menú.

Última actualización: 13 diciembre, 2021

Los osos son animales mundialmente conocidos por su enorme fuerza y su tamaño imponente. Sin embargo, no todos conocen los alimentos que comen estos mamíferos. Aunque pertenecen a la familia de los úrsidos, que se incluye en el orden de los carnívoros, los osos también pueden alimentarse de materia vegetal.

Estos son animales que constantemente están comiendo para soportar los largos inviernos gracias a la hibernación. Por otro lado, cuentan con dientes grandes que les ayudan a procesar los alimentos, los cuales no siempre son digeridos. A continuación conocerás todo sobre la dieta de los osos.

Alimentación de los osos

Según la especie, los osos comen diferentes alimentos en mayor o menor cantidad, pues todo depende de la proporción de energía que reporte cada gramo de materia ingerida. Como podrás imaginar, 100 gramos de salmón no brindan la misma cantidad de proteínas, carbohidratos y calorías en general que la misma cantidad de hierba.

Aunque existen diferencias notables entre las dietas de las distintas especies de osos, por lo general casi todos destinan hasta 12 horas diarias para alimentarse. Estos mamíferos son oportunistas y se adaptan a nivel alimenticio según los recursos disponibles en el hábitat.

En el caso del oso pardo (Ursus arctos) su dieta se compone de pescado como el salmón y diversos tipos de aves, frutos, conejos, anfibios y algunas hierbas. Se considera la especie de su grupo con la dieta más variada. El oso panda (Ailuropoda melanoleuca), por su parte, es muy popular por alimentarse casi exclusivamente de la planta del bambú (y en ocasiones de insectos).

El también conocido oso polar (Ursus maritimus) solo come especies animales debido a su ubicación geográfica, un ecosistema en el que escasean los vegetales. En consecuencia, su dieta se compone de belugas, morsas, peces, renos y focas. El oso malayo (Helarctos malayanus) suele comer pequeños reptiles, mamíferos y frutos.

En la variedad está la clave

Es importante recalcar que los osos son animales que aprenden cuándo y dónde pueden adquirir un determinado alimento. En el caso de los frutos estacionales (y de las especies que se exponen a ellos), los osos establecen un patrón de movimiento en torno a sus fuentes de alimentación y los periodos en que pueden conseguir el alimento.

Aunque casi todos son omnívoros (a excepción del polar), la mayoría de los osos recurren a las plantas, la corteza de los árboles y la materia vegetal en general para alimentarse, ya que son elementos abundantes y de fácil acceso. Por otro lado, se han registrado algunos casos en los que los úrsidos han cazado alces o ciervos más grandes que ellos por la falta de presas fáciles de someter.

Los osos tienen una dieta muy variada, ya que no pueden esperar a cazar para solventar sus requerimientos fisiológicos.

¿Los osos comen miel?

Algunos dibujos animados han ampliado la creencia de que los osos comen miel. Esta es completamente cierta, al menos si hablamos de las especies habitantes de bosques que comparten espacio con las abejas típicas (Apis mellifera). Sus sentidos agudizados les ayudan a encontrar los panales, los cuales contienen un material muy rico en azúcares y energía.

Estas construcciones se ubican en los árboles. Por ello, los osos rasgan las cortezas y las ramas hasta encontrar los panales con el objetivo de alimentarse de las larvas de las abejas, la miel y hasta la cera. En el proceso, comen grandes cantidades de miel, termitas, hormigas y otros invertebrados, aunque se exponen al ataque de las abejas.

¿Los osos atacan a los humanos?

Aunque los osos se alimentan de la carne de ciertos animales, los humanos no están dentro de su dieta. Cuando un úrsido ataca a una persona probablemente es debido a la invasión de su territorio o porque se ha acercado demasiado a sus crías.

En consecuencia, siempre se recomienda tomar distancia prudente ante un posible encuentro con cualquier especie de oso. Este cuidado debe aumentarse en el caso de los polares, ya que su interacción con el hombre es menor a la de otras especies y es posible que consideren al sujeto como una amenaza o presa.

Aparato digestivo de los osos

Como se indicó anteriormente, los osos son omnívoros y pueden sobrevivir alimentándose de especies vegetales o animales. En consecuencia, su aparato digestivo está adaptado para asimilar diferentes alimentos. Sin embargo, este no es tan amplio como el de los animales herbívoros o tan corto como el de los carnívoros estrictos, por lo que su intestino tiene una longitud media.

Los osos comen constantemente para conservar grasa para el invierno y se apoyan en sus dientes para desgarrar el alimento. Cuentan con grandes molares y caninos fuertes, pero carecen de dientes incisivos tan afilados como los de otros animales estrictamente carnívoros. Sin embargo, eso no significa que sus piezas bucales no puedan afectar gravemente a sus presas o partir fuertes semillas.

Los osos son animales pacientes que no se preocupan por gastar tiempo mientras comen frutas o nueces. No obstante, en ocasiones tienden a husmear en la basura de los humanos cuando no hay alimento en su hábitat natural. Esto supone un riesgo para su aparato digestivo, pues podrían consumir sustancias nocivas o tóxicas sin darse cuenta.

Como pudiste apreciar, los osos son enormes mamíferos que deben comen constantemente para mantener su tamaño y su físico en un rango óptimo durante el invierno. Son muchos los alimentos que constituyen su dieta, por lo que su permanencia en el ecosistema depende de la existencia de otras especies animales y de la conservación de plantas y árboles.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo hibernan los osos?

La hibernación de los osos es un periodo de letargia invernal que les ayuda a sobrevivir a la temporada de escasez. Descúbrelo aquí.