¿Puedes ir de compras con tu mascota?

Virginia Duque Mirón 26 junio, 2018
Si bien es cierto que muchas tiendas o centros comerciales permiten la entrada a los animales de compañía, todavía hay algún pequeño comercio que se reserva el derecho de admisión; en cualquier caso, hay que valorar si nuestro compañero está domesticado para mantener las formas

Las mascotas forman parte de nuestra vida desde tiempos inmemoriales y, aunque siempre ha existido una separación entre animales y humanos, poco a poco nuestros queridos amigos se han ido abriendo camino en muchas áreas de nuestra vida. Por ejemplo, ¿sabes que ya puedes ir de compras con tu mascota?

Sí, puedes ir de compras con tu mascota

Hace tiempo que quedaron atrás aquellos carteles en las tiendas en los que decía que no se permiten animales. Es cierto que hay ciertas tiendas, como las de alimentación, en las que por razones higiénicas comprendemos que no pueden entrar animales, pero había muchas otras en las que no entendíamos por qué.

Esto cambió gracias a muchas asociaciones sin ánimo de lucro que han luchado durante años por preservar los derechos de los animales. Gracias a ellas y al granito de arena que muchos de nosotros hayamos podido aportar, ya puedes ir de compras con tu mascota.

Los comercios y centros comerciales ya pueden permitir que las mascotas entren en tiendas de ropa, de perfumes, de joyería, de calzado y muchas más. Es por eso que cada vez es más común que veamos a personas con sus perros en los grandes centros comerciales, aun cuando estos son cerrados.

Ir de comprar con el perro

Aquellos que no son amantes de los animales han abierto un debate en el que afirman que no tiene sentido que un animal vaya de compras. Los amantes de los animales se han dado por aludidos pensando que los toman por bobos.

Es obvio que los animales no van a comprar nada, pero simplemente se trata de que estén con nosotros, de que no se queden ni se sientan solos en casa y de integrarlos en la sociedad y en el mundo real, un mundo al que también pertenecen.

Aunque las tiendas de centros comerciales que han decidido que las mascotas pueden entrar, es cierto que pequeños comercios de la calle deciden, según su criterio, si el animal puede o no entrar.

Ir de tiendas con tu mascota

Consejos para ir de compras con tu mascota

Como es obvio, el hecho de que se permita la entrada de nuestra mascota en tiendas no nos da derecho a ir de cualquier manera y no tomar ciertas precauciones o tener en cuenta varios aspectos como estos:

  • El tamaño del perro. Si tu perro es muy grande y la tienda a la que quieres entrar es pequeña o con pasillos estrechos, ¿no crees que podrías meterte en problemas? Aquí gana el sentido común sobre el llevar la razón, y el no querer estropear con nuestras actitudes lo que a otros les ha costado tanto conseguir. Por favor, sé prudente.
  • Lleva a tu perro siempre con correa. Por muy buena que sea tu mascota, podría molestar a otras personas o tirar algo sin querer. Para evitar estas situaciones, lleva siempre a tu animal con correa y mantenlo lo más cerca posible de ti. Si tiene un tamaño muy pequeño podrías meterlo en tu bolso, por ejemplo.
  • Su personalidad. Otro aspecto a tener en cuenta es la personalidad de tu perro. Todos creemos que nuestra mascota es la mejor, pero debemos ser sinceros y coherentes. ¿Intenta tu perro morder a otros a la primera de cambio? ¿Se mueve demasiado y no sabe lo que golpea? ¿Es de los que tira de la correa y no te obedece? Entonces será mejor que no vayas de compras con tu mascota.
  • Acepta un “no”. Que muchas tiendas hayan aceptado que las mascotas entren, no significa que todas estén obligadas. Si llegas a un comercio y preguntas si puedes entrar con perro, gato o lo que sea, y te dicen que no, simplemente di algo amable, sonríe y vete sin más. No ganarás nada discutiendo y, es más, no tendrás razón.

Ya puedes ir de compras con tu mascota, al igual que puedes ir a la terraza de un restaurante, a un hotel o a una peluquería, pero recuerda que los dueños de los establecimientos son los que deciden, y nuestra buena actitud podría motivar a aquellos que no lo permiten, por ahora, a cambiar de parecer. Nada se obtiene con discusiones o violencia.

Te puede gustar