¿Pueden comer kiwi los perros?

El kiwi para perros tiene beneficios y contraindicaciones que debes conocer antes de dárselo a tu mascota. Su salud puede verse comprometida si no lo haces correctamente.
¿Pueden comer kiwi los perros?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 16 junio, 2021

Compartir la comida con tu can es algo casi instintivo —especialmente cuando pone cara de no haber roto un plato en su vida—, pero se sabe que ciertos alimentos pueden ser perjudiciales para los perros domésticos. Por eso, te habrás preguntado alguna vez: ¿es bueno el kiwi para perros? ¿Pueden comerlo sin peligro?

La respuesta es afirmativa. El kiwi tiene multitud de beneficios para la salud, tanto en canes como en humanos. Sin embargo, es necesario tener en cuenta una serie de consideraciones para que no se convierta en algo perjudicial para su organismo. En las siguientes líneas, puedes informarte sobre ello.

¿Es bueno el kiwi para perros?

El kiwi para perros es apto y beneficioso, siempre que se use como premio o golosina, al igual que con otras frutas. También es bueno que el cánido tenga una variedad de vegetales en su dieta, pues de lo contrario se acentúan las contraindicaciones de cada uno de ellos.

Aprender a incluir correctamente el kiwi en la dieta canina requiere una serie de conocimientos que tienes recogidos más adelante. Por supuesto, antes que nada se debe comprobar que no existan alergias o intolerancias a esta fruta, pues de lo contrario se puede causar un problema de salud.

Beneficios y propiedades del kiwi

El kiwi tiene una larga lista de beneficios que los humanos aprovechamos en gran medida, pero esto no se puede aplicar de igual manera a los perros. No obstante, tampoco quiere decir que el kiwi para perros sea poco beneficioso, sino todo lo contrario. Te citamos algunas de sus virtudes en el mundo canino:

  • Mejora la movilidad: el kiwi contiene unos 250 miligramos de potasio en cada unidad, un nutriente altamente beneficioso para el mantenimiento de los músculos, pues interviene en la contracción muscular —junto con el calcio—.
  • Reduce el colesterol: su gran contenido en fibra soluble —2,4 gramos— favorece la reducción del colesterol en sangre, ya que al inflarse con el agua, arrastra estas moléculas junto con algunas toxinas y se eliminan por las heces.
  • Mejora la digestión: la fibra, aunque los omnívoros no podamos extraer energía de ella, sí que es beneficiosa para la flora intestinal. Favorece la absorción de nutrientes y aumenta el tamaño de las heces —lo que evita el estreñimiento—.
  • Efecto antioxidante: el kiwi contiene más del 100 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Esta, además de reforzar las defensas del organismo, tiene un papel fundamental en frenar el estrés oxidativo de las células.
  • Al reducir la cantidad de radicales libres en la sangre, la vitamina C también conforma un factor de protección contra la aparición de tumores, tal y como indican estudios científicos.

Además de todos estos beneficios, el kiwi es bajo en sodio y en grasas saturadas, por lo que es un premio saludable para tu can. Más adelante, tienes información para darle la dosis adecuada de esta fruta a tu mascota.

Un kiwi sobre un fondo blanco.

Dosis de kiwi para perros

El perro es un animal carnívoro no estricto, lo que quiere decir que su sistema digestivo tolera y se beneficia de alimentos vegetales, pero estos deben ser dosificados para no producir alteraciones. Cada can, según su tamaño y sus hábitos alimenticios, puede tolerar mejor o peor la fruta, por lo que deberás introducirla en su dieta de forma progresiva para ver cómo le sienta.

Lo idea es que el kiwi esté bien maduro —para evitar que la acidez le produzca daño estomacal al animal— y se le debe quitar la piel y las semillas antes de dárselo. Una vez veas que lo tolera sin problemas, la dosis máxima es de una rodaja al día de kiwi para perros.

Como se decía más arriba, un pedazo de kiwi a modo de golosina es beneficioso para ellos. No es bueno que el cánido del hogar lo coma todos los días, sino que debe administrarse solo de forma esporádica.

Contraindicaciones del kiwi

Cuando el perro tiene algún déficit alimenticio, el kiwi es un gran suplemento para ayudarle a recuperarse. Sin embargo, como con todo, antes de suplementar la alimentación de tu can debes consultar con un veterinario, que hará los análisis pertinentes y ajustará la dieta. Una mala dosificación del kiwi para perros puede tener las siguientes contraindicaciones:

  • Hiperkalemia: el exceso de potasio en el organismo puede ocasionar arritmias u otras alteraciones en el electrocardiograma (ECG), además de náuseas, vómitos, debilidad muscular y problemas de riñón.
  • Hipervitaminosis C: cuando el cuerpo tiene un exceso de vitamina C, el principal sistema afectado es el renal. Su acumulación en los riñones puede producir cálculos, especialmente si se administra en periodos de medicación.
  • Acidez estomacal: si no se administra bien maduro, el kiwi para perros puede producir molestias estomacales debido a su acidez. Los canes que tengan el estómago delicado no deben ingerir alimentos ácidos, pues las consecuencias pueden ir del dolor abdominal hasta la úlcera gástrica.
  • Diarreas: el gran contenido en fibra del kiwi puede ocasionar diarreas si se supera la cantidad recomendada. Recuerda que es un nutriente que el cuerpo del perro no puede asimilar.

¿El kiwi es esencial para los perros?

Si te preguntas si el kiwi para perros es necesario en la dieta, la respuesta es que no. Para los humanos, el aporte de vitamina C es esencial, ya que nuestro cuerpo no lo produce de forma natural. Los perros, en cambio, sí que lo hacen, por lo que no necesitan el aporte extra, aunque les puede venir bien.

Un perro adulto necesita un 18 % de proteínas y un 5 % de lípidos diarios en una dieta de mantenimiento. Las vitaminas, minerales y fibra deben ajustarse según el individuo.

Unos kiwis cortados por la mitad.

La intención de suplementar la alimentación de tu can para mejorar su salud es siempre buena, pero antes de tomar cualquier decisión, es muy importante conocer cómo funciona el organismo del animal. Recuerda que aplicar principios humanos al resto de especies puede desembocar en complicaciones inesperadas. Por último, ante cualquier duda, consulta con tu profesional de confianza.

Te podría interesar...
¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar?

Aprende cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar, así podrás identificar el procedimiento preciso para tu mascota.



  • Dauvergne, C. (2018). La alimentación del perro. Parkstone International.
  • Moreno, E. C., & Tavera, F. J. T. (1999). Hipersensibilidad alimentaria canina. Veterinaria México30(1), 67-77.
  • Cortadellas, O., & Fernández-del Palacio, M. J. (2012). Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad renal crónica (ERC) en el perro y el gato. Parte 2: manejo del paciente con ERC. Clínica veterinaria de pequeños animales32(4).

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.