Proyecto fotográfico pretende concienciar sobre la gran cantidad de perros abandonados

Antonia Tapia · 17 marzo, 2015

Millones de perros callejeros deambulan todos los días por las calles del mundo. La situación de estos animales es verdaderamente preocupante. Muchos son sacrificados y otros son esterilizados o castrados.  Solo una población reducida, termina en refugios de rescate para luego ser adoptados.

Aunque en los últimos años ha existido una proliferación de refugios y las organizaciones en defensa de los derechos de los animales se han multiplicado, es una realidad que todavía queda mucho por hacer. De hecho, se ha comprobado que los animales que terminan en los refugios, tienen una probabilidad del 50 por ciento de supervivencia y, de acuerdo a las estadísticas, más de la mitad de esos perros son sacrificados y sólo un porcentaje mínimo llega a ser adoptado.

En España, por ejemplo, la situación es alarmante. Según estudios,  este país,  tiene las cifras más altas de abandono de mascotas de Europa, siendo los perros los animales que más sufren este tipo de problemática.

Sin embargo, no todo está perdido y como mencionamos, a lo largo y ancho del mundo, cientos de organizaciones y personas preocupadas por este fenómeno, buscan revertir la situación. Ejemplo de ello es el proyecto encabezado por el fotógrafo húngaro Saroltan Bán, cuyo objetivo es sensibilizar y  ayudar a que  los perros encuentren un hogar.

La iniciativa

perro puerta

No cabe duda que muchas veces una imagen vale más que mil palabras. Esta premisa es algo que el artista Saroltan Bán sabe muy bien y es por eso que, hace un par de años, ha iniciado una campaña para promover la adopción de perros abandonados. Para su proyecto denominado “Help dogs with images”, Bán, busca fotografías de perros abandonados y las transforma en una verdadera obra de arte.

A través de su “fan page”, el artista, recibe diariamente cientos de imágenes de perros callejeros. Mediante la edición digital, transforma el entorno colocando diferentes escenarios o dotando de personalidad a los animales. Luego la imagen es nuevamente publicada para que ese animal pueda ser adoptado y encuentre un hogar.

La gran noticia es que después de iniciarse este proyecto, se ha logrado adoptar a cientos de perros. Pero eso no es todo. Actualmente la iniciativa también se ha hecho eco en otras partes del mundo y cientos de artistas o aficionados a la edición digital, se encuentran poniendo en práctica la idea de Bán.

En Chipre, por ejemplo, el fotógrafo Stuart Holroyd, desde el año pasado, se encuentra editando imágenes de perros en adopción. Las fotografías pertenecen a perros que han sido rescatados por un pequeño refugio, cuyo nombre es “Bay Tree Rescate”.

Holroyd quiso involucrarse en el proyecto, por lo que decidió utilizar las fotografías de los perros y editarlas recreando escenarios originales y fantásticos.  El objetivo de la iniciativa es recaudar fondos, crear conciencia y fomentar las adopciones.

Según palabras de Holroyd, “la situación de los perros callejeros en Chipre es muy mala” y “la crueldad animal ese encuentra en su punto más alto”. El artista afirma que en su país, los animales son golpeados y torturados sin ninguna razón, solo por “diversión”. Además, agrega que la situación se agrava todavía más, ya que en ese país no existen leyes contra la crueldad animal, lo que origina una mayor vulnerabilidad.

No olvidar…

perro enjaulado

El abandono de animales se combate informando, previniendo y concienciando.

Solo 1 de cada 10 perros encuentran un hogar permanente.

Cada año, aproximadamente 2,7 millones de perros y gatos, mueren debido a que los refugios se encuentran muy poblados o no existen suficientes hogares adoptivos.

En el mundo cada año, 7,6 millones de animales de compañía terminan en refugios para animales. De ellos, aproximadamente 3,9 millones son perros y 3,4 millones son gatos.

Sólo el 10% de los animales que llegan a los refugios han sido esterilizados o castrados. Esta cifra es preocupante si tenemos en cuenta que una perra no esterilizada y su descendencia, pueden tener hasta 67 mil perros. Y si hablamos de gatos, la cifra se multiplica varias veces. Una gata no esterilizada y su descendencia pueden llegar a tener hasta 420 mil gatitos.

Por lo general, los animales terminan en refugios debido a distintas razones: han sido entregados por sus propietarios, se han perdido o ha sido recogidos de la calle por agentes municipales.

La mitad de los perros que llegan a los refugios son sacrificados.