Problemas para dormir en tu mascota

Francisco María García · 3 mayo, 2018
Si consideras que tu compañero no descansa lo suficiente, puedes adoptar ciertas medidas para ayudarle a conciliar el sueño; sería positivo acostumbrarle a una rutina, mantener una temperatura adecuada y, llegado al punto, emplear fármacos prescritos por el veterinario

Los trastornos del sueño no son exclusividad de los seres humanos, sino que también afectan a los animales. Los problemas para dormir en tu mascota no deben preocuparte demasiado en un principio.

Sin embargo, es conveniente observar al animal; en caso de que el trastorno sea agudo, y sobre todo continuado, se puede consultar a un técnico veterinario.

Los animales son muy sensibles a los cambios. Las personas nuevas en el hogar o la falta de alguna, cuya presencia era habitual, suelen trastornarlos. Es necesario darles tiempo y tratarlos con serenidad y afecto; no tardarán en acostumbrarse a la nueva situación.

Es posible que los problemas para dormir en tu mascota se deban al estrés.  Los animales se estresan por el impacto de alguna experiencia o negativa; generalmente el insomnio desaparece una vez pasados dos o tres días.

Algunos factores interesantes si existen problemas para dormir en tu mascota 

Rutina y costumbres

Un asunto importante es  la rutina de la mascota. Muchas veces, los animales permanecen solos todo el día dentro de un piso; esta situación hace que estén aburridos y pasan el tiempo durmiendo.

Cuando llega el dueño, el animal ‘despierta’, se excita, se exalta y no quiere dormir; solo le interesa jugar. Si esta es la situación, los problemas para dormir en tu mascota se deben a su estilo de vida.

Horas de sueño de un perro

Estos problemas se resuelven cambiando las rutinas. Una solución consiste en llevarlo a una guardería para que se entretenga y permanezca activo; las mascotas, en especial los perros, necesitan ejercitarse. Este ejercicio tiene que estar alejado de las horas de sueño; de este modo, cuando deba dormir, estará cansado, calmado y el insomnio desaparecerá.

La temperatura ambiental 

En el invierno y en el verano extremo, el insomnio nocturno de las mascotas suele aumentar. Muchos animales son especialmente sensibles al clima; si se sospecha que este es el caso, se puede climatizar el ambiente.

En invierno, una manta abrigada en la que la mascota pueda acurrucarse es una buena aliada. Una manta térmica que caliente la zona destinada al sueño es muy útil, con las precauciones necesarias de cables y enchufes. Si el calor afecta, un ventilador o acondicionador de aire lo apaciguará.

Cuánto tiene que dormir un cachorro

La influencia de la temperatura ambiental es más notoria en los cachorros; basta acercar el cachorro al cuerpo de su dueño para que el calor le ayude a dormir. También te recomendamos envolver una tela en una bolsa de agua caliente, y recostar al cachorro en ella para que sienta la suave temperatura, lo ayudará a conciliar el sueño.

Hábitos que evitan el insomnio 

Para solucionar o evitar los problemas para dormir en tu mascota, es fundamental generar hábitos que ayuden a conciliar el sueño.  ¿Qué aspectos se tendrán en cuenta?

  • Que se acostumbre a orinar y defecar antes de la hora de dormir.
  • Darle la cena por lo menos dos horas antes de la hora del descanso. De este modo, el animal no se sentirá pesado por la comida; habrá digerido los alimentos y se dispondrá mejor para el sueño.
  • No olvidar el agua. Debe beber lo suficiente para que no padezca sed durante la noche.
  • Crear en el hogar un ambiente apacible y tranquilo que promueva la calma y el reposo. Hay animales a los que el silencio los pone nerviosos; en estos casos, ambientar con música relajante solucionará el problema. Dejarle cerca un reloj para que el animal escuche su sonido rítmico también ayudará.

¿Los problemas para dormir en tu mascota son crónicos?

 Si a pesar de haber intervenido en los factores ambientales y en los hábitos, el insomnio no desaparece, puede haber una razón de carácter médico. Hay enfermedades que causan falta de sueño en los animales.

  • El dolor provocado por una artrosis que está comenzando a desarrollarse puede hacer que el animal no duerma. Los veterinarios son, en este caso, quienes pueden solucionar el problema y medicar al animal para que no sufra.
  • La edad es otro factor a tener en cuenta. Como ocurre con los seres humanos, a más edad menos necesidad de sueño. En general, los animales mayores tienen más problemas para conciliar el sueño y duermen menos.
  • Siempre es posible acudir a los medicamentos. Hay tratamientos a base de fármacos que ayudarán al animal a descansar bien; hay que recordar que lo importante es que sea un especialista quien medique al animal.