¿Por qué los gatos amansan las mantas?

Cuando los gatos amasan las mantas están reproduciendo una conducta instintiva de su más tierna infancia: la lactancia. Aquí puedes aprender más sobre este tierno comportamiento.
¿Por qué los gatos amansan las mantas?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 03 diciembre, 2021

Cualquier persona que conviva con felinos domésticos ha visto a los gatos amasar las mantas sobre las que descansan, y no solo piezas de tela: cojines, barbas, el propio tutor o incluso el aire. Esta conducta es instintiva y primitiva y por lo general indica que el felino está a gusto.

Si has observado que tu gato amasa la manta, quizá sientas curiosidad por saber a qué se debe este comportamiento. Por eso, en este espacio tienes toda la información necesaria para comprenderlo sin problemas, además de indicaciones para reconocer una posible conducta patológica.

¿Por qué los gatos amasan las mantas?

Se llama amasar al movimiento que nos ocupa por su similitud con el tratamiento que se le da a la masa del pan: el gato presiona la manta de forma rítmica con las patas, flexionando y estirando los dedos. También es habitual que este movimiento se acompañe de ronroneos y expresiones corporales de calma.

El amasado responde a una conducta innata de los gatos: la de presionar las mamas de su madre durante la lactancia. Con este movimiento se estimulan las glándulas mamarias maternas, favoreciendo la expulsión de leche. Además, es un comportamiento que genera sensación de bienestar y tranquilidad en los cachorros.

Aunque por lo general se observa a los gatos amasar a sus tutores cuando reciben caricias y mimos, en ocasiones se les puede detectar haciéndolo en solitario. Suele ocurrir cuando están encima de algún objeto sobre el que se disponen a tumbarse, como una manta.

Un gato amasa una manta.

¿Por qué las mantas?

Cuando el amasado se dirige hacia una manta sobre la que se encuentra el gato, es señal de que el animal está preparando la superficie para tumbarse encima. Es decir, le da forma a la manta para crear un nido sobre el que descansar lo más a gusto posible.

Por otro lado, esta conducta en gatos adultos también es una técnica de marcaje, pues con el amasado impregnan la manta sobre la que se van a tumbar con su propio olor. De esta manera, señalan el lugar de descanso como suyo.

No se debe confundir el amasado de los gatos con su comportamiento de afilarse las uñas, en el que clavan sus garras intencionadamente sobre una superficie.

En ocasiones se confunde el amasado con el movimiento que hacen las hembras sin castrar cuando están listas para el apareamiento. La postura es característica, pues el gesto rítmico se hace con las patas posteriores y se eleva la cadera.

¿Debo preocuparme si mis gatos amasan las mantas?

Lo cierto es que se trata de una conducta natural que no indica patología alguna; de hecho, es un signo de que el felino se encuentra feliz y complacido. Sin embargo, sí es cierto que el amasado podría estar señalando algún trastorno del comportamiento si se acompaña de otras señales. En las siguientes líneas tienes algunos ejemplos relevantes.

Trastorno de la pica

La pica es un trastorno del comportamiento que consiste en masticar, lamer o ingerir cualquier cosa que no sea alimento. Si observas que tu felino además de amasar la manta la chupa y la mastica, quizá estés ante un trastorno de pica.

Los gatos amasan las mantas para aliviar su estrés

Puesto que el amasado es una conducta que produce satisfacción y tranquilidad en el gato, es habitual ver que los felinos lo hacen cuando se sienten estresados. Por tanto, si notas que amasa demasiado a menudo o de una forma obsesiva, es posible que el gato se encuentre en un estado de estrés y ansiedad constantes.

No sería raro que observaras otras conductas destinadas a aliviar este estado de ánimo, como acicalarse o rascarse. Los gatos son propensos a sufrir cuadros de estrés y ansiedad, pues son sensibles a los cambios en su ambiente.

Destete prematuro

Los cachorros separados de su madre antes de terminar el periodo de lactancia no tienen la oportunidad de que el comportamiento de amasado se atenúe de manera natural con el destete. De esta forma, es usual contemplar cómo estos gatitos son más propensos a amasar todo lo que cae a su alcance que aquellos que han tenido una infancia normal.

Qué hacer si tu gato amasa de forma obsesiva

Si sospechas que tu félido está sufriendo algún trastorno del comportamiento y amasar mantas es parte del problema, lo primero que se debe hacer es acudir a un profesional que descarte enfermedades físicas y emita un diagnóstico adecuado. Una vez localizado el problema y sus causas, puedes comenzar a actuar.

Cuando los gatos amasan las mantas de forma obsesiva es muy posible que acaben mascándolas e incluso tragando trozos, lo que se ha descrito antes como trastorno de pica. El mayor peligro de esta práctica es la ingestión de cuerpos extraños, que pueden causar estragos en el sistema digestivo del animal.

Lo más fácil es retirar los objetos que tu gato amasa y esconderlos hasta que pierda la obsesión con ellos. Al mismo tiempo, se le deben ofrecer alternativas adecuadas para su entretenimiento, además de pasar tiempo de calidad con él. Tu compañía será el mejor enriquecimiento que puedas darle.

Un gato bajo una manta.

No obstante, acudir a un veterinario o un etólogo felino siempre es una buena opción cuando no consigues corregir el comportamiento de pica en casa. No tengas miedo de pedir ayuda, pues en el sector servicios hay cientos de profesionales que podrán asesorarte de manera personalizada para garantizar el éxito de la terapia.

Te podría interesar...
¿Cómo evitar que tu gato trepe en tus muebles?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo evitar que tu gato trepe en tus muebles?

Si tus muebles han sufrido por las garras de tu gato intentando llegar a lugares más altos, te será útil evitar que trepe por ellos.