¿Por qué aúllan los perros?

Yamila 29 julio, 2018
Aunque algunos aluden a los mitos, lo cierto este sonido que emiten los canes es una manera de expresarse; viene de sus antepasados –los lobos– que avisaban si había peligro o comida al resto de la manada

Más allá de los mitos y las creencias populares, en este artículo te contaremos cuáles son los motivos por los cuáles aúllan los perros. De esta manera, sabrás qué le sucede a tu mascota y podrás ayudarla en lo que necesita.

Razones por las que aúllan los perros

Nada tiene que ver la luna llena ni los fantasmas. Los motivos por los que aúllan los perros son variados y en muchos casos están relacionados a su pasado salvaje. Los canes descienden de los lobos e incluso hay algunas razas nórdicas –de las más antiguas– que directamente no ladran como los demás, como es el caso del husky siberiano.

El aullido es una forma de expresarse, la más conocida entre los lobos y también usada por los canes. Para aullar, estiran el cuello hacia arriba y apuntan el hocico al cielo. Esta técnica le permite llegar más lejos en el bosque y avisar a sus compañeros sobre ciertos eventos: que hay un peligro, que han encontrado comida o que deben guarecerse.

Motivos por los que aúllan los perros

¿Es por ello que aúllan los perros? En realidad, nuestras mascotas tienen también otros motivos por los que usar ese sonido. Algunas de las razones son:

1. Para defender el territorio

Es bueno saber que solo los lobos alfa aúllan y ellos son los ‘jefes’ de la manada. Por lo tanto, si tu perro está aullando quizás se deba a que quiere demostrar que es quien manda. Algunas razas utilizan este sonido para avisar sobre la llegada de un intruso a su recinto (hogar), como voz de alarma. Esto quiere decir que aparece como instinto de supervivencia y defensa.

2. Para celebrar la unión de la manada

Tú y tu familia sois la manada para tu mascota. Por eso, cuando llegan todos a casa puede que el can aúlle de felicidad, sobre todo si ha pasado muchas horas solo. En estado salvaje, los lobos alfa aúllan celebrando la unión del clan.

3. Para demostrar dolor físico

Claro que no todo es felicidad cuando se trata del aullido. En algunos casos, los perros utilizan este sonido para expresar que algo les duele mucho, ya sea por un golpe, un corte, una herida o una indigestión. Es similar a nuestros quejidos si nos sentimos muy enfermos.

4. Para imitar otros sonidos

Quizás hayas presenciado alguna vez la siguiente experiencia: por la calle pasa una ambulancia, un coche de policía o un camión de bomberos… ¡Y tu perro comienza a aullar! Esto puede tener dos explicaciones. Por un lado, que el animal sufre con esos sonidos tan fuertes y agudos –y se está quejando– que le pone nervioso y ansioso.

Razones por las que aúllan los perros

Y por el otro, que quiere imitar lo que oye, como si se tratase de una respuesta al líder de la manada. Claro, porque no puede saber de dónde proviene el sonido y, además, porque esto despierta su ‘memoria genética’. Su reacción será la de imitar el ruido para demostrar que se encuentra cerca de quien dio esa señal de alerta.

5. Para reducir la ansiedad

Otra de las razones por las que aúllan los perros es como una manera de calmarse a sí mismos, como si fuese una canción de cuna o arrullo. El aullido ha de estar acompañado de ciertos signos corporales o acciones, como por ejemplo dar vueltas sobre sí mismo, morderse la cola o caminar de un lado hacia el otro.

6. Para apaciguar la soledad

En relación a lo anterior, también los perros pueden aullar cuando se sienten solos. Como seguro sabrás, este animal es feliz viviendo en manada o grupo. Y quedarse sin compañía es algo terrible y deprimente.

La ansiedad por separación y la tristeza por soledad lo llevan a expresarse de esa manera. Es similar a cantar cuando estamos deprimidos.

Para finalizar, no podemos dejar de lado los mitos que tratan de responder a la pregunta de por qué aúllan los perros. Algunos creen que sus sentidos más desarrollados que los del hombre les permiten identificar espíritus, almas o fantasmas. Otros afirman que presienten desastres o muertes. ¡Nada de ello está científicamente comprobado!

Te puede gustar