¿Podemos dejar que nuestro perro nos bese en la cara?

Alba Muñiz · 13 diciembre, 2016

Los canes utilizan su lengua para expresar su afecto hacia las personas y también para obtener información. Por ejemplo, saber de los estados de ánimo de sus dueños. Y si bien hay algunos peludos más efusivos que otros al manifestarnos su cariño a través de lengüetazos, la pregunta que muchos se hacen es si podemos dejar que el perro nos bese en la cara.

Distintas consideraciones sobre las consecuencias de que el perro nos bese en el rostro

Los especialistas no se ponen del todo de acuerdo en el tema de cuán peligroso o inocuo puede resultar que las mascotas pasen su lengua por el rostro de las personas.

Lo cierto es que los peludos están ajenos a este dilema, Pero en tren de demostrarnos cuánto nos quieren, usan todas las formas posibles. Entre ellas, están las lamidas en nuestra cara.

Así que, después de terminar de leer este artículo, decide tú que haces en relación a esta particular forma de expresar cariño que tienen los canes.

Los canes suelen manifestarnos su afecto de distintas formas. Una de ellos es lamiéndonos. Pero, ¿debemos permitir que nuestro perro nos bese en la cara para demostrarnos su cariño? Al respecto hay diversas posturas. Aquí te las contamos.

Un poco de contacto con los gérmenes no viene del todo mal

Autor: Sal
Autor: Sal

Por un lado, están quienes afirman que los humanos cometimos un gran error en nuestra guerra feroz contra los gérmenes.  Por eso, los perros están aquí para ayudarnos, entre otras maneras, con sus lenguas.

Según estos profesionales, un poco de mugre no viene mal. Para lanzar esta afirmación se basan en que los bebés que crecen con perros enferman menos. También tienen una posibilidad menor de desarrollar alergias cuando lleguen a la edad adulta.

La exposición de los niños a las bacterias y otros microorganismos que puede traer el perro de, por ejemplo, sus paseos exploratorios, hacen que su sistema inmunológico sea más fuerte.

Bacterias presentes en la saliva de los peludos

Del otro lado están los que despliegan el listado de los riesgos a los que nos sometemos si dejamos que nuestro perro nos bese en la cara.

Pensa un momento por dónde anduvo hurgando tu mascota. Quizá no quieras saber nada con que utilice su lengua para demostrarte su afecto. Pero además, está el tema de lo que naturalmente contiene su saliva.

Si bien la mayor parte de las enfermedades infecciosas que padecen los peludos no se transmiten a los humanos, también hay algunas zoonosis. Entre las bacterias que pueden estar presentes en la saliva o en las heces de los peludos, y que pueden enfermarnos, se encuentran:

  • Salmonella
  • Clostridium
  • E. coli
  • Campylobacter
  • Pasteurella multocida

Todo en su justa medida

En la búsqueda de un término medio están otos. Son los que afirman que si bien el perro puede llegar a contagiarnos algunas enfermedades a través de sus lamidas, es algo que se evita con facilidad. Se trata, sencillamente, de que mantengamos prácticas de higiene apropiadas.

Y es que si te lavas las manos o la cara de forma adecuada, es muy poco probable que el peludo te contagie alguna infección bacteriana.

Sin embargo, deberían tener especial cuidado las personas con sus sistemas inmunológicos debilitados. Es el caso de, por ejemplo, gente que esté recibiendo quimioterapia o que esté infectada con el virus VIH.

¿Y a ti te gusta que tu peludo te lama la cara?

perro quiere lamer la cara de una niña

Además, si cuidamos bien a los animales domésticos es difícil que nos transmitan algún tipo de enfermedad. Y este riesgo es aún menor si vivimos en ambientes urbanos.

Por eso es importante que:

  • Lleves a tu peludo al veterinario de forma periódica.
  • Lo desparasites según las indicaciones del profesional.
  • Cumplas con el calendario de vacunación.

Después está el tema de cuánto te guste o no a ti que tu perro utilice su lengua para manifestarte su afecto. Pero esa cuestión deberás resolverla con tu amigo de cuatro patas y miembro no humano de la familia.