El Pitbull que fue rescatado de un cubo de basura

Virginia Duque Mirón 25 noviembre, 2015

Cuando escuchamos Pitbull nos viene a la cabeza la idea de un perro peligroso. Pero esto tan solo es uno de los mitos que las personas han creado y que llenan la mente de los demás de prejuicios. Los Pitbull pueden ser tanto o más amorosos que cualquier otro perro y hoy te contaremos una historia que te lo demostrará.

Ninguna raza está exenta de sufrir el maltrato y el abandono, por eso se han creado organizaciones que se dedican a intentar evitar que esto suceda. Aquí te contamos una historia que te conmoverá el corazón.

En busca del Pitbull abandonado

american pitbull terrier 2

La forma más común de abandonar a un animal es junto a los contenedores de basura. Al principio, esto se hacía con la idea de que como los basureros tenían que venir, de ese modo serían conscientes de que el animal estaba ahí.

A mí siempre me ha parecido una metáfora que dejaba ver cómo consideraban a los perros estos seres despiadados que los abandonaban. Estaban equivocados, los perros no son basura, el corazón de los que los abandonan sí.

Las organizaciones dedicadas a la protección de animales saben de este método, por eso, de vez en cuando empiezan a recorrer las calles de las ciudades y a pararse en los contenedores para ver si hay algún animal abandonado. Cuando los encuentran, por norma general, suele ser en cajas de cartón al lado del contenedor.

Llantos en el interior de un contenedor

Pero un día, buscando una de esas cajas, vieron que no había nada fuera, aunque pronto empezaron a escuchar unos llantos caninos que venían del interior del contenedor. Rápidamente alguien se metió en el maloliente cubo sin pensarlo para descubrir quién lloraba.

Eran dos cachorros indefensos de Pitbull que no solo los habían abandonado, sino que quien lo hizo quería que murieran. Los tiró dentro del contenedor cual basura se tratara. Los había envuelto en bolsas de plástico y luego los metió en cajas. Si no se asfixiaban pronto, cuando el contenedor volcara sobre la basura y les cayera más basura encima, morirían. La persona que lo hizo se debe morir de vergüenza al leer esta historia en la red.

El rescate del Pitbull

Pronto sacaron a los dos perritos del contenedor y los llevaron al centro de cuidados de la organización. Desgraciadamente, uno de los cahorros no sobrevivió. Al otro lo llamaron Scratchy.

Cuando llegó al centro el Pitbull Scratchy estaba en los huesos, sucio y con infecciones. Pero esto no logró evitar que una de las cuidadoras se enamorara de él. No podía quedarse sentada a esperar que alguien viniera a adoptarlo. Este Pitbull necesitaba atención, amor y cariño de forma urgente, y esta cuidadora, Anne Marie, estaba dispuesta a dárselos.

Scratchy pasó varios días en el centro, esperando a recuperarse y que pronto alguien lo adoptara. Cuando se hubo recuperado, ya no tenía infecciones, ni heridas, su pelo brillaba y su peso aumentaba, Anne Marie pensó que no era buena idea dejarlo en el centro a esperar que alguien lo quisiera. ¡Ella ya lo amaba!

Ella sabía que Scratchy necesitaba mucho amor y un hogar. El centro solo era un lugar de transición. Anne Marie pensó que se lo podía llevar a casa unos días hasta que alguien quisiera adoptarlo. Pero, Anne Marie desechó esa idea pronto.

La llegada de Scratchy

pitbull hombre

Scratchy se hizo muy pronto a su nuevo hogar y todos en la casa estaba felices con la llegada de un perro tan bello. Hasta los vecinitos del barrio de Anne Marie venían al jardín cada día después del colegio para jugar con él. Scratchy es un perro dulce, amoroso y leal que ha dado a Anne Marie más de lo que ella ha podido darle, según ella explicó.

“Al leer mi historia con Scratchy, muchos creerán que le ayudé, que le salvé la vida. Lo cierto es que ha sido él quien me ha ayudado y ha salvado mi vida. Ha convertido mi vida solitaria en una llena de amor y alegría”.

¿Sigues pensando que los Pitbull son peligrosos?

Como ves, los animales abandonados son muy agradecidos y te amarán hasta la muerte, dándote las gracias cada día por el amor y la bondad que les demostraste.

Por favor, no abandones, y si ves un perro abandonado, ayúdale.

Te puede gustar