Cientos de perros son abandonados por feligreses en basílica

Alba Muñiz 28 diciembre, 2016

Cada 12 de diciembre, los feligreses peregrinan a pie a la Basílica de Guadalupe, en México. A algunos los acompañan sus canes y otros peludos, además, se van sumando en el camino. Pero a la hora del regreso, muchos perros son abandonados y quedan a la deriva en los alrededores del templo.

Conoce cómo los perros son abandonados en la Basílica de Guadalupe

perros-son-abandonados-2
Fuente: www.excelsior.com.mx

Para conmemorar las apariciones de la Virgen al indígena Juan Diego, en 1531, gran cantidad de personas se acercan caminando desde distintos lugares del país hasta las faldas del cerro del Tepeyac, en el norte de la capital mexicana.

Lamentablemente, a los feligreses se unen perros, propios y ajenos, que en la mayoría de los casos no retornan a sus hogares cuando los peregrinos encaran el regreso, por lo general en buses.

Es allí cuando deben entrar en acción las organizaciones que defienden a las mascotas. Es el caso de la Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales (Amedea), que realiza el rescate de los canes. Los peludos son trasladados temporalmente a un albergue cercano a la basílica.

En el refugio, los peludos son cuidados y esterilizados. Así quedan a la espera de ser adoptados y tener una segunda oportunidad con personas responsables.

Cada año, durante la peregrinación a pie a la Basílica de Guadalupe, en México, muchos perros son abandonados. Se trata de animales que acompañan a los feligreses hasta las faldas del cerro del Tepeyac.

Un hogar permanente para los canes “peregrinos”

Este año, los activistas pidieron la colaboración de las autoridades de la Basílica para que exhortaran a sus fieles a no fomentar el abandono de los canes. Y también para que les pidan que no permitan que los animales los sigan. Es que, en muchos casos, los peludos se unen a la peregrinación porque los participantes les dan comida.

Por otra parte, los responsables de Amedea esperan poder contar, a la brevedad, con un espacio en la zona de Ajusco, en el extremo sudoeste de la Ciudad de México.

La idea es utilizar el lugar para que los perros que son abandonados durante esta masiva manifestación de fe dispongan de un espacio permanente. Pero también recibirán allí a otros animales víctimas de distintos tipos de maltrato.

Diego, el primer can rescatado en los alrededores del santuario

En la última peregrinación, el primer peludo rescatado fue bautizado como Diego, en honor al santo Juan Diego.

Según la tradición oral mexicana, y de acuerdo a la información existente en distintos documentos históricos del Vaticano, se estima que la Virgen María se apareció en cuatro ocasiones al indio San Juan Diego Cuauhtlatoatzin en el cerro del Tepeyac. Y que, en una quinta ocasión, se manifestó frente a su tío, Juan Bernardino.

Los hechos ocurrieron en 1531, diez años después de la caída de Tenochtitlan en manos de los conquistadores españoles.

El busca del verdadero espíritu cristiano

perros-son-abandonados-3
Fuente: www.excelsior.com.mx

La Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe fue levantada entre 1974 y 1976, después que la construcción original, realizada en el siglo XVI, se volvió peligrosa al hundirse sus cimientos.

Ideado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, el templo tiene un diseño circular. De esta manera, la imagen original de la Virgen de Guadalupe puede ser vista desde cualquier punto de la iglesia. En su interior, llega a albergar a 10 mil personas.

La Basílica es el segundo recinto mariano más visitado del mundo. Solo lo supera la Basílica de San Pedro. Al santuario se acercan cada año unos veinte millones de peregrinos. Casi la mitad de ellos concurren el día en que se festeja a la Virgen María de Guadalupe o en fechas cercanas.

Sería fantástico -como canta Serrat- que el espíritu cristiano de estos feligreses se manifestara también con los perros. Muchos parecen olvidar que los animales también son criaturas de Dios.

Fuente de las fotos: www.excelsior.com.mx

Te puede gustar