Los perros también pueden detectar la diabetes

Hemos escrito varios artículos en los que te contamos que los animales son capaces de detectar enfermedades como el cáncer. Hoy te hablamos de un nuevo descubrimiento. Los perros pueden detectar la diabetes también.

Cada vez más son los perros de asistencia. Desde que se implantaron los perros guía, se fueron conociendo las diferentes habilidades que nuestros amigos caninos tienen. Ahí se descubrió todo su potencial para usarlo en nuestro beneficio.

¿Qué es exactamente la diabetes?

perro-protector-de-mujeres

La diabetes es un trastorno metabólico ocasionado por un exceso de azúcar en sangre. Dicho trastorno puede llegar a afectar con el tiempo a otros órganos del cuerpo. En los riñones, la vista o lo vasos sanguíneos puede llegar incluso a ocasionar enfermedades cardíacas.

Los síntomas principales son el exceso de orina, el aumento de apetito, el incremento de sed y una pérdida de peso aparente. Una subida de azúcar puede llevar al enfermo incluso a la muerte. Por eso determinar a tiempo esta afección podría salvarle la vida.

Ahí es donde juegan un importante papel nuestros amigos los perros. Que puedan detectar la diabetes es una gran habilidad.

¿Qué es lo que detectan los perros con relación a la diabetes?

Del mismo modo que en el caso del cáncer, se cree que su detallado sistema olfativo puede jugar un papel importante en la detección. En este caso no se sabe si es exactamente el olor u otra cosa lo que hace determinar al perro que su dueño va a tener una subida de azúcar.

Lo que sí se ha comprobado es el grado de acierto que estos animales tienen. Ronda el 98%, una cifra estimada muy alta que nos da la confianza de que un perro de asistencia de este tipo puede ayudarnos en sumo grado.

Entrenamiento de perros de asistencia para ayuda a los enfermos con diabetes

En España hay 14 perros ya entrenado para este fin, pocos en comparación con otras categorías. Sin embargo, los buenos resultados podrán hacer posible que en el futuro hayan más.

El entrenamiento se alarga aproximadamente por un año. A estos perros se les entrena no solo para detectar subidas de azúcar sino también bajadas. Estas últimas son las primeras en enseñarse por dos razones: son más difíciles de detectar y son más peligrosas para el dueño.

Los perros son examinados genéticamente para saber si tienen las aptitudes necesarias. Aunque se ha llegado a la conclusión de que los mejores canes para este asunto son los Jack Terrier. Aunque cualquier peludo podría servir si tiene las aptitudes que se necesitan. Pero se aconseja que no se lleve a cualquier canino a ser entrenado, sino que la persona interesada se deje aconsejar por el centro.

La forma en que se entrena a estos perros es que ellos no ladran por ningún motivo que no esté relacionado con la enfermedad del dueño. Es decir, un can entrenado para detectar la diabetes solo ladrará cuando sienta que su amo va a tener una subida o una bajada.

Esto lo hará con tiempo suficiente para que el dueño pueda medirse el nivel de azúcar en sangre. Así sabrá si es una subida o bajada y actuará en consecuencia.

Cini, una de las perritas entrenadas para detectar la diabetes

que tu perro acuda a tu llamado

Cini es la perrita de una chica de 19 años llamada Lidia que sufre diabetes desde que tiene 5 años. Fue un trago muy duro adaptarse a esa vida, con una compañera desagradable que la haría tener subidas y bajas de azúcar por siempre.

Al principio no entendía qué debía hacer ni cómo hacerlo y su vida se estaba convirtiendo en un infierno. Poco a poco se acostumbró a vivir con ello, y entonces llegó Cini, su salvavidas y su fiel amiga.

Cini fue la primera perrita en ser entrenada para este fin en España. Solo ladra en caso de que sepa que Lidia va a tener una subida o bajada. Según Lidia, Cini no tiene margen de error, siempre que ladra es porque algo sucede.

Según Lidia, Cini es su seguro de vida y lo que le da tranquilidad. Antes tenía miedo de quedarse sola en casa e incluso le costaba dormir por miedo a que algo pasara y no tener tiempo para actuar. Esos miedos desaparecieron desde que Cini llegó a su vida.

¡Bravo por estos animales dispuestos a ser abnegados y sacrificados a cambio de nada por ayudar a aquellos que más lo necesitan!

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar