¿Por qué a los perros les encanta rodar en la hierba?

28 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Si te has preguntado por qué a los perros les encanta rodar en la hierba, las razones son diversas. Algunos expertos sugieren razones genéticas o de comunicación animal. Sigue leyendo para descubrir un poco más sobre este curioso comportamiento.

¿Alguna vez te has preguntado por qué a tu perro le gusta rodar en la hierba? A veces, parece que se lo está pasando bien, mientras que en otras ocasiones parece que está tratando de quitarse algo.

Cuidadores y expertos en comportamiento animal han sugerido que el hábito de rodar en la hierba puede que sea hereditario. De acuerdo con los investigadores del Wolf Park en Indiana, Estados Unidos, los lobos tienden a rodar sobre olores que encuentran interesantes.

A su regreso, la manada lo saluda y, durante el saludo, investiga a fondo el olor. Más allá de la genética de tu cachorro, rodar en la hierba puede deberse a diversas razones. En este artículo explicaremos algunas de las más comunes en los perros domésticos.

Rodar en la hierba para deshacerse de molestias en el pelaje

La verdad es que el rodar en la hierba, probablemente, cumple varias funciones. Es muy posible que sea una forma de deshacerse de cualquier tipo de basura incómoda o que genere picazón. Estas basurillas pueden estar adheridas a la espalda de tu perro, como tierra, savia de pino y excrementos de aves… ¡A veces, las aves tienen muy buena puntería!.

Perro rueda en la hierba

La necesidad de tu perro de rodar en la hierba también puede ser un indicio de un problema de salud que está causando picazón. Esto puede incluir problemas como alergias en la piel o picaduras de pulgas y garrapatas. Haz que un veterinario examine a tu perro para identificar la causa subyacente. Además, te sugerimos comenzar un régimen preventivo contra pulgas y garrapatas.

Rodar en la hierba para transmitir olores

Otra razón por la que a tu perro le gusta rodar en la hierba puede ser porque hay un olor específico que ha detectado en un parche de hierba en particular. Algunos depredadores, y los perros son una especie depredadora, les gusta rodar en ciertos olores.

La especulación detrás de este comportamiento particular es que el nuevo olor ayuda a disimular el olor de su presa. Por ejemplo, un lobo o coyote puede rodar sobre un parche de hierba que un conejo ha impregnado, para cubrirse efectivamente con el aroma de su presa. Los investigadores creen que esto puede permitir que el lobo o el coyote se acerquen a su presa, lo que garantiza una caza más exitosa.

Perro rodando en la hierba

La superioridad olfativa de los perros

Un perro tiene más de 220 millones de receptores olfativos en la nariz frente a los 5 millones de receptores para humanos, según el Dr. Julio Correa, profesor asociado de Ciencias de Alimentos y Animales en la Universidad de Alabama.

De acuerdo con una revisión comparativa de las capacidades olfativas de los humanos y los animales, respalda la idea de que los mamíferos como el perro y la rata son más sensibles a los odorantes que los humanos y parecen ser mejores para discriminar entre diferentes concentraciones de un odorante.

La noción de que la sensibilidad olfativa del perro es mejor que la de los humanos está respaldada por informes en los que los mismos investigadores compararon perros y humanos. En 1984, Krestel y col., por ejemplo, informaron que los perros (beagles) son aproximadamente 300 veces más sensibles que los humanos a algunos olores específicos.

Rodar en la hierba, ¿relajación o irritación dermatológica?

Finalmente, puede que a tu perro le guste rodar en la hierba porque se siente bien: encontrar un área suave para recostar su cuerpo y estirarse, también para rascarse la espalda y tomar el sol.

Considera cuán relajado o intenso es el comportamiento de tu can al rodar en la hierba. Un giro lento y relajado de un lado a otro con las piernas levantadas en el aire puede ser una indicación de su salud emocional y su estado mental.

Frotar su cara, cuello o espalda con más energía o fuerza puede significar que se está arreglando un poco o que está reaccionando a un olor. Sin embargo, si su comportamiento es muy intenso o repetitivo o dura mucho tiempo, debes consultar a tu veterinario en caso de que sea una señal de que algo podría estar irritándolo, como una afección dermatológica subyacente.

  • Bjone, S., Brown, W., & Price, I. (2007). Grass eating patterns in the domestic dog, Canis familiaris. Recent Advances in Animal Nutrition, 16, 45–49.
  • Walker, J. C., & Jennings, R. A. (1991). Comparison of Odor Perception in Humans and Animals. The Human Sense of Smell, 261–280. doi:10.1007/978-3-642-76223-9_13
  • Bjone, S., Brown, W., & Price, I. (2007). Grass eating patterns in the domestic dog, Canis familiaris. Recent Advances in Animal Nutrition, 16, 45–49.