Perros buscan minas y salvan a la gente en Sudán

Demasiados años de guerras civiles en Sudán dejaron buena parte de su territorio sembrado de minas, que continúan causando víctimas inocentes a diario. Es por eso que, una vez, más el hombre recurrrió a su gran amigo, el perro, para poder solucionar este grave problema.

Utilización de canes para detectar minas terrestres

perro policia

Desde 2008, y por iniciativa del veterinario y entrenador Muiz Ali Taha, gran cantidad de perros buscan minas en el país africano valiéndose de su gran olfato.

El profesional, que había trabajado en el Departamento de Comunicaciones de la Oficina de Acción contra las minas de Naciones Unidas, advirtió enseguida que los canes podían ser de gran utilidad para terminar con este flagelo que afecta a su país.

Fue así que, en 2006, viajó a Sudáfrica para seleccionar a los animales más cualificados para esta tarea y comenzar de inmediato su entrenamiento.

Desde entonces, los canes son adiestrados alrededor de 6 meses en la base militar de Al-Elafoon, en las afueras de Jartum, la capital sudanesa. Luego, comienzan su tarea en las áreas asignadas, siempre conducidos por un guía.

Los perros, gracias a su gran olfato, están logrando acabar con el drama de las minas terrestres en Sudán, que se cobró más de 2.000 víctimas inocentes solo en la última década.

Cómo trabajan los perros que buscan minas en Sudán

Cuando el can detecta una mina terrestre, empieza a olfatear alrededor de un punto fijo y luego se sienta. Es la señal para que su acompañante humano coloque una bandera roja en el lugar señalado.

Algunos perros son tan eficaces en este trabajo que pueden llegar a “limpiar” una superficie de 1200 metros cuadrados en solo 2 horas. Cuando termina el reconocimiento y marcado de la zona asignada, es el momento de que un desminador se encargue de retirar y detonar las minas.

La detección de minas, una forma de salvar vidas a diario

El problema de las minas terrestres en Sudán se remonta a la Segunda Guerra Mundial pero, sin duda, se vio incrementado por las dos extensas guerras civiles que asolaron al país.

El número de víctimas por explosiones de minas se eleva a 2.000 tan solo en la última década. Lamentablemente, muchos de los muertos, heridos y mutilados son niños.

Pero el tema de las minas terrestres también trae grandes inconvenientes a la economía sudanesa, sobre todo, por el incremento de costes y tiempos en el transporte y el desaliento que la situación provoca en los inversionistas.

La capacidad olfativa de los canes

El olfato es el sentido que más desarrollado tienen los perros. Se estima que poseen una capacidad olfativa entre 10.000 y 100.000 veces más potente que la de los seres humanos.

Esto se debe a que, mientras las personas contamos con alrededor de 5 millones de células olfativas en la nariz, los canes tienen entre 200 y 300 millones.

Otra particularidad que contribuye al superior olfato de los peludos es que, en su nariz, el aire inhalado y exhalado no se mezcla. Pero además, el área cerebral dedicada a este sentido, es 40 veces mayor que la nuestra.

El olfato del perro como herramienta

labrador

El sentido del olfato del perro está tan desarrollado que, el hombre, ha sabido valerse de él para distintas tareas, además de la detección de minas. Por ejemplo:

  • Rastreo de personas y de objetos perdidos
  • Detección de explosivos, drogas, escapes de gas, etc.
  • Búsqueda de sobrevivientes o de cadáveres bajo los escombros
  • actividad cinegética

Entre las razas de canes que poseen un sentido del olfato más desarrollado podemos señalar:

Una tarea irremplazable

La labor de estos animales en Sudán, que ha preservado la vida de mucha gente, parece ser irremplazable.

“Confío más en el trabajo de un perro que en el de una máquina de limpieza de minas”, declaró, por ejemplo, uno de los guías que trabaja cotidianamente con los canes.

Lo cierto es que los canes continúan incansablemente con la loable tarea de salvar vidas humanas y no dejan de demostrarnos que son nuestros mejores amigos.

Categorías: Noticias Etiquetas:
Te puede gustar